Archivo de la etiqueta: Los Jaivas

Sonido Clásico: Los Jaivas – Violeta Ausente (1984)

Los Jaivas – Violeta Ausente (1984)
Por Daniel Arellano

Para terminar esta semana que la hemos dedicado a post de musica chilena, como nuestra manera de celebrar el Bicentenario, los quiero dejar con un grupo ícono de nuestro país: Los Jaivas.

Desde los principios de su carrera el grupo tuvo la intención de tributar a la gran Violeta Parra, pero solo en 1980 la idea comenzó a tomar forma definitiva. Estando en Europa son invitados por Eve Grilliquez, presentadora francesa, para realizar un homenaje en el auditorio de la Radio France. Este homenaje fue presentado el 14 de noviembre de 1980, participando como invitados Isabel Parra y Patricio Castillo.

Recién en 1984 ingresan a los estudios Pathé-Marconi en Francia para grabar “Obras de Violeta Parra”, uno de sus discos más solidos, en conjunto con “Alturas de Machu Picchu. El sónido “Jaiva”, es decir, la unión del folklore latinoamericano con el rock, es mostrado de una manera magistral en esta grabación.

Los Jaivas toman como referencia la obra de Violeta, pero la interpretan a su modo, alargando los temas con improvisaciones que demuestran su solidez como banda.

Dentro del disco está Violeta Ausente, un tema que habla de como se extraña a Chile viviendo lejos, sobre todo las cosas sencillas que solo se encuentran en Chile y que en la versión de Los Jaivas se ve en el collage de sonidos característicos de una ciudad chilena.

Así que sin agregar más, los dejo con Violeta Ausente, original de Violeta Parra, en versión de Los Jaivas.

Los Jaivas – Violeta Ausente (1984)

Porqué me vine de Chile
tan bien que yo estaba allá
Ahora ando en tierras extrañas
Ay, cantando, pero apena’o

Tengo en mi pecho una espina
que me clava sin cesar
Es mi corazón que sufre
Ay, por su tierra Chilena.

Quiero bailar cueca,
quiero tomar chicha,
quiero ir al mercado
y comprarme un Pequén.
Ir a Matucana,
pasear por la Quinta
y al Santa Lucía
contigo mi bien.

Antes de salir de Chile
yo no supe comprender
lo que vale ser chileno
Ay, ahora sí que lo sé.
Igual que lloran mis ojos
al cantar esta canción
así llora en mi guitarra
Ay, penosamente el bongoe.

Quiero bailar cueca,
quiero tomar chicha,
quiero ir al mercado
y comprarme un Pequén.
Ir a Matucana,
pasear por la Quinta
y al Santa Lucía
contigo mi bien.

Qué lejos está mi Chile
lejos mi media mitad
qué lejos mis ocho hermanos
Ay, mi comadre y mi mamá.
Parece que hiciera un siglo
que de Chile no sé ná’
por eso escribo esta carta
Ay, la mando de aquí pa’ allá.

Quiero bailar cueca,
quiero tomar chicha,
quiero ir al mercado
y comprarme un Pequén.
Ir a Matucana,
pasear por la Quinta
y al Santa Lucía
contigo mi bien.

Los Jaivas – Violeta Ausente

Para escuchar el archivo de audio, hacer click en el enlace. Se recomienda usar el botón derecho del mouse y seleccionar “abrir enlace en nueva pestaña”.

PD: Debido al Bicentenario en Chile, estaremos sin actualizar el blog hasta el martes 21. Felices fiestas patrias a todos en nuestro país!!!!!!

Anuncios

Señor Spot: Todos juntos! (A querellarnos)

Todos Juntos! (A querellarnos)
Por Juan Francisco Ugarte

Con, tal vez, alguna pequeña buena intención, la agencia DDB se le ocurrió la idea de copiar un comercial realizado hace añazos por T-Mobile en Inglaterra, bueno, al menos el Concepto Central Creativo del mismo.

La principal gracia del asunto era reflejar a París como la tienda del Bicentenario y, coincidiendo con lo del Terremoto vivido en el país, era la ocasión ideal para mostrar “unidad” y todas esas cosas que realmente a nadie le interesan demasiado, pero que llegan igual.

Para eso no se les ocurrió mejor idea que tomar una de las canciones más potentes de la música de nuestro país, en este caso Los Jaivas y su “Todos juntos”, y realizar una especia de karaoke masivo con mucha alegría y optimismo y esas cosas que tampoco interesan demasiado.

Además de haber gente común y silvestre, destacaban el desafinado de Benjamín Vicuña (alguien en edición dejó muy en evidencia su voz, guacala), Tonka Tomicic y la Claudia Conserva. Así, se armaba un comercial redondo de imagen institucional, sobre todo porque estaba mezclado con una canción muy potente y con una altísima recordación. Hasta ahí, todo perfecto.

Lo raro, cuando lo vi por primera vez, fue “¿cómo los Jaivas dejaron que les ocuparan esa canción?”, “¿no eran tan progre…?” Que han cambiado las cosas en este país con Piñera en la Mesa Directiva, bah, La Moneda…

Resulta que no. Apenas se enteraron comenzaron los coletazos. Resulta que la Warner Chapell Chile, dueña de los derechos de difusión de la canción, les había vendido, como debe ser, a Paris por un tiempo limitado la canción. Pero no le preguntaron nada a los progre de Los Jaivas. Craso error! Incluso han llegado a pensar en demandar.

Eso los molestó profundamente. Con una llamadita, bastaba. Con un avisito, algo. Nada. Bueno, realmente, no tenían porqué avisarles. A los artistas internacionales no se les avisa tampoco. Pero, al ser todo hecho acá en Chile, hubiese sido deferente al menos hacerlo. Sobre todo porque, es una canción que nada tiene que ver con el espíritu comercial.

¡¡¡Todos juntos, vamos a Paris y endeudarnos!!!

Creo que eso es lo que les molesta. Personalmente, no me es relevante. Es un comercial más. Tal vez, en el futuro, las disqueras deberían, al menos si es de uso local, consultar el asunto, sobre todo si son grupos como Los Javias, Inti Illimani, Illapu… que de seguro nunca quisieron escribir sus letras para terminar acompañando una liquidación.

El Rincón de la Yegua: Periodismo 2.0

Periodismo 2.0
Por Icy Coke

El Periodismo siempre ha sido mirado como una carrera “fácil”. Hasta los periodistas tiran tallas sobre lo mismo. A pesar de ello, el periodismo ha sufrido uno de los cambios más dramáticos en los últimos 10 años, en los cuales la utilización de la tecnología disponible (como los Blogs, Twitter, Facebook, I-Phones y cámaras digitales, entre otros muchos gadgets) han replanteado un desafío gigante para los profesionales de la información. Más aún, cuando esta tecnología permite abrir espacios de opinión libres y públicos dando origen a una especie de periodismo urbano donde cualquiera puede subir fotos, opinar, liderar movimientos de cualquier naturaleza, criticar, mostrar, descubrir, revelar y un tremendo etcétera que ha instalado un nuevo y difícil desafio para los periodistas de formación: Permanecer a la vanguardia de la noticia.

Esta revolución tecnológica le ha dado poder a la voz anónima de la gente. Ha abierto espacios de expresión sin censura y muchas personas (dentro de las cuales me incluyo) han descubierto – no sin asombro – que tienen algo interesante que decir y que sus opiniones tienen eco entre muchos que piensan y se expresan como ellos dando origen a las comunidades tecnologizadas al mil por ciento, con un idioma propio y desarraigado de prejuicios. Así las cosas, cómo se puede ser un periodista destacado en este escenario participativo, cambiante y ágil? La receta pareciera ser sencilla: Unirse a este movimiento masivo y escuchar y hacer partícipe a toda esa gente anónima deseosa de cooperar con las noticias del momento, transformándose en el “vaso comunicante” de todas sus inquietudes. Otra alternativa podría ser la especialización de los temas es un nicho que siempre ha rendido muchos frutos para los periodistas. Saber mucho de muy poco es la clave. También lo es la investigación y el permanecer lo más informado posible, cultivando el conocimiento por temas interesantes e innovadores y de vanguardia. Saber estar donde las “papas queman”.

Todo este boom de periodistas espontáneos se vio potenciado por hechos noticiosos tan impactantes como la Guerra del Golfo, el Huracán Katrina, el conflicto del Medio Oriente con la caída de las Torres Gemelas y de Saddam incluídos y hasta las elecciones de Obama en USA y nuestros locales candidatos, todos ellos han dado testimonio de la enorme capacidad de las personas de estar “ahi” en el momento preciso con una cámara digital, un celular o cualquier aparato de última generación que les ha permitido informar mucho antes que los medios convencionales de noticias. Este “Neo Periodismo” ha derrumbado las fronteras, pasó por arriba de la frustrante censura que reinó en el mundo por muchos años, y de otros tantos paradigmas a los que los periodistas se ven enfrentados al reportear para los medios convencionales, en los cuales tienen que respetar la pauta que le imponen los editores y las tendencias religiosas o políticas de los medios donde trabajan, dificultando su labor informativa con convencionalismos que ya están muy desgastados. Hoy por hoy, si tienes los medios económicos y creatividad necesarios, podrías crear desde una radio a un canal de difusión privados en los cuales no exista la censura y reine la libertad total de información, sueño y paraíso de todos aquellos que se sienten comprometidos con la verdad, con la comunidad donde viven y con principios y valores que los posicionan dentro de un mercado cada vez más exigente e informado per se. Asi las cosas, también, los medios convencionales se enfrentan al desafío de mantener informada a una masa pensante cada vez más grande (gracias a Dios), dónde el público objetivo sabe cada vez más sobre lo que pasa en su comunidad, país y el mundo entero y se siente o está más comprometido.

Sin duda, los periodistas del Siglo 21 no la tienen fácil. Ni los comunicadores tampoco. Y yo celebro eso. Me gusta mucho que la gente empiece a ganar espacios de expresión públicos. Que puedan mostrarse tal y como son. Cada uno de los habitantes del mundo tienen algo que decir y ya sea que lo consideremos inteligente o no, es mucho mejor tenerlos que no. El desafio está ahi mismo… Ahora, cabe preguntarse si los que dirigen los medios convencionales están capacitados para tomar esta oportunidad, que sin duda tiene un costo enorme. El de la autenticidad irrevocable!!!

A mi, sin duda alguna, me gusta lo que está pasando, nunca antes fue tan entretenido ser protagonista de tu propia realidad. Bienvenida la tecnología y la modernidad!!! Estaremos todos preparados para el mundo que se nos presenta??? Yo prefiero pensar que si, entonces, que estamos esperando para involucrar y capacitar a la gente comun para que cada vez seamos más los que podamos tomar un rol activo en esta sociedad???????? ESE es el verdadero desafío actual!!

He dicho!

Imagen: Humor Gráfico (J.R. Mora)
Video: Los Jaivas – Donde Estabas Tú

Mundo Rock: Los Jaivas

FOTO 1

Los Jaivas
Por Jessel Rivera

Bueno como ya estamos en septiembre, el mes de los chilenos, me gustaría homenajear a una banda maravillosa, en el amplio sentido de la palabra, que se ha ganado el respeto y el cariño, no solo de una nación, si no de todo el mundo, “Los Jaivas”. Para comenzar esta mítica historia tendremos que viajar en el tiempo… nuestro destino será la inolvidable década de los 60’. En 1963 un grupo de amigos, muy unidos y pertenecientes a la ciudad de Viña del Mar, decidieron interactuar con el arte de la música, pero de una forma muy especial; es aquí cuando sienten sobre sus hombros el peso de la palabra “autodidacta”, la misma que surge, apasionadamente, de sus entrañas. Los hermanos Parra, Claudio, Eduardo y Gabriel, junto a Eduardo “gato” Alquinta y Mario Mutis se lanzaron con entusiasmo al, difícil pero no imposible, abismo de la creatividad. Más que sentirse presionados o desesperados, ninguno tenía la suficiente experiencia con algún instrumento, este amor por la música se fue dando como si se tratara de un juego de niños. Tuvieron que aprender, estudiar, acariciar, sentir, respirar, fusionarse con los valiosos elementos sonoros, que poseían en sus manos, para que esto fuera dando un efecto sincero y cálido. Con unas indomables ganas por demostrar su evolución, y a la vez conseguir lo antes posible experiencia, decidieron realizar, un 15 de agosto, su primera presentación en el Teatro Municipal de Viña del Mar, bajo el llamativo nombre “The High & Bass” (el cual hace referencia a la eventual diferencia de estatura que había entre el tridente Parra con la dupla Alquinta-Mutis). No era necesario ser adivino para presagiar el evidente nerviosismo del quinteto, lo que produjo una actuación lamentable, desastrosa… y sentenciada por una atmosfera saturada en violentas pifias e innecesarias burlas. Fue un acontecimiento triste, doloroso, pero como se dice por ahí: “el espectáculo debe continuar”. En los próximos seis años siguientes, la banda, solo se concentró en buscar su tan anhelado rumbo musical. Sin miedo por lo sucedido en el pasado, su imagen volvió a aparecer en la escena viñamarina dando pequeñas presentaciones en fiestas y reuniones sociales. En aquellas actuaciones alegraban al público con cumbias, boleros o música tropical.. la idea estaba orientada a canciones netamente bailables. Por este tiempo también estuvieron muy ligados a la reforma universitaria (movimiento estudiantil de tipo político-cultural) y a los sabios ideales americanistas; cosa que vendría acompañada por un rotundo cambio en su estilo musical, pues ahora querían componer sus propias letras para así dejarse llevar por el espíritu de la bendita improvisación. Esto último ayudó a que el quinteto definiera su estructura o columna vertebral musical… fue así como Alquinta se encargó de la voz principal y la guitarra eléctrica, Mutis se adueñó del bajo, Claudio se impuso en el piano, Eduardo gobernó en el órgano y Gabriel rugió en la batería (pese a ello, es importante mencionar que todos eran multi-instrumentistas).A finales de los 60’ y a comienzos de los 70’, la banda, decide rebautizarse “chilenizando” su nombre inicial; es decir pasan de “The High & Bass” a “Los Jaivas”. Esta etapa también vino acompañada por una estrecha relación hacia el Blues, además de interesarse, con orgullo, por las raíces musicales latinoamericanas.

En 1971, y mientras el revolucionario movimiento hippie decía presente, la banda, cumple su sueño tan anhelado, lanzando su primer álbum homónimo (también conocido como “El Volantín” por su representativa portada). Este trabajo, editado bajo el sello discográfico RCA, tiene la particularidad de ser financiado y producido por los mismos músicos. Aquí podemos notar la experimentación, la improvisación y una verdadera sobredosis de, digámosle, talento oculto; el mismo que explotaría muy pronto ya que la banda seguía en su proceso evolutivo. Las canciones más recordadas del álbum fueron “Foto de Primera Comunión” y “Qué o la Tumba Serás”. Un año más tarde, en 1972, y mientras la política chilena comenzaba a insinuar un futuro oscuro, Los Jaivas, lanzan su segundo trabajo homónimo (también conocido como “La Ventana” o “Todos Juntos”). Esta fue una etapa maravillosa pues el quinteto disfruta de sus primeros grandes éxitos y de una popularidad que ya los comenzaba a acariciar tiernamente. Sus canciones se convirtieron en verdaderos himnos llenos de paz, libertad, y amor por el prójimo. Pero eso no es todo ya que por fin logran encontrar su perfecto equilibrio musical… es el nacimiento de un estilo único en su especie, emblemático y legendario, que mezclaba el sonido de las culturas latinoamericanas con un brillante Rock de tipo Progresivo. Los eternos clásicos “Todos Juntos” y “Mira Niñita” hicieron que la sabia creatividad se arrodillara ante sus pies. Su explosiva popularidad hizo que el director de cine Raúl Ruiz les ofreciera componer la banda sonora de su película “Palomita Blanca”, proyecto que vería la luz años más tarde (1992).

Pese a toda esa sana alegría, y como dicta el dicho: “éramos felices hasta que llegó”, Chile es azotado por la tiranía (para algunos la ¿salvación?) de aquel inolvidable 11 de septiembre de 1973. Este siniestro acontecimiento de índole nacional hizo que la banda se dirigiera a Argentina para radicarse en la ciudad de Zárate. En 1974, y estando ya establecidos en dicho país hermano, se preparan para lanzar su siguiente trabajo, “Los Sueños de America”. Lo nuevo llegaría cargado de improvisaciones, más la compañía del destacado músico brasileño, Manduka. Las canciones más llamativas resultaron ser “Ta Bom Ta Que Ta” y “La Centinela”. En este mismo año, Mario Mutis, decide retornar a Chile por problemas personales, fue reemplazado, momentáneamente, por Freddy Anrique (quien ya había interactuado con Los Jaivas en la realización de “Palomita Blanca”). Mutis retorna al quinteto, y tras una breve llegada de la banda a Chile, decide quedarse, en 1975, en el país.. siendo así reemplazado por el talentoso bajista Julio Anderson. Pese a que la sorpresiva salida del eterno líder de las cuatro cuerdas fue un balde de agua fría debieron seguir adelante lanzando su consagrado trabajo, “El Indio”. Lo nuevo fue un verdadero éxito, de esos que arrasan sin misericordia, gracias a los indomables clásicos “La Conquistada”, “Pregón para Iluminarse” y la mítica “Tarka y Ocarina” que deslumbró por la furia de su complejidad instrumental. Se podría decir que esta etapa marcó el verdadero nacimiento del sonido “Jaiva”. A finales de ese mismo año, y luego de la salida de Anderson, ingresa a la banda Carlos “pájaro” Canzani junto a Alberto Ledo quien se encargaría del charango y diversos instrumentos de viento y cuerda.

En 1977 aparece la maravillosa obra “Canción del Sur”, la misma que llegaría con ese toque tan dulce y nostálgico… como si ya presagiaran su inevitable partida a tierras europeas. De aquí puedo destacar a “La Vida Mágica, ¡Ay, Si!”, el notable instrumental “Danzas” (con esa base rítmica tan insolente), “Frescura Antigua” y la desgarradora “Canción del Sur” que se impone con su sonido profundo, liderado por el minimoog de Eduardo Parra, que simplemente te retuerce el corazón. Los Jaivas le dicen adiós al país hermano, a raíz de una conflictiva crisis política, que tantas alegrías y respetos les brindo. Fueron años mágicos, aunque también difíciles, llenos de éxitos y popularidad.. la verdad es que los músicos tenían una conexión tan fiel con Argentina que no resultaría raro que algunos pensaran que son nacidos en dicho país.

La banda se traslada, en barco, a Francia para comenzar una nueva vida, al igual que su clásico himno “Todos Juntos”, pues su estadía, en la hermosa ciudad de Paris, será como una hermanable comunidad… desarrollando sus cotidianas actividades en una antigua casona. Tras una extensa gira por Holanda, Inglaterra, Bélgica, Alemania, Italia y España (destacando dos importantísimos acontecimientos que sucedieron en 1979: Gabriel Parra es nombrado, por la crítica especializada, como uno de los tres mejores bateristas del mundo y el esperado retorno de Mario Mutis), el quinteto, se encierra para preparar su obra más legendaria y aclamada, “Alturas de Machu Picchu”. De hace bastante tiempo rondaba en sus creativas mentes una peculiar idea… dar vida musical al popular poemario “Canto General” del gran Pablo Neruda. Fue un trabajo bastante complejo, que muy pocos se atreverían a realizar, pero que resultó un verdadero éxito. En 1981 “Alturas de Machu Picchu” golpea con su directo sonido, además de inmortalizarse gracias a un sorprendente especial televisivo que presenta el álbum y que es conducido por el mismísimo Mario Vargas Llosa. “La Poderosa Muerte” y “Sube a Nacer Conmigo Hermano” se catapultaron como las canciones más recordadas del poético proyecto. Llegamos a 1982 con Los Jaivas en la cúspide de su indomable creatividad gracias a otro maravilloso trabajo, “Aconcagua”. Bueno aquí podemos encontrar regrabaciones de temas antiguos y algunos nuevos, de los cuales puedo destacar “Aconcagua”, “Desde un Barrial”, “Mambo de Machaguay” y el brillante instrumental “Corre que te Pillo” (¡Dios mio!, como ruge esa batería). En 1983 se dedicaron a dar una extensa gira mundial, recordando su arrasadora participación en el siempre importantísimo festival de Viña del Mar.

En 1984, la banda, sigue demostrando su inagotable nivel compositivo elaborando así otro álbum de lujo, “Obras de Violeta Parra”. Al igual que “Alturas de Machu Picchu”, la idea principal de este trabajo también fue la de homenajear a un icono nacional.. sin duda, era el momento de recordar el maravilloso legado de la cantautora, y folklorista, Violeta Parra. Su exquisita instrumentalización dio a luz verdaderas joyitas como “Arauco tiene una Pena”, “El Guillatún”, “Run Run se fue pa’l Norte” y “Violeta Ausente”. Durante los próximos años la banda se dedicó a presentar diversos conciertos por el resto de Europa, cosa que también marcaría una nueva partida, en 1985, de Mario Mutis.. su reemplazante volvió a ser Pájaro Canzani.

Mientras todo era color de rosa, el éxito ya se les había adherido como una verdadera sombra, la banda, sufriría un duro golpe en su corazón… Gabriel Parra fallece brutalmente en un accidente automovilístico mientras circulaba por la peligrosa “curva del Diablo” en Perú. El 15 de abril del año 1988 se transformaría en un día triste para el pueblo chileno pues era la repentina partida de un hombre talentoso en su máxima expresión. Gabriel se destacó por ser un baterista de lujo sumamente explosivo, pero a la vez melódico, que brillaba gracias a un virtuosismo envidiable, el mismo que lo representó como el espíritu del mágico quinteto. La multitud llora a mares y los músicos se desgarran por dentro sin misericordia, pero había que mirar el horizonte, necesitaban escapar de aquel tan doloroso abismo. En 1989 es lanzado el silencioso “Si Tú No Estas”, un álbum sacado prácticamente del baúl de los recuerdos pues estaba inconcluso desde 1986. Pájaro Canzani, Mario Mutis y Marcelo Muñoz (sobrino del gato Alquinta y baterista) ayudaron a fortalecer aquel inmenso vacío que dejo Gabriel. Las canciones más recordadas fueron “Si Tú No Estas” y “Pájaro Errante”.

En 1995, Los Jaivas, vuelven en gloria y majestad a los escenarios mediante su magistral álbum “Hijos de la Tierra”. Pero eso no es todo, ya que el reemplazante natural de Gabriel resultó ser su propia hija, Juanita Parra, quien tras demostrar un innato talento, además de prepararse y estudiar por cinco años la técnica del instrumento, se convirtió en la indiscutible líder de la siempre compleja batería. Las canciones más aclamadas fueron “Hijos de la Tierra”, “Litoraleña” y “El Tren a Paysandú”. En 1997 aparece “Trilogía: El Reencuentro”, un trabajo que celebra el reencuentro de la banda con sus compatriotas chilenos, por fin vuelven a su país, y el tan esperado regreso definitivo de Mario Mutis. Aquí se puede encontrar la reedición de canciones clásicas y covers que son interpretados junto a la compañía se diversos amigos músicos, como Congreso, Los Tres, Javiera Parra, Illapu, Eduardo Gatti y León Gieco.

En 1999 es lanzada la mística obra “Mamalluca”, la cual tiene la particularidad de estar acompañada por una imponente orquesta sinfónica. La idea natural de esta maravillosa fusión musical nació gracias a una serie de poemas, escritos por Eduardo Parra, inspirados por el Valle del Elqui. “El Tambo” y “Mamalluca” fueron las canciones más simbólicas, y una de las más cotizadas por sus fans. En el 2001, la banda, se enorgullece al presentar a “Arrebol”, un álbum constituido por temas inéditos (o descartados de otros trabajos) y algunos nuevos de los cuales puedo destacar “Arrebol” y “Todos Americanos”. En el 2002, Los Jaivas, nos regala un maravilloso álbum que trata de resumir su extensa trayectoria musical.. es así como su dorado grandes éxitos “Obras Cumbres” arrasa en ventas por todo el país; situación que se convirtió en una verdadera celebración nacional.

Mientras todo marchaba a la perfección el infierno nos vuelve a quemar aquel 15 de enero del año 2003.. pues el queridísimo gato Alquinta muere a raíz de de un paro cardiorrespiratorio, mientras disfrutaba de unas vacaciones por las playas de Coquimbo, Chile. Nuevamente el pueblo chileno se manifiesta llorando a gritos esta tan dolorosa y triste partida de un hombre sencillo, creativo, muy humano y sobre todo gran músico. La voz del gato se había transformado en un icono nacional, en una verdadera leyenda.. la verdad es que no existía consuelo alguno que extinguiera de raíz las lágrimas que descendían como un temporal. A eso también hay que agregar la muerte, un año después (2004), de su hijo Eloy Alquinta, quien sufrió un fatal ataque al corazón.

Todo se había vuelto oscuro, era una siniestra maldición, pero el fuego de la creatividad debía seguir ramificándose por los horizontes de la vida.. es así como una vez más deciden seguir adelante, deciden escribir más historia y deciden acallar las voces de la muerte, la misma que ha rondado injustamente por sus alrededores. En la actualidad la banda se mantiene completamente vigente gracias a Mario Mutis (quien es la voz principal), Claudio Parra, Juanita Parra, Ankatu Alquinta, Carlos Cabezas y Francisco Bosco. Por otra parte, Eduardo Parra, anunció su salida de los escenarios a raíz de un lamentable agravamiento de la poliomielitis que sufre desde su infancia. Bosco es el encargado de suplantar sus partes instrumentales.

La mágica historia de Los Jaivas fue bendecida por el Dios del talento y por la furia de la valentía; tantos años de melodías hermosas, tantos años de letras sinceras, tantos años de felicidad por la música y tantos años de amor por su país, Chile. Es emocionante, y un gran orgullo, para mi escribir sobre esta monumental banda a la cual tanto admiro, y sobre todo, quiero. Pese al dolor de perder a algunos de sus hermanos más legendarios, tuvieron el indomable coraje de gritar a los cuatro vientos: “estamos más vivos que nunca”, a eso yo le llamo pasión por el Rock.

Con todo el alma, dulzura mía, como una luna por la garganta quiere salir, quiere brotar como canción, tanta ansiedad como el murmullo también se va. Siento el arrullo de tu calor, noches y luces traen la voz del firmamento. La cordillera alta me espera, sobre las nubes vuela el aliento, sobre las nubes vuela el aliento…”.

FOTO 2

¡FELICES FIESTAS PATRIAS!

Lista (personal) de discos chilenos de todos los tiempos

Buscando por los diferentes blogs que he leido (y en los que he encontrado cosas muy interesantes, de verdad me ha gustado bastante esto del blog), encontré el blog del director de la radio Concierto, una de mis favoritas (y no lo digo de patero, jeje). Y vi que en su blog tenía una gran cantidad de listas de discos. Y como buen fanático de la musica (y copión de ideas, jaja), me hice la siguiente pregunta, aprovechando los aires de septiembre, que indican que el 18 ya está cerca: ¿Cuales serian los 5 grandes discos, a tu elección, de musica chilena de todos los tiempos? Y esto implica desde Lucho Barrios, Arturo Gatica, La Nueva Ola, El rock latino, baladistas, cebolleros, rockeros, punkies, etc. Existen discos imprescindibles en nuestra historia musical? yo digo que si, y los 5 que cualquier coleccionista deberia tener son, a mi gusto personal, los siguientes:
1). Alturas de Machu Pichu – Los Jaivas
2). La espada y la pared – Los Tres
3). El derecho de vivir en paz – Victor Jara
4). Pateando piedras – Los Prisioneros
5). 31 minutos (el primer disco, lease Freddy Turbina, LLUEHHHB, Lolo, etc)

Y uds (quienes lean este humilde blog), que discos chilenos podrian en su lista?