Archivo de la etiqueta: Sociedad Chilena

Política de Yegua: La Indefensión y el Alma Nacional

La Indefensión y el Alma Nacional
Por Icy Coke

Antes de comenzar siquiera a escribir este post necesito hacer la advertencia que estará escrito desde la guata y casi sin ediciones de mi parte, ergo, no será ni objetivo ni políticamente correcto. Simplemente, ¡¡¡será!!.

Estoy enojada, frustrada y decepcionada. Ayer en la tarde, a plena luz del día y cerca de su Universidad, mi hija fue asaltada mientras llevaba a su hija (de menos de dos añitos) en brazos. Fue un asalto tipo “cuento del tío”, donde un sujeto se le acercó a mi hija pidiéndole ayuda y terminó robándole su celular, su PAS ESCOLAR (¡¡¡pa’que chucha, me pregunto yo!!!) y las últimas diez lucas que le quedaban de su mesada. O sea, hay que ser muy maldito de alma para hacer algo así. ¿Qué clase de sujeto se le acerca a una jovencita menuda, cargando a su hija, una inmensa mochila llena de cuadernos, pañales y galletas, le pide ayuda y luego la asalta? Disculpen mi francés, pero ¡¡¡hay que ser un REAL conchesumadre!!!.

Sigue leyendo

País de Reno: El movimiento estudiantil, aclarando algunos puntos

El movimiento estudiantil, aclarando algunos puntos
Por El Reno

5 meses han pasado desde que se iniciaron las protestas educacionales en el país. 5 meses en donde los estudiantes, tanto secundarios como universitarios, no han bajado los brazos y no se han rendido en pedir lo que es justo, educación de calidad y gratuita. Algo raro para un país cuya sociedad está acostumbrada a que la pisoteen. Algo nunca antes visto para el promedio chileno, el cual ha crecido con la idea de que alegar mucho es malo, mal visto y hasta desubicado. Mas aún, cuando se alegan cosas “imposibles”. Curioso, porque siempre los políticos ofrecen soluciones a problemas imposibles y nadie les dice nada, pero basta que jóvenes propongan soluciones para que muchos digan “no pidan cosas imposibles”.

¿De qué se habla hoy?, ¿Cual es el tema que está en boga?, ¿Cual es el discurso del gobierno, ahora?. Lo primero sería, que es lo que quiere la gente y que es lo que el gobierno cree que quiere la gente. Los temas principales que se han mantenido a lo largo de estos 5 meses han sido el tema de la gratuidad de la educación (para las instituciones públicas, en el caso de universidades las que pertenecen al CRUCH) y de que el estado no financie el lucro en la educación. Sobre esto, muchas encuestas se han hecho y los resultados se han mantenido: la gente, en su mayoría, apoya estos dos conceptos. El gobierno tiene sus primicias también, las cuales se han mantenido de igual forma. Estas son 2 principalmente, que la educación no puede ser gratis para todos y que el estado no debe dejar de financiar a aquellas instituciones educacionales que tengan fin de lucro. Es decir, que el gobierno, el cual fue elegido por la gente, no escucha a la gente. Ha quedado demostrado por medio de encuestas, marchas, apoyo ciudadano, cacerolazos y hasta un plebiscito ciudadano que la mayoría de los chilenos apoya mas las propuestas estudiantiles que las de gobierno. En este último, mas allá de que los resultados puedan ser dudosos, queda claro que hay participación ciudadana y que hay interés en cambiar el sistema educacional. Interés que no llega a ojos del gobierno, ya que su actuar es de observar y seguir implantando sus principios. Lo que preocupa de todo esto, es que cuando a uno no lo escuchan, ocupa técnicas más extremas para ser escuchado. Imagínense lo que irá pasando semana a semana, en que el gobierno siga sin escuchar.

Sigue leyendo

Política de Yegua: Lost Generation

Lost Generation
Por Icy Coke

Y ojo que no hablo de nuestros jóvenes chilenos, hablo de la clase política que nos está gobernando. Están perdidos, muy perdidos. Doblemente perdidos diría yo. Perdieron la comunicación con sus representados y perdieron la capacidad de negociación y convencimiento. Ya nadie les cree, ni las ideas ni las intenciones y menos las buenas intenciones. A esta generación de políticos les falta experiencia, decisión, asertividad y ética. Ya no importa si eres de derechas, izquierdas o centros. Todos andan perdidos y a la deriva. Les falta convicción política y claramente un plan político, un norte, un objetivo. Desde el Ejecutivo para abajo (salvo uno que otro político de carrera, antiguo y con convicción) les falta definición. Últimamente, todo es conversable, transable, acordable (de acuerdo, no de recuerdo) y … olvidable.

Y en contraposición están nuestros jóvenes heroicos y valientes, con profundas convicciones, que a punta de puras marchas han logrado sacar al “chileno medio” de su apatía e indiferencia consuetudinaria y han logrado despertar las dormidas conciencias para generar un movimiento nacional de proporciones. Y es que todo chileno de a pie que se precie de tal ya está cansado de los abusos constantes y de las faltas de respeto y que le metan la mano al bolsillo para pagarlo todo!! Está bien lucrar pero no a costa de los escasos recursos de la mayoría de los chilenos de clase pujante que han luchado y trabajado constantemente para sostener al país. Y esa es la aperrada “Clase Media” que le llaman. Es la clase media la que mueve al país… Las miles de gotitas de lluvia que van cayendo dentro del inmenso mar de ganancias del decil más rico de Chile. Acaso no han escuchado el dicho: “Si no llueve, gotea”? A eso me refiero, la economía chilena se sustenta en el goteo del sudor de la clase trabajadora y ¿qué le dan a cambio por eso? Sólo promesas grandilocuentes de medidas que se implementan pero que jamás llegan a ejecutarse. Yo creo que es por eso – y por mil cosas más (no hay que ser simplista) – que hemos decidido decir: ¡BASTA!

Sigue leyendo

Cerebro Joven: Chile…despierta!

Chile…despierta!
Por Karina Jara

“La voz del pueblo es la más sonora salva” (Pedro Calderón De La Barca)

Por fin parece que Chile está despertando de una larga siesta y ha sido el movimiento estudiantil el que nos ha sacado de este letargo, que ya duraba más de 20 años. Han sido ellos y su lucha por exigir algo tan básico, justo e irrenunciable como el derecho a tener una educación pública, gratuita y de calidad, quienes han despertado en cada uno de nosotros el deseo de cambios profundos en el país.

Afortunadamente la generación del “no estoy ahí” está quedando atrás. Hoy los escolares y universitarios tienen una voz potente, casi o igual a la que tuvieron nuestros padres en su pelea para que la democracia retornara a Chile.
Estos jóvenes nos sacaron del hipnótico trance que fue la transición; cuando muy pocos protestaban; cuando era mejor conformarse con tener un Chile alabado internacionalmente por su desarrollo económico, pavonearse de la envidia que esto generaba en algunos países vecinos, y con una sociedad cuyo poder adquisitivo iba creciendo rápidamente. Firmábamos tratados económicos internacionales cada año; nos llenamos de malls, grandes cadenas de comida rápida, multinacionales de cualquier área, importantes y carísimos conciertos, autos de lujo, ropa de marca, etc. La gente consumía; gastaba lo que tenía y lo que no. El dinero mucha veces hacer callar, olvidar y éramos hartos quienes queríamos borrar, de alguna manera, el dolor que significó la dictadura militar. El consumismo se volvió una característica de nuestro Chile; formó parte de la burbuja que nos construimos; en la que creíamos que todo estaba bien y cada intento de protesta era ignorado por la mayoría. Nos adormecimos. Nos vendimos al sistema, que al final nos ha terminado pasando la cuenta.

Sigue leyendo

Yo Opino: El Acuerdo de Vida en Pareja (AVP)

El Acuerdo de Vida en Pareja (AVP)
Por Daniel Arellano

Quizás en una de las pocas propuestas que realizó durante la candidatura y que han llegado a buen término (o bien a realizarse), el gobierno de Sebastián Piñera envió al Congreso el llamado Acuerdo de Vida en Pareja o AVP. Este es un paso importante sobre todo para la comunidad homosexual del país que implica el reconocimiento legal a otro tipo de uniones a través de un contrato que permite regular los efectos jurídicos derivados de su vida afectiva en común (y que vale tanto en uniones de parejas de distinto o mismo sexo).

El proyecto de ley indica que el AVP podrá ser celebrado por escritura pública ante notario o en el Registro Civil por personas mayores de edad que tengan libre administración de sus bienes, y contempla una comunidad de bienes y efectos patrimoniales.

Sigue leyendo

País de Reno: Plebiscito, porque somos más que 120 diputados y 38 senadores

Plebiscito, porque somos más que 120 diputados y 38 senadores
Por El Reno

El descontento que se vive en Chile es claro. Las diversas marchas que se han producido en estos últimos meses (Hidroaysén, matrimonio igualitario, educación pública de calidad) demuestran una sed de participación por parte de la gente. Gente que ya no cree en un sistema que no muestra los resultados deseados. Un sistema binominal que buscaba darle representación a grupos minoritarios  solo ha logrado saciar las ganas de poder y ambición de algunos pocos. Nos vendieron el discurso de que se iban a preocupar de nuestros problemas. Nos dijeron que votáramos por ellos para que nos protegieran. Pero hoy, eso no está sucediendo. Los destinos del país están siendo manejados por unos pocos, y permítame decirlo, de mala manera.

Pero, ¿Qué ventajas traería el imponer un sistema de plebiscito?. Primero, y creo que uno de los más importantes, es que se educaría aún más a la gente. Hoy, el chileno promedio es alguien desinformado. No sabe mucho que está sucediendo a su alrededor y sus fuentes informativas son pocas (y no muy informativas). Su capacidad o búsqueda de mas información no se da y es explicable. Estamos dentro de un sistema que nos ha obligado a abandonar nuestras ansias de información. En 20 años, se ha creado un tipo de persona que trabaja durante la semana y descansa los fines de semana. A través de estos años, nos han “obligado” a preocuparnos por nosotros mismos. Por el sueldo que tendré en mi trabajo, por mi desempeño, por mi éxito, por las cosas que podré pagar y comprar, por la televisión de 32 pulgadas, etc. En cierta forma, nos hemos vuelto una sociedad más egoísta, siendo uno de los comentarios más usados el “bueno, y porque no trabaja, que gane plata y se deje de alegar”. Y esto tiene su explicación. un chileno medio, llega tarde de su trabajo. Ha pasado por un sistema de locomoción que no es de los mejores. Llega cansado, enojado y estresado a su casa, en donde lo único que quiere hacer es descansar. A esta persona no le interesa leer o informarse más allá de las noticias en la televisión. A esta persona trabajadora no le interesa aburrirse leyendo otros portales de noticias. Solo quiere entretenerse en su tiempo libre, leyendo noticias despreocupadas como las que muestra LUN o la Cuarta. Eso nos ha llevado a ser una sociedad desinformada y sin pasión, dando las riendas del país a un grupo reducido de la elite.

Sigue leyendo

País de Reno: Carta abierta a los Gerentes de Chile

Carta abierta a los Gerentes de Chile
Por El Reno

Yo muchas veces escribo sobre temas políticos. Usualmente, alguna situación que me llama la atención del Gobierno o la Concertación, que hace merecer una opinión mía. Pero hoy, me tomaré la molestia de escribir sobre algo distinto y que creo es necesario hablar. Aquí hablo de una situación real, que si bien me había pasado muchas veces antes, ese día, algo me hizo prender la chispa que todos llevamos.

Era un día viernes y yo necesitaba urgentemente cambiar un cheque. Este era del Banco Estado (un banco que se muestra como cercano a la gente y que uno cree que es como del “pueblo”) por lo que me dirigí al que está en el Apumanque. Al llegar, hice la fila de público general, en donde habíamos un promedio de 25 personas esperando. Al avanzar la fila, deje de pensar un minuto en lo que tenía que hacer y me puse a evaluar el momento en el que estaba. Que fue lo que vi?. Vi una fila de 25 personas esperando casi 30 minutos para ser atendidas. Vi una segunda fila de clientes que era atendido rápidamente. Y vi 6 cajas “construidas” pero solo 3 funcionando. De estas 3, una era exclusiva para clientes y una segunda iba alternando entre clientes y público general. Vi esta imagen y me dio tanta molestia que quise sacar una foto para poder mostrar de mejor manera lo que estaba viendo. Saqué un par de fotos y llegó el guardia del banco del Pato Estado para decirme que estaba prohibido sacar fotos dentro del recinto y que si no borraba las fotos él se veía obligado a llamar a carabineros. Como yo estaba apurado y necesitaba cambiar un cheque no quise alegar (error mío) y borré las fotos. Y tuve que esperar media hora para que me pudieran atender. Esa es la imagen.

Primero, se que fue un error mío el no alegar. No sé que “ley” estaba rompiendo al sacar fotos dentro de un recinto que tengo entendido que es público. Además no sé por qué él iba a llamar a carabineros para obligarme a borrar las fotos. Yo sé que esto lo hizo para amenazarme y asustarme, y debo decir que caí “redondito” en el juego, pero de haber tenido la tranquilidad o de no tener la urgencia del cambio de cheque, le habría preguntado todo eso. Así que aquí yo asumo mi error y no tengo mucho derecho a alegar.

Pero lo que en verdad me molestó fue ver 6 cajas construidas y solo 3 funcionando. Yo pensaba que es lo que veía el gerente de piso o el encargado del banco en ese momento, en donde la imagen de tener a 25 clientes esperando mientras habían 3 cajas CERRADAS, no le importaba. Al parecer la comodidad de la gente o la rapidez de servicio no estuvieron dentro de sus inducciones como gerente. Al parecer al banco no le importa ser una empresa eficiente y se queda con el mínimo. Al parecer, cuando contratan gerentes de bancos no les preocupan por su parte humana y solo se fijan en cuantas plata mas pueden hacer.

Y es que esta imagen la vemos todos los días. Supermercados grandes que tienen 40, 50 o 60 cajas, pero que al momento de funcionar solo lo hacen cerca del 70% de las cajas, sin importar cuantas filas o cuanto tenga que esperar el cliente. Y la gente debe aceptar y muchas veces uno se desahoga con la cara visible de la empresa que es la persona que atiende. Y aquí aprovecho de poner otro tema en el tapete, en el cual yo también soy parte del problema. Estamos en un país en donde el promedio de la gente alega contra los típicos y se siente mejor. Pongo el ejemplo yo mismo. Muchas veces alego contra los políticos, contra el gobierno o contra Piñera, y me siento bien porque estoy, en cierta forma, peleando por lo que quiero. Pero claro, esta forma de alegar es la más cómoda, ya que yo alego solo contra la cara visible del problema y no contra el verdadero problema que son los que están “tras bambalinas” manejando al país y jugando a ser empresarios. ¿Porqué, como masa unida de gente, no alegamos contra los Paulmann que tienen políticas anti-laborales y tienen cero preocupación por los clientes?. ¿Porqué no vamos a la casa del señor Horst a preguntarle porque quiso subir los intereses de la tarjeta Jumbo Mas sin justificación mas allá de querer ganar más plata a costa de los bolsillos de sus clientes?. ¿Porque no alegamos contra Angelini cuando las bombas de bencina Copec suben los precios a primera hora en la mañana, pero cuando tienen que bajar los precios no lo hacen hasta el otro día?. ¿Porque no alegamos contra los Luksic que vaya a saber uno que negocios oscuros tienen dentro de los muchos proyectos mineros que se llevan a cabo en el país?. Y así son muchos más lo que están escondidos detrás de la imagen de “empresario”, una imagen que por tener mucha plata, en este país se le da respeto y no desprecio, y peor aún, la “sra. Juanita” alega contra la cajera, contra el guardia o contra el trabajador común y corriente que nada tiene que ver con las riendas de la empresa.

Como sociedad debemos abrir los ojos y empezar a alegar contra los que manejan y no contra los que van de pasajeros. Solo así, mejoramos nuestra forma de pensar, nuestra forma de ser como sociedad, y solo así mejoraremos en algo este país.

Al final, usted tiene la última palabra.

Gracias