Archivo de la etiqueta: Burocracia Estatal

Yo Opino: Estado o Mercado?

Estado o Mercado?
Por Daniel Arellano

El terremoto del 27 de febrero volvió a poner en la palestra una discusión que se viene llevando desde hace mucho tiempo. Es mejor el Estado o el Mercado (en este caso, los privados) quienes deben hacerse cargo de los problemas nacionales?.

Ambas opciones tienen sus pro y sus contras, además de ser defendidas por diversos grupos políticos y económicos. En este post lo que busco es generar una discusión sobre el tema, partiendo de mi propia visión.

Soy un convencido de que el sistema actual que impera en Chile, donde el mercado domina muchos de los ámbitos de nuestras vidas, no es el mejor. Para mi un sistema económico que sea capáz de equilibrar el rol del Estado y el de los privados debe ser la busqueda de todo conglomerado político que busque el bien del país, y no solo el de sus bolsillos. Lamentablemente este tema casi ni se ha discutido en Chile y debe suceder un terremoto para que recién nos lo empecemos a plantear.

Pero como dije anteriormente, que el Estado o el Mercado sean de manera exclusiva quienes resuelvan los problemas no es la solución que se busca. En la emergencia producida por el terremoto me ha llamado la atención que, por ejemplo, la fabricación e instalación de mediaguas se ha concentrado en Un Techo Para Chile. Acaso el Estado no tiene la posibilidad de usar sus estructuras para construirlas también?. Y si nos fijamos un poco más, han sido mayoritariamente los privados los que se han movilizado para entregar soluciones como el Desafio Levantemos Chile. Y el Estado? Yo diria que más dormido que despierto. Recién ahora, en abril, está despertando de este letargo, pero muy lentamente.

Pero volviendo más al tema principal, el pensar que el Mercado por si solo es capáz de hacerse cargo de las necesidades de nuestra sociedad es un pensamiento equivocado. Un ejemplo es lo que ha pasado en nuestro país, donde el Mercado se encuentra presente en casi todos los aspectos de nuestra vidad, como salu y educación, por nombrar algunos. El problema es que cuando dejas al Mercado actuando sin regulación se termina provocando una gran diferencia entre quienes tienen el dinero para acceder a los servicios que ofrece el Mercado y quienes no lo tienen. Eso queda demostrado en las grandes diferencias entre educación privada y pública, entre salud privada y pública, etc.

Y no solo eso, la desigualdad social es tremenda y se acentua cada vez más. La Teoría del Chorreo, tan defendida por los economistas neoliberales, sencillamente no funciona o lo hace a tan largo plazo que sus efectos no se ven en la sociedad.

Tampoco podemos olvidar que la última crisis económica fue generada por los privados, no por los Estados. Todo esto me deja con la firme convicción de que el Mercado por si solo no es la solución a nuestros problemas.

Pero el Estado por si solo tampoco es la solución, cosa que ya se observó en el fracaso del comunismo, a fines de los años ’80. Si bien el control total de las necesidades de la población por parte del Estado suena bien en teoría, en la práctica eso no sucedió. Varias cosas, a mi juicio, no lo permiten. Por ejemplo, la burocracia estatal, la cual muchos de nosotros hemos sufrido en carne propia, ya sea al momento de realizar trámites personales o bien cuando debemos adquirir o proveer al Estado de elementos necesarios. La burocracia lleva a que el Estado sea un gran elefante blanco, con poca capacidad de respuesta. Ya sabemos que el Estado no siempre es un buen administrador.

El otro problema que yo veo es que las prioridades cambiarian completamente, dependiendo de la coalición política que llegue al poder, algo que termina perjudicando a la gente, sobre todo cuando no existe una visión de país a corto, mediano y largo plazo, que esté por sobre quien llegue al poder.

Es cierto, no soy un experto en estos temas, pero creo que puedo generar un aporte al debate desde el punto de vista de alguien común y corriente, alejado de los debates entre especialistas y circulos cerrados.

Llegar a este equilibrio entre Estado y Mercado es algo que deberemos plantearnos seriamente para decidir el futuro de nuestro país y que camino seguir para llegar a ser un país desarrollado. La tarea debe comenzar hoy.

Yo Opino: El Costo de la Vida

El Costo de la Vida
Por Daniel Arellano

Desde hace algún tiempo la economía chilena ha estado dando muestras de que no va muy bien que digamos. Una inflación más alta de lo previsto, precios que han subido bastante en diversos productos de primera necesidad, y un horizonte no muy auspicioso de aquí al 2010 nos han llevado a preguntarnos si se están haciendo las cosas bien para enfrentar esta coyuntura. Lamentablemente, muchos de nosotros podremos responder que NO.

Es bien sabido que nadie le prende muchas velas a San Andrés Velasco, nuestro ministro de Hacienda, el cual parece no darse cuenta de como esta etapa nos afecta a los chilenos, principalmente a aquellos de clase media. Cosa de ver lo que ha pasado con los combustibles, donde los 1000 millones de dolares que se desperdiciaron como aporte al Fondo de Estabilización de los Combustibles no sirvieron para amortiguar las alzas en los precios. Pero al momento de ver la posibilidad de rebajar o bien eliminar el impuesto específico a los combustibles, todo queda en nada porque eso no se puede tocar.

Lo mismo pasa cuando uno se pregunta porque no puede existir un IVA diferenciado, o bien bajar los impuestos a algunos productos como los libros, o inclusive, la carga tributaria de las personas (a lo que nuestra querida Presidenta ya dijo que no).

Pero además, creo yo, falta un mayor empuje en otras áreas de nuestra economía, las cuales algunos encontrarán hasta lógicas. Por ejemplo, disminuir la burocracia que existe en Chile para crear empresas, tener una política económica que lleve a Chile a no ser un país 100% exportador de materias primas, sino que a desarrollar tecnologías y así darle un valor agregado a nuestros productos, tener una flexibilización laboral que permita a muchas mujeres y jovenes incorporarse al trabajo sin dejar de estudiar o de criar a sus hijos, sobre todo en primeras etapas de sus vidas, etc.

Sin embargo nuevamente vemos a la clase política mostrar la hilacha. Claro, si vemos al ministro Perez Yoma diciendo que deberemos apretarnos los dientes mientras los parlamentarios y el mismo Gobierno no se apretan nada (sería un buen ejemplo rebajarse el sueldo a la mitad y ponerse un poquito ahorrativos con los gastos superfluos del Ejecutivo), el llamado muy valido no es. Por mientras solo nos queda tratar de no meternos en deudas y ahorrar lo que podamos, ya que todo seguirá subiendo, menos los sueldos.