Archivo de la etiqueta: Something

Wurlitzer: 10 años sin George Harrison

10 años sin George Harrison
Por Daniel Arellano

En el día de hoy se cumplen 10 años desde que George Harrison dejara este mundo. El legado del llamado «Beatle Solitario», el hombre que prefería una vida tranquila, mirando la fama desde lejos, como si no perteneciera a ella pese a estar dentro, es realmente notable.

Desde sus trabajos en The Beatles, eclipsado injustamente por esos dos monstruos de Lennon y McCartney, hasta sus trabajos en solitario, se observó una refinada busqueda de nuevos sónidos además de su gran contribución de unir el sonido hindú con la música pop.

Como recuerdo los invito a disfrutar algunos videos de George Harrison. El mejor homenaje que le podemos dar hoy: Volver a deleitarnos una y otra vez con su música.

Sigue leyendo

Mundo Rock: Rock y Amor

Rock y Amor
Por Jessel Rivera

El amor es uno de los sentimientos más hermosos y, a la vez, complejos que rondan alrededor de todos los seres humanos. Cada historia romántica vivida en carne propia, ha inspirado a un sin fin de canciones, convirtiendo, a muchas de ellas, en verdaderos clásicos del Rock. Es por eso que hoy les contaré como nacieron las brillantes “Something” y “Layla”, dos eternos himnos que fueron concebidas gracias a George Harrison y Eric Clapton respectivamente.

Para seguir adelante con esta odisea de amor también es muy importante mencionar a Pattie Boyd, una mujer que interactúo con estos dos ya legendarios amigos músicos… cosa que simbolizaría uno de los triángulos amorosos más populares, en la historia del siempre majestuoso Rock.

La leyenda comenzaría en 1964 cuando Boyd conoce a Harrison durante la exitosa filmación de “A Hard Day’s Night”. La “doncella rompecorazones” ya a los diecinueve años tenía la belleza suficiente para trabajar, como modelo, en famosas revistas… así que no fue para nada una sorpresa presenciarla en dicha película donde, por cierto, interpretó a una colegiala. El sentimiento fluyó en sus interiores y ambos se enamoraron en una coquetería que se convertiría en una futura relación matrimonial. Fue en esta etapa cuando George Harrison entonó, a los cuatro vientos universales su, quizás, más representativa obra: “Something”.

Pese a ello toda esta sana dulzura, mostrada al mundo, se derrumbaría en un abril y cerrar de ojos… cuando el joven matrimonio decide viajar, en 1966, a la India. Aquella religión, liderada por el aclamado Dios Krishna, caló tan hondo en los sentidos de Harrison que decidió dedicar su vida, y música, a la ideología hindú; la misma que se ha hecho tan conocida por su tradicional poligamia. La inminente crisis explotaría dentro del matrimonio, como si fuera un furioso volcán, cuando el guitarrista comenzó a mantener una serie de descaradas relaciones amorosas, incluyendo a la esposa de Ringo Starr, Maureen. Esto último hizo que Boyd se embriagara en la oscuridad más siniestra de la tristeza… pues se sentía muy desgraciada y poco querida.

Y mientras el matrimonio seguía avanzando por el desequilibrado camino de la infidelidad, aparece Eric Clapton quien decide, como sea, conquistar a la hermosa Pattie Boyd. Pero ella se mantenía firme en su propuesta, rechazando, en todo aspecto, al talentoso “mano lenta”. Como sus encantos eran lanzados al tarro de la basura, Clapton, ahogaba sus penas sumergiéndose en la compañía de la cocaína… además de conformarse con la hermana mayor de la rubia, Paula Boyd. Sin embargo, la gruesa frialdad del hielo finalmente se derritió con la creación de “Layla”, la exitosa suplica de amor de Clapton.

“Si por George había sentido un amor grande y profundo, entre Eric y yo había una pasión tan embriagadora e incontenible, que se mantenía casi fuera de control”, sentenció en una de sus tantas entrevistas la musa inspiradora. Pattie Boyd estuvo casada con George Harrison durante 1966 hasta 1977, y con Eric Clapton desde 1979 hasta 1988. No hay nada más que decir, son los colores de la vida, el dibujo del corazón: Así es el amor…