Archivo de la etiqueta: Teoría del Chorreo

Yo Opino: Estado o Mercado?

Estado o Mercado?
Por Daniel Arellano

El terremoto del 27 de febrero volvió a poner en la palestra una discusión que se viene llevando desde hace mucho tiempo. Es mejor el Estado o el Mercado (en este caso, los privados) quienes deben hacerse cargo de los problemas nacionales?.

Ambas opciones tienen sus pro y sus contras, además de ser defendidas por diversos grupos políticos y económicos. En este post lo que busco es generar una discusión sobre el tema, partiendo de mi propia visión.

Soy un convencido de que el sistema actual que impera en Chile, donde el mercado domina muchos de los ámbitos de nuestras vidas, no es el mejor. Para mi un sistema económico que sea capáz de equilibrar el rol del Estado y el de los privados debe ser la busqueda de todo conglomerado político que busque el bien del país, y no solo el de sus bolsillos. Lamentablemente este tema casi ni se ha discutido en Chile y debe suceder un terremoto para que recién nos lo empecemos a plantear.

Pero como dije anteriormente, que el Estado o el Mercado sean de manera exclusiva quienes resuelvan los problemas no es la solución que se busca. En la emergencia producida por el terremoto me ha llamado la atención que, por ejemplo, la fabricación e instalación de mediaguas se ha concentrado en Un Techo Para Chile. Acaso el Estado no tiene la posibilidad de usar sus estructuras para construirlas también?. Y si nos fijamos un poco más, han sido mayoritariamente los privados los que se han movilizado para entregar soluciones como el Desafio Levantemos Chile. Y el Estado? Yo diria que más dormido que despierto. Recién ahora, en abril, está despertando de este letargo, pero muy lentamente.

Pero volviendo más al tema principal, el pensar que el Mercado por si solo es capáz de hacerse cargo de las necesidades de nuestra sociedad es un pensamiento equivocado. Un ejemplo es lo que ha pasado en nuestro país, donde el Mercado se encuentra presente en casi todos los aspectos de nuestra vidad, como salu y educación, por nombrar algunos. El problema es que cuando dejas al Mercado actuando sin regulación se termina provocando una gran diferencia entre quienes tienen el dinero para acceder a los servicios que ofrece el Mercado y quienes no lo tienen. Eso queda demostrado en las grandes diferencias entre educación privada y pública, entre salud privada y pública, etc.

Y no solo eso, la desigualdad social es tremenda y se acentua cada vez más. La Teoría del Chorreo, tan defendida por los economistas neoliberales, sencillamente no funciona o lo hace a tan largo plazo que sus efectos no se ven en la sociedad.

Tampoco podemos olvidar que la última crisis económica fue generada por los privados, no por los Estados. Todo esto me deja con la firme convicción de que el Mercado por si solo no es la solución a nuestros problemas.

Pero el Estado por si solo tampoco es la solución, cosa que ya se observó en el fracaso del comunismo, a fines de los años ’80. Si bien el control total de las necesidades de la población por parte del Estado suena bien en teoría, en la práctica eso no sucedió. Varias cosas, a mi juicio, no lo permiten. Por ejemplo, la burocracia estatal, la cual muchos de nosotros hemos sufrido en carne propia, ya sea al momento de realizar trámites personales o bien cuando debemos adquirir o proveer al Estado de elementos necesarios. La burocracia lleva a que el Estado sea un gran elefante blanco, con poca capacidad de respuesta. Ya sabemos que el Estado no siempre es un buen administrador.

El otro problema que yo veo es que las prioridades cambiarian completamente, dependiendo de la coalición política que llegue al poder, algo que termina perjudicando a la gente, sobre todo cuando no existe una visión de país a corto, mediano y largo plazo, que esté por sobre quien llegue al poder.

Es cierto, no soy un experto en estos temas, pero creo que puedo generar un aporte al debate desde el punto de vista de alguien común y corriente, alejado de los debates entre especialistas y circulos cerrados.

Llegar a este equilibrio entre Estado y Mercado es algo que deberemos plantearnos seriamente para decidir el futuro de nuestro país y que camino seguir para llegar a ser un país desarrollado. La tarea debe comenzar hoy.

Yo Opino: Sueldos y Limites

Sueldos y Límites
Por Daniel

Hace unos días el Obispo de Rancagua, Alejandro Goic dijo la siguiente frase: «Yo hago un llamado a los hombre de fe a que nos pongamos una mano en el corazón a que crezcamos en equidad y justicia social. Todos tenemos que hacer un gran esfuerzo para ser un país mas justo y dialogar serenamente». Esto levantó una serie de voces tanto a favor como en contra. La senadora de la UDI, Evelyn Matthei dijo que el Obispo Goic no tenía idea de economía, palabras que fueron refutadas por Soledad Alvear (DC) e incluso por Pablo Longueira (UDI).

Creo que el gran merito del Obispo Goic fue poner en la palestra un tema que hace mucho tiempo viene molestando a gran parte de la sociedad chilena que es la enorme desigualdad entre ricos y pobres. Pese a las cifras macroeconómicas, que durante varios años muestran a un país con sus cuentas fiscales ordenadas, inflación controlada y que a juicio de muchos economistas es un ejemplo, el desarrollo no ha llegado a toda la gente ni a todos los sectores de nuestra sociedad. Además, las oportunidades para poder surgir en nuestro país, para acceder a mejor educación, salud y bienestar social son solo de unos pocos privilegiados. Es cosa de ver, y quizás la Sra. Matthei podría preguntarle a esos ciudadanos, a trabajadores que viven con el sueldo mínimo, y que a duras penas llegan a fin de mes, principalmente sub-contratistas. O ver el caso de los(as) temporeros(as), cuyas condiciones de trabajo no son precisamente las mejores en muchos de los casos.

Y que decir de empresas que tienen grandes ganancias, las cuales se reparten muchas veces solo entre gerentes y planas mayores, pero no siempre son los trabajadores de menores rangos los que reciben algún cheque por las ganancias. Es a estas desigualdades a las que hizo referencia el Obispo Goic, y pese a que yo no soy de la Iglesia, las comparto plenamente. Durante mucho tiempo los economistas, y sobre todo los del grupo de los Chicago Boys, nos vendieron el cuento de la Teoría del Chorreo, en el que al final el tiempo terminaría entregando los beneficios del sistema a todos los estratos sociales.

Ya nos dimos cuenta que esa teoría es solo eso, que en la práctica las cosas no son así y todos los actores sociales (Estado, empresarios, organizaciones sociales, etc) deben ponerse a trabajar para ver como se puede luchar contra estas desigualdades y que todos los chilenos podamos acceder a lo que nos deja la buena situación macroeconómica.

Por otro lado tenemos que nuestros vecinos de Perú han sacado por enésima vez el tema de los límites. Ahora se presentó una nueva cartografía en el diario oficial de Perú, sobre los límites maritimos de ese país con Chile, en la cual nuestro país pierde 35.000 kilómetros cuadrados en los cuales Chile ejerce soberania. Perú indica que no son validos los tratados de los años 1952 y 1954, los cuales considera solo tratados pesqueros y que recurrirá al Tribunal de La Haya para que se resuelva esta materia pendiente. Sin embargo, nuestro país reclama que los tratados firmados en esos años son validos, que han sido aceptados por todos los gobiernos peruanos desde entonces, es decir, que nuestro país tiene la razón.

No es algo nuevo que cada vez que un gobierno, ya sea en Perú o en Bolivia, tiene problemas internos, sus gobernantes sacan a la palestra los problemas limitrofes con Chile, que es practicamente que uno a todos los partidos políticos de esos paises. En el caso que sucede hoy nuestro país ya envió una carta de protesta a Perú, y el embajador chileno en ese país debió viajar a Santiago para explicar la situación.

Ahora, esto no es para ponernos pintura de guerra, ni nada por el estilo. Incluso gente experta en el tema de derecho internacional ha dicho que en el caso de un juicio en la Corte Internacional de La Haya, Chile tiene todo a su favor y que la posición peruana no tiene nada que la sustente. Por eso llama la atención que algunos de nuestros parlamentarios emitan opiniones con un tono bastante bélico (entre ellos varios de derecha), sabiendo que en el ámbito internacional las cosas se manejan con diplomacia y apegándose a las leyes internacionales.

Pueden ver una infografía mas aclaratoria del tema acá.

Foto Obispo Goic: Just a Citizen