Archivo de la etiqueta: Volver Al Futuro

Señor Spot: Publicidad y Viñetas (Parte 2)

Publicidad y Viñetas (Parte 2)
Por Juan Francisco Ugarte

¿Se han fijado cuando cierto personaje toma demasiado Coca Cola? ¿O cuando Bond conduce un Aston Martin distinto en cada película (bueno, las de Pierce Brosnan usaba BMW, pero me atengo a lo clásico y lo posteriori, si tomamos en cuenta al nuevo Bond)?

Eso es placement.

Daré el mejor de los ejemplos con una de mis películas favoritas, la trilogía de Volver al Futuro, acá veremos los mejores ejemplos al respecto:

Sigue leyendo

Anuncios

Convidado de Piedra: María Pastora Sandoval

Convidado de Piedra
Invitada: María Pastora Sandoval

Blog:
e-identidad

Este tipo de selecciones, como la de elegir favoritos, son cosas de las que por lo general no hago inventario, pero atendiendo a la invitación de “El Kiosco” me detengo un segundo para pensar sobre mi selección.

Es muy difícil elegir sólo un par de muchas cosas que a uno le gustan. A veces uno siente que quedan afuera injustamente algunas.

Gracias por la invitación! Acá vamos.

Dos libros:

El Economista Camuflado

¿Les ha pasado que un libro “les da vuelta la cabeza”? Eso me pasó a mí con El Economista Camuflado de Tim Harford. A medida que uno lo va leyendo, va dándose cuenta de cosas que a uno le eran desconocidas.

Cuando supe de la existencia del libro le comenté a mi marido que me gustaría leerlo y un día me lo trajo de regalo. No había podido leerlo, puesto que estaba haciendo mi tesis y mis lecturas se reducían al periodismo ciudadano.

Comencé a leerlo (lo juro) un día dándome un baño de espuma, me sentía casi como Huge Hefner jeje… en fin, el tema es que se me enfrió el agua y ya tenía los dedos arrugadísimos, pero no podía parar de leer.

Muchas cosas me sorprendieron, por ejemplo, la forma en la que los supermercados ordenan la mercadería para que uno no pueda comparar precios, o mantiene “feos” los envases de los productos propios para beneficiar la venta de los productos más caros.

También relata que el precio de un café en Starbucks u otros famosillos, se fija más que nada por la ubicación del lugar más que por los ingredientes del café. Si hay una cafetería a la salida del metro y nos queda de paso al trabajo, lo más probable es que no caminemos dos cuadras para encontrar un café más barato, en beneficio del tiempo.

Quiero releer el libro para no perderme detalle. Realmente me cautivó.

Los Últimos Días de La Prensa

Para una Navidad, años atrás, me regalaron el libro de Jaime Bayly “Los Últimos Días de la Prensa”. Comencé a leerlo después del Año Nuevo y la verdad es que, al menos para mí, es de esos libros que uno lee compulsivamente.

Juro que pasaba noches sin dormir para saber qué pasaba en el libro. Cuando me vencía el sueño dormía lo suficiente para seguir leyendo.

El libro me lo regalaron porque yo era fanática de Jaime Bayly como entrevistador. Él tenía un programa en el que entrevistaba a grandes personalidades en el canal CBS Telenoticias, y a mí me encantaba. En esa época, el periodista no era conocido (al menos acá en Chile) por sus polémicas faranduleras, sino por ser “el niño terrible” del periodismo.

La historia que cuenta es excelente y creo que me gustó más aún que fuera el relato ficticio de un medio de comunicación (relacionado con mi profesión), el que estaba en decadencia. El protagonista es un joven de 15 años que entra como aprendiz a “La Prensa”, un diario que, como los de antes, formaba a los periodistas “a la patada y el combo”, sin universidad, sólo con la experiencia.

Debo confesar que algunos pasajes del libro me incomodaron un poco, soy un poco “cartucha” para las “escenas de sexo” y esas cosas jeje… En todo caso, Bayly no tiene presente el tema de la homosexualidad en su increíble relato.

La tapa del libro corresponde a la versión que me regalaron. Las nuevas versiones son diferentes.

Dos Discos:

Circo Beat – Fito Paez

Este disco marca el fin de mi época de colegio (egresé en 1995) y el comienzo de mi vida universitaria en Córdoba, Argentina, el año 1996 (comentarios como “uuuhhh” están permitidos :P).

En esa época, me fui de La Rioja a Córdoba a estudiar, sin mi familia. El primer semestre viví sola, y el segundo, con una estudiante de medicina.

Fue un tiempo difícil en varios aspectos, por lo que escuchar esta producción de Fito era un oasis. La cantaba de principio a fin a todo volumen.

A Paez lo conocí hace muchos años, antes de que internacionalizara su carrera, puesto que mi mamá nos trajo un cassette (¡nótese!) de él, “Giros”, y desde ahí lo seguimos, como así también nos pasó con Alejandro Lerner.

La música de Fito Paez me encanta, no creo haber escuchado una canción de él que no me guste. En La Rioja tuve un programa de radio en III y IV Medio, y siempre quise usar “Mariposa Technicolor” de cortina musical y no me dejaron… después la usó Tinelli y se identificó la canción con el término de cada emisión de su programa.

Provócame – Chayanne

Cuando cumplí 15 años mi papá me hizo un regalo que casi me muero cuando lo recibo: un reproductor de CD (sí, “uuuh” de nuevo :P).

En esa época estaban recién en introducción los Compact Disc, eran toda una novedad. Sabiendo que a mí me encantan Los Beatles, mi papá me regaló la colección completa de sus álbumes y el reproductor.

Provócame de Chayanne fue el primer CD que yo me compré por mis propios medios. No dejé de escucharlo por mucho tiempo y después lo perdí por las estupideces que hace uno en la vida…

Lo elegí también porque con mi actual marido nos dejamos de ver por muchos años cuando éramos “jóvenes” y él se acordaba de mí con la canción que da nombre a la producción.

Por supuesto, me encantan todas las canciones Chayanne, aunque durante un tiempo dejé de seguir sus novedades.

Dos películas:

Perdidos en Tokio

Esta película encierra muchos factores que me encantan.En primer lugar, quienes me conocen saben que me encanta oriente y más aún después de haber conocido Corea del Sur. Me encantaría conocer Japón y veo que “Perdidos en Tokio” muestra cómo vemos los occidentales la ciudad donde transcurren los hechos.

Aparte de mi afición por Asia, otro de los aspectos que me cautiva de esta película es ese dejo de soledad que supongo que más de alguien ha sentido. Esa melancolía que te hace un nudo en la garganta es algo que esta película me produce. Al menos yo me siento identificada con ese sentimiento que por años sufrí y que ahora es un recuerdo que me sobrecoge.

En una escena, Scarlett Johansson llora amargamente mirando por la ventana. Muchas veces lloré así, cuando estaba sumida en la tristeza y la soledad que, gracias a Dios, son parte del pasado.

Además, creo que un aspecto notable es aquel “chinito” que hace un programa de televisión muy “kitsch”. Es una onda que también me encanta y, además, creo que quiebra completamente ese sentimiento de tristeza que me daba la película.

Por último, ésta fue la primera película que vimos con mi actual marido cuando nos reencontramos después de muchos años.

Volver al Futuro (saga)

Hay contadas películas que he visto más de una vez y la saga de “Volver al Futuro” es una de aquellas excepciones que no me cansaría nunca de ver.

La película siempre me gustó, pero mi fanatismo comenzó cuando supe que un amigo se sabía algunos parlamentos de la película de memoria. Con él comencé a rendirle culto a la película y cuando fui a Hollywood le traje una miniatura del De Lorean (el auto que usan en la película como máquina del tiempo). El Leo, mi amigo, casi enloqueció jajaja. Me arrepiento de no aberme traído una para mí.

En fin, realmente lamento tanto que la salud de Michael J. Fox esté deteriorada… sus películas siempre me han encantado (como por ejemplo “El Secreto de mi Éxito”).

La canción de Huey Lewis and the News “The Power of Love” es de lo más ochentera que hay, también me gusta mucho.

La historia de la película me encanta, los detalles, las ambientaciones, los diálogos, las situaciones… el “perno” que se redime (el papá de Mc Fly pasa de ser el hazmerreír a un escritor exitoso), el científico loco y solitario que finalmente se enamora y eso lo hace ir en contra de las propias leyes que él defiende, para no crear una “paradoja” en el tiempo.

Afortunadamente, encontré una de las escenas que más me gusta: Marty encuentra al Doctor Brown en 1955 y trata de convencerlo de que él viene del futuro conectando la cámara de video al TV del científico para mostrarle imágenes de 1985. Ahí se ve cuando dejan evidencia de la existencia del De Lorean como máquina del tiempo.

Lamentablemente, en el video que encontré en YouTube no está un diálogo anterior, de la misma escena, que me encanta: el “Doc” no le cree a Marty y le pregunta quién es el presidente de Estados Unidos en 1985, y el joven le responde que Ronald Reagan. El científico se larga a reír, puesto que Reagan en los 50 era conocido como actor y no como político. Entonces, el doctor Brown le dice, irónicamente, si el vicepresidente no es de casualidad Jerry Lewis.

Pero luego, cuando Marty le muestra el video, el científico razona que si los políticos salen en televisión en el futuro, es por eso que son actores.