Archivo de la etiqueta: Concertación de Partidos por la Democracia

Yo Opino: La derecha es la culpable

La derecha es la culpable
Por Daniel Arellano

Puede que el título de este post llame la atención. Incluso puede que no falte el que me trate de «comunista de mierda», «zurdo resentido» o «Concertacionista derrotado». Creame, me han tratado así en el blog (y cuando critiqué a Bachelet me trataron de «machista»). Pero la intención en esta oportunidad es mostrar como el pensamiento de derecha (que no es exclusivo de este grupo político, como quedo demostrado en 20 años de gobierno concertacionista) es el que ha generado graves problemas en nuestro país, y que tiene a los más pobres y a la clase media chilena agobiada mientras que una elite se lleva todos los beneficios del «modelo chileno».

En la década del ’80, aprovechando que una Dictadura les permitía imponer su pensamiento económico, politico y social, la actual derecha tomo control del país participando activamente en el Gobierno Militar. Por el lado político Jaime Guzmmán implementaba el sistema binominal que hasta el día de hoy implica que un sector que no representa más del 35% del electorado chileno, y que en mas de alguna elección ha logrado menos que eso, mantenga un número de representantes que no se condice con la votación obtenida. Quedan sin representatividad, además, sectores que no tienen tanto poder así como otras visiones de la sociedad. Se estableció un quorum tan alto para cambiarlo, que hasta el día de hoy es imposible generar una reforma que permita establecer un sistema más representativo para elegir a los congresistas de nuestro país, lo que permite que las visiones de libre mercado y que favorecen a la elite chilena sean preponderantes en la discusión nacional, además de evitar que se aprueben leyes que no los favorezcan.

Sigue leyendo

País de Reno: Oposición…una banda tributo a la derecha

Oposición…una banda triubuto a la derecha
Por El Reno

A un año de que Piñera haya asumido como Presidente de la República, muchos hemos tenido los ojos puestos en cada detalle de su gobierno, haciéndonos llamar oposición. Una oposición que se puede dividir en 2: la política y la ciudadana. Hoy, le pondré ojo a la oposición política, la cual no ha cumplido las expectativas de la ciudadana.

Durante 20 años, que fue lo que duraron los gobiernos de la Concertación, muchos vimos como la derecha de nuestro país (representada por la UDI y RN) ejercía una dura oposición, mostrándose como crítica y muchas veces, solo eso, sin aportar ideas o trabajos conjuntos. Cuando asumió Piñera como Presidente, los papeles cambiaron, y aquellos que fueron gobierno ahora eran oposición, y muchos esperamos que no copiaran el estilo de la derecha, pero lamentablemente, nos equivocamos, y hasta el día de hoy, nos seguimos equivocando.

La Concertación sigue siendo un animal herido. Uno que no reconoce en donde están las heridas y que sigue deambulando por el bosque de forma torpe y sin un camino fijo. Es un animal que está bravo y enojado, y por lo mismo no es escuchado.

Durante el primer año, la Concertación se ha mostrado brava, enojada y sin un discurso inteligente. Se le ve alejada de la gente, de los movimientos ciudadanos, de las agrupaciones sociales, y hasta se le ve alejada entre ellos mismos. Algo común es ver peleas dentro de la misma Concertación entre partidos, con la excusa de que aún no se logran acuerdos, y que en alguna forma me hacen recordar las peleas que tenía yo en mi colegio, cuando tenía 10 años. Son peleas de “dimes y diretes” , empañando aún más la mala imagen que tienen hoy en día.

Y frente al gobierno no son distintos. Ante cada detalle, ante cada comentario, ellos están criticando y opinando, pero como todavía se les ven las heridas, no son tomados en cuenta. El gobierno si bien tiene un nivel de aprobación baja, no se siente amenazado, porque la Concertación, quien debiera ser su contraparte, está aún peor. Y si no encuentra el camino pronto, se verá perdiendo por segunda vez consecutiva una elección presidencial.

Pero, que le falta a la Concertación?. Una pregunta difícil con una respuesta aún más difícil. Según mi opinión (y ustedes los que leen pueden estar de acuerdo o no), lo que le falta es lo mismo que tuvo durante la época de la dictadura (ojo, no estoy comparando o no estoy diciendo que el gobierno de Piñera es lo mismo al de la dictadura, solo hablo desde la Concertación). Un IDEAL. Una FRASE. Algo por lo cual luchar. Algo por lo cual la gente se una detrás de ellos. Y eso es precisamente lo que les falta. Hoy están detrás de las migajas que les va dejando el gobierno, mientras la gente se vuelve mas y mas descontenta. La Concertación debe dejar de gritar para poder escuchar los gritos de otros. Estos otros que los eligieron a ellos en un momento, que hoy gritan en descontento por un gobierno que tampoco ha cumplido sus expectativas. La Concertación debe volver a juntarse con la gente, con la señora Juanita y con Carlos Soto, hablar con ellos, ver que sus necesidades y realidades cambiaron, e idear un proyecto en relación a eso. Debe dejar de preocuparse de temas sin sentido, temas que solo los benefician a ellos como políticos, y concentrarse en aquellos temas cuyos cambios influenciarán a la mayoría de los chilenos. Una vez que puedan armar esa idea, veremos una oposición útil. Mal que mal, un buen gobierno también se logra con una buena oposición.

Política de Yegua: (Des)-Concerta-2

(Des)-Concerta-2
Por Icy Coke

Es peligroso que un gobierno no tenga una oposición fuerte y a la misma altura del oficialismo. Me preocupa, sinceramente me preocupa. Siento que este Gobierno anda perdido (y MUY perdido) en lo que tiene que hacer y como. Sobre todo para cumplir con las promesas electorales que escribió en la débil memoria de sus votantes y que luego borra con el codo, como si todos los chilenos fuésemos una “Tabula Rasa” con muy poca capacidad de retención. Me preocupa la “adolescencia” de diplomacia emocional de la que carece el Presidente y su entorno más cercano. También adolecen de falta de experiencia parlamentaria. Y por otra parte, les sobra arrogancia y exceso de protagonismo. Piñera se ha convertido en su propio vocero, relacionador público y encargado de marketing, sin mucho éxito eso si, por lo menos hasta ahora. También me preocupa (mucho) que la Concertación no haya logrado salir de su estado de (Des)Concierto para ponerse a trabajar seriamente, en todo lo que le compete ahora, en su pega opositora. A mi modo de ver, el Gobierno no ha dejado de ser “oposición” y la Concerta “de Gobierno”. Lo admito, es un poco freak este cuento. Y es serio el problema, como en toda buena relación que se precie de tal, esto es cosa de dos. El “Ying” y el “Yang” creo que le dicen. Se necesitan dos hemisferios para mantener el equilibrio precario de la Democracia Chilena, totalmente.

Y sumado a lo anterior, me carga… me revienta, en realidad, que el oficialismo gaste su tiempo en hacer una verdadera cacería de brujas con las faltas cometidas en el gobierno anterior. Esta bien, todos necesitamos explicaciones, pero que no se torne en persecución ¡¡por favor!! Ahí se les nota la desesperación por manchar la bien ganada reputación de la Ex Presidenta Bachelet. Y en vez de perseguirla, deberían aprender de ella: De su espontaneidad y genuina preocupación por la gente. Ella se dedicó a ser como era, sin poses ni marketeos innecesarios. En oposición, Piñera es un hombre inteligente, hábil y ambicioso, con poco carisma y falta absoluta de espontaneidad, eso si. Entonces, debería partir de ahí, sacándole brillo a sus fortalezas y dejando el exceso de escena de lado para ponerse manos a la obra de verdad. Alguna vez dije que la honestidad es buena pagadora, y si no me creen, pregúntenle a Bachelet. El tiempo de las parkas rojas ya pasó, ahora es tiempo de usar overall, arremangarse las mangas y ponerse a trabajar en serio y muy duro. Muchos chilenos están esperando no solo las incontables “medidas implementadas” sino que también la “acción efectiva”. Y créanme que no quiero criticar por criticar. Es más, si me dicen qué tengo que hacer, lo haré: ¿Construir casas de emergencia, desbloquear caminos, organizar escuadrillas para limpiar las calles, entrevistar agrónomos especialistas para que vayan en ayuda de los pobres hombres de campo que ven con desesperación como se les queman sus magras cosechas con las heladas tremendas e inesperadas? ¿Qué más? Díganme, estoy dispuesta porque eso es lo que quiero ver: Acción Real.

Me da una lata atroz que salgan ahora con que aumentó la cantidad de pobres en Chile. ¡¡Media novedad!! No me extraña nada, pero paren de echarle la culpa a la Concertación. ¡¡TODOS SOMOS RESPONSABLES DE ESO!! Y lo seguiremos siendo mientras miremos para el lado cada vez que nos topemos con la pobreza de frente en nuestras calles; cuando veamos a los jóvenes talentosos sin oportunidades trabajando por mucho menos que el sueldo mínimo sin hacer nada; cuando escuchemos en la noticias que nuestros ancianos mueren de frío en las calles y que nuestros niños son descuidados negligentemente por unas madres que deprimidas van en busca de un placebo fácil para olvidarse que no pueden sacar a sus familias adelante porque no encuentran un trabajo en el cual puedan ganar un sueldo digno que les permita – a la vez – tener tiempo de CALIDAD para cuidar a los suyos.

Ese es el Chile QUE NO QUIERO TENER. ¿Y les cuento algo? Sin ser muy especialista en nada, les aseguro que la próxima encuesta Casen tendrá cifras mucho peores a la luz del terremoto, maremoto, heladas e incontables etcéteras sumado a nuestra incapacidad para encontrar soluciones efectivas y solidarias.  Por favor, no seamos como el Parlamento de Hong Kong que organiza comisiones gigantescas sólo para determinar que ellos no son los culpables de las metidas de pata del gobierno de turno y hacerlo público en los medios como si fuera un gran logro. Acá en Chile, es un poco lo mismo, solo que Sí se buscan culpables, con esa manía idiota que tienen algunos chilenos de querer echarle la culpa a alguien para quedar liberados de responsabilidades. Si gastáramos las mismas energías en buscar soluciones, este sería OTRO CHILE… Un Chile lleno de gente inteligente, próspera y feliz, pletórica de oportunidades.

Hoy me siento triste, siento que he vuelto a un Chile añejo, con olor a naftalina, de más de 30 años atrás, y a mi no me gusta volver atrás. ¿¿¿Qué tendremos que hacer para mirar al futuro nuevamente y proyectarnos hacia allá??? No lo sé, lo único que tengo claro es que no pueden pasar 4 años así como estos 4 meses. Los chilenos del Siglo 21 merecemos estar a la altura del tiempo que nos convoca, lleno de oportunidades de desarrollo, tal como fuera una de las promesas electorales más publicitadas del gobierno actual y sobre la cual han caído una lluvia de grillos… grillos silenciosos, por cierto.

¡¡Ahhh!! Y feliz día de la amistad, para todos aquellos que no alcancé a saludar ayer.  Me pregunto cuándo será el día de los pasteles. ¡¡Ahí creo que tendrán que decretar feriado nacional!!

Saludos y nos leemos!! Y a propósito de los chupa-sangre y riquezas con estilo, les dejo este video, para que lo disfruten. Y recuerden, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia…

Presteme el Voto: ¿El fin de la Concertación?

¿El fin de la Concertación?
Por Daniel Arellano

El domingo pasado Sebastián Piñera fue elegido como nuevo Presidente de Chile, algo que la derecha no lograba, por las urnas, desde 1958. Más allá de hablar de quien tiene la culpa en la Concertación, de los errores que esta cometió (partiendo por el candidato elegido en unas «primarias» bien truchas en cuanto a procedimiento elegido), o de los aciertos que tuvo la Coalición por el Cambio (ya explicados por Verónica en este post), el tema interesante es que va a pasar ahora con este conglomerado que se ha mantenido por 20 años en el Gobierno. Se acaba, se renueva, renace como el ave Fenix? Trataremos de inventar dar alguna respuesta.

Lo primero que me atrevo a pensar es que la Concertación debe, si no deshacerse, al menos dejar en un tercer o cuarto plano a las viejas glorias. Hablamos de los Lagos, Frei, Escalona, Latorre, Alvear, entre otros. Esta nueva etapa deberían tomarla las nuevas generaciones, aquellas figuras políticas que hasta ahora han estado más haciendo banca que jugando de titulares. A quien me refiero? Quizás gente como Carolina Tohá, Lagos Weber, Claudio Orrego o Felipe Harboe, por nombrar algunos.

Pero ese cambio de rostros no solo debería quedarse en eso. Será necesario un nuevo objetivo que aglutine a los partidos que forman la Concertación. Un proyecto país de corto, mediano y largo plazo, que reencante al electorado y a quienes participan activamente de esta coalición. Por ende la renovación debe ser de fondo también.

Y agreguenle a todo esto el acercamiento de los partidos a la gente, al chileno común y corriente, dejando de lado las disputas de poder y trabajar en conjunto con la sociedad para poder estar atentos a los cambios que Chile está experimentando, y que no fueron bien leidos en esta elección (o que no quisieron leer).

Pero existe el peligro, a mi juicio, de que la Concertación se termine disgregando, y no es algo totalmente utópico. Que rumbo deben tomar las nuevas propuestas de la Concertación? Si se elige seguir un rumbo «progresista» (palabra bien manoseada ultimamente) se deberán tocar temas que pueden molestar a uno de los socios: la DC. Si, porque una agenda progresista podría implicar un giro más hacia la izquierda de la coalición y tocar temas como la posibilidad de implementar el aborto terapeútico (por nombrar alguna) que podrian ser mal vistos por los demócratacristianos. Podría esta desenvocar en que los «socios» de la DC decidan seguir su propio camino, para representar una opción de centro, mucho más moderada?.

Lo que sabemos hoy, es que la Concertación tiene poco tiempo para renovarse. Ya en el 2012 tendremos elecciones municipales y veremos si el mensaje fue escuchado y los errores rectificados.

Y no nos olvidemos de ME-O, por más que algunos lo llamen hoy un cadaver político. Pero en política hasta el más muerto de los cadáveres puede volver a la vida cuando menos se espera.

Foto: Web Oficial Candidatura Eduardo Frei.

Ciudadana de a Pie: Las tres claves del triunfo de Piñera

Las tres claves del triunfo de Piñera
Por Verónica Palma

El desgaste frente a la opinión pública, los desaciertos para elegir al candidato presidencial y la irrupción de Enríquez-Ominami, fueron ventajas que la Concertación dio a la Derecha (Coalición por el Cambio). Desde 1958 que este conglomerado no gobernaba democráticamente en Chile, los años de campañas derrotadas y las enseñanzas obtenidas, hicieron que la Coalición por el Cambio estructurara una campaña magistral. El posicionamiento en los medios y el haber aprendido que “la unión hace la fuerza”, son las lecciones más importantes que la derecha 2010 puede dar.

«El CAMBIO».

La Coalición por el Cambio, formada por Renovación Nacional (RN), Unión Demócrata Independiente (UDI) y Chile Primero, elaboró una campaña potente. Dejó de lado el tedioso y poco acertado lema del “desalojo”, concentrando sus esfuerzos en enarbolar la palabra «CAMBIO», para utilizarla en vez de la palabra «DERECHA». Con esto crearon un movimiento que dejaba atrás su pasado, guardando su historia en un baúl y posesionándose como bebé recién nacido mirando un promisorio futuro.

La Estrella 2.0

La imagen de la estrella de colores, similar a la creada en Brasil para la campaña de Lula Da Silva, irrumpió en la Web 2.0. a principios del 2009. La Campaña del Cambio 2.0 dejó en evidencia la estrategia de convencer y captar votantes. Se encomendó a los propios adeptos para ir en busca de votos, utilizando Twitter, Youtube o Facebook como herramienta, avanzando de manera solitaria en el fértil terreno digital, bastante mal utilizado por los demás candidatos.

El mejor socio: UDI Popular

Los sacrificios de uno de los socios de la Coalición por el Cambio, la UDI, son destacables. El «partido popular» renunció a la opción de tener un candidato presidencial propio, centrándose en la campaña parlamentaria y en buscar el apoyo para Piñera dentro de la decepcionada juventud UDI. El sistema binominal obligó a la UDI a enfrentarse con su socio, Renovación Nacional. La UDI, expuso a varios de sus líderes a una campaña con recursos desiguales dejando fuera de carrera a políticos que, de un lado u otro, se les reconoce su excelente desempeño. Ejemplo de esto es el triunfo de la inexperta Marcela Sabat quien reemplazará al Presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Álvarez.

Si bien los políticos de la Concertación son los principales responsables de su derrota, el saber aprovechar la oportunidad fue lo que hizo que esta elección la ganara la Derecha. Los desafíos que vienen para la Concertación son grandes. Es sabido que esta primera elección es perdida por el gobierno de turno, lo que viene después no podemos más que esperar que sea lo mejor, tanto en lo económico como en el respeto de los derechos fundamentales de los ciudadanos, que finalmente es lo que sirve a Chile.

Presteme el Voto: Chile Votó

Chile Votó
Por Daniel Arellano

El domingo pasado se realizaron las elecciones presidenciales en nuestro país (también se eligieron a las comparsas diputados y senadores, estos últimos solo en algunas regiones). El triunfo se lo llevó Sebastián Piñera (Coalición por el Cambio) con un 44% de los votos, seguido por Eduardo Frei (Concertación de Partidos por la Democracia) con un 29,6% de los votos. Marco Enríquez-Ominami (Independiente) obtuvo el 20,1% de los sufragios, mientras que Jorge Arrate (Izquierda) obtuvo un 6%.

Con estos resultados , el 17 de enero los chilenos debemos volver a las urnas para definir si el próximo Presidente de la República será Sebastián Piñera o Eduardo Frei. La verdad es que siendo bien objetivo, no se cual de los dos es más malo.

Sebastián Piñera no me termina de convencer. Si cree que me va a vender la pomada de que el es el «cambio» no se la compro ni por US$ 10000000. Todo en el parece preparado por sus asesores, absolutamente falso, plástico. Y tampoco su curriculum me convence. Deseamos los chilenos tener como nuestro gobernante a alguien que tiene en su haber la quiebra del Banco de Talca, el famoso «Kyotazo» (por si no se acuerda fue ese episodio en que Ricardo Claro, dueño de Megavisión, mostró una grabación que delataba el intento de Sebastián Piñera por perjudicar a Evelyn Matthei en su carrera a La Moneda), la no abstención de Piñera en la compra de acciones de Lan Chile, por nombrar algunos. Queremos de verdad un Presidente que crea que el país es una empresa y que todo puede ser comprado?.

Y que decir de quienes lo apoyan. Luego de la, para muchos, sorpresiva derrota de Joaquín Lavín en la carrera por ser senador de la V Costa, ya existen voces en la UDI que están pidiendo que en caso de llegar a La Moneda, los candidatos importantes de ese partido que perdieron en estas elecciones (como Lavín o Kast) deben formar parte del Gabinete. Deberemos esperar, entonces, la llegada de los Opus Dei al Gobierno, de gente con clara mentalidad conservadora y que solo le interesa el poder por el poder?. Por cosas así creo que Piñera no es la mejor opción para Chile. Yo quiero un gobernante, no a alguien que se sienta el dueño del mundo.

Eduardo Frei tampoco es de mi gusto. En su anterior mandato ya demostró que no fue capáz de hacer una buena gestión. El dice que solo «concesionó» el agua y la luz. Para mi eso es privatizar, y vaya que nos ha salido carito esa gracia, con los aumentos de tarifas cada cierto tiempo. Y me sale en esta campaña con que quiere más Estado. Incoherente, no?.

Ahora, espero que esta nueva candidatura no implique que, si llega a La Moneda, se pase medio año fuera conociendo los paises que no alcanzó en la primera oportunidad. Porque ese fue un rasgo de su primer mandato que dio para todo, bromas incluidas.

Pero Frei tampoco es santo de mi devoción porque no representa, para mi al menos, la fuerza que necesita Chile para realizar los cambios necesarios en nuestra sociedad, pensando en un futuro más igualitario y con mejores oportunidades para todos. El cambio no es sinónimo de Frei ni de la Concertación, la cual ya está desgastada luego de 20 años en el poder. Faltan ideas nuevas, caras nuevas, una refundación completa de esta coalición, sobre un proyecto país a mediano y largo plazo. Solo entonces podría salir de su enquilosamiento, producto de tantos años en el poder.

Frei o Piñera? Para mi cualquier opcion es mala. Al final puede que vote por la menos mala.