Archivo de la etiqueta: Stanley Kubrick

Insólito…pero cierto

Insólito…pero cierto
Por Daniel Arellano

La persona que más cometas ha descubierto es Carolyn S. Shoemaker, que ha notificado más de 32.

En 1992, el inventor Paul Lyons, de Southbridge, en Massachusetts (EE UU), patentó un condón musical. Contenía un chip que se activaba con la fricción y un transductor de sonido que emitía mensajes eróticos y melodías, incluida la Obertura 1812 de Tchaikovsky y El himno de la alegría de Beethoven. No encontró ningún interesado.

El vómito más famoso y repugnante del cine, el de la niña de El Exorcista (1973), no es más que puré de guisantes con avena.

Como no se fiaba de los bancos, la actriz francesa Sarah Bernhardt (1844- 1928) siempre cobraba por sus trabajos en monedas de oro que guardaba en un maletín y en un cofre debajo de su cama.

Se cuenta que Stanley Kubrick pidió que una secuencia con Shelley Duval en El resplandor (1980) se repitiera ¡127 veces!

Un método anticonceptivo medieval recomendado por los médicos consistía en embadurnar con brea el pene antes del coito.

Quienes duermen más de 8 horas o por debajo de 4 al día viven menos que los que duermen entre 6 y 7, según una investigación de la Universidad de California en San Diego (EE UU).

La barba masculina contiene de 7.000 a 25.000 pelos, la misma cantidad de vello que tienen las mujeres en las piernas y las axilas.

En siglos pasados, el oro era recetado como medicina. La gente pudiente masticaba láminas de oro y era añadido a las comidas en forma de polvo, como si fuera un condimento. Por ejemplo, los alquimistas del rey francés Luis XII (1601-1643) le hacían beber gran cantidad de oro líquido para enderezar su maltrecha salud.

Las pulgas hambrientas llegan a saltar 14.400 veces al día para encontrar una víctima a la que chuparle la sangre.

El hipopótamo africano puede abrir su boca 180 grados y en sus fauces cabría un niño de 1,2 m de altura.

El ser con más cromosomas por célula es el centollo, con 208 pares; los humanos  tenemos 23 pares.

Los mosquitos del género Forcipomyia poseen el aleteo más rápido de un insecto:  62.760 veces por minuto. Los científicos han calculado que el ciclo de contracción y expansión muscular para un solo aleteo es de 0,00045 segundos, el más veloz del  mundo animal.

Los romanos fueron los primeros en utilizar el cemento, que obtenían mezclando cenizas con cal.

Fuente: Muy Interesante España

Insólito…pero cierto

Insólito…pero cierto
Por Daniel Arellano

El 78% de los británicos es incapaz de nombrar un científico vivo

En la Antigüedad clásica, la elite consideraba el trabajo algo degradante. Aristóteles escribió que “el trabajo manual es una actividad innoble” que degradaba al hombre

William James Sidis (1898-1944) fue un niño prodigio: leía y escribía a los 2 años de edad, inventó una tabla de logaritmos a los 8 años, hablaba 6 idiomas a los 10 años y se graduó como matemático en la Universidad de Harvard a los 16 años. A pesar de sus geniales facultades, vivió pobremente y frustrado. Murió de una hemorragia cerebral.

Se cuenta que el compositor alemán Richard Wagner (1813-1883) era un antisemita visceral, hasta el extremo de que se ponía guantes cuando le tocaba dirigir una obra de Félix Mendelssohn, porque “le asqueaba dirigir música compuesta por un judío”.

Una mujer podía tener un amante, siempre y cuando éste fuera más apuesto y fornido que el marido, según las leyes de Esparta.

Según el tratado medieval islámico El Jardín perfumado, que versa sobre el erotismo, los factores que facilitan y potencian el coito son la comida exquisita, la vida tranquila, los perfumes, la higiene personal, la felicidad y… ¡no trabajar!

El matemático suizo Leonhard Euler (1707- 1783) fue tan prolífico en su trabajo académico que a su muerte dejó unos 900 manuscritos inéditos. Algunos de éstos aún se seguían publicando por primera vez 50 años después.

El 22 de julio de 1962, la nave espacial estadounidense Mariner I, que viajaba a Venus, tuvo que ser destruida desde la Tierra debido a un desvío incorregible en su rumbo. La investigación posterior del percance dio con el fallo: faltaba un guión en el programa informático de vuelo. El signo ortográfico omitido salió carísimo: 18,5 millones de dólares tirados a la basura.

Nicolás Copérnico (1473- 1543), además de dedicarse a la astronomía, fue gobernador, militar, recaudador de impuestos, juez, vicario general, médico y canónigo de la catedral de Frauenburgo sin ser sacerdote.

En el año 2.400, la estrella Polar dejará de ser la estrella del Norte y su lugar será ocupado por Vega, debido al paroxismo del eje terrestre.

En la película 2001: una odisea del espacio (1968), su director Stanley Kubrick quiso que el ordenador de la nave fuera un IBM, pero la compañía se negó a que uno de sus productos se convirtiese en un asesino. Entonces Kubrick tuvo la ocurrencia de llamarlo HAL, sigla que se forma con las tres letras anteriores a IBM.

El discurso más largo de toda la historia de los Oscar lo realizó Greer Garson al recoger el premio destinado a la mejor actriz, en 1942, por su papel en La señora Miniver. Lanzó un discurso plomizo para vender bonos de guerra que duró una hora. Desde entonces, los representantes de la Academia limitaron el tiempo de las intervenciones de los galardonados a unos pocos minutos.

Una persona de 75 kilos tiene carne suficiente para satisfacer el apetito de 70 caníbales

El cuerpo humano tiene suficiente grasa como para hacer 7 pastillas de jabón, hierro para hacer un clavo pequeño, potasio para disparar un cañón de juguete, azúcar para llenar una jarra pequeña, azúfre para limpiar un perro de pulgas y cal para blanquear un pequeño gallinero.

Antiguamente, las familias numerosas elegían al séptimo hijo para que cursara la carrera de medicina.

Fuente: Muy Interesante España