Chile: la hipocresía y el machismo a la orden del día

“Más vale un minuto de vida franca y sincera que cien años de hipocresía” (Ángel Ganivet)

Aunque le hago quite a los programas de farándula y todo aquello que se le vincule finalmente terminé enterándome del llamado “escándalo de la semana”: el video de Valentina Roth y Raquel Calderón.

Más allá de lo que aparecía en las imágenes (y que no tiene nada del otro mundo), me sorprendió la reacción de la gente. Harto comentario moralista, mucho chaqueteo y demasiado doble discurso, me confirmó una vez más qué tan hipócritas somos los chilenos.

No somos unas blancas e inmaculadas palomas; muchos hemos cometido errores y más de alguna vez nos hemos mandado un “condoro” que queremos borrar de nuestra historia. Entonces ¿con qué moral criticamos a Kel y Valentina? ¿Tan hipócritas nos estamos poniendo?.

Además no está sólo la doble moral que nos gastamos para criticarlas y pasar por alto nuestros errores. Está presente el machismo especialmente el de las mujeres. ¿No hemos sufrido ya de siglos de discriminación y abusos para que las mujeres, en vez de apoyarnos, seamos las primeras en trapear el nombre de dos chicas jóvenes? ¿Tan poca solidarias nos hemos vuelto entre nosotras? ¿Por qué le aguantamos y festejamos más a un hombre que a una mujer un error?.

En Chile cada vez (lamentablemente) estamos más pendientes de lo que hace el vecino, de criticarlo, juzgarlo y descalificarlo; de ver todo lo malo, lo despreciable y dar cátedras de lo que debe o no hacer, pero pobre de aquel que ose a criticarnos. Ahí nadie se puede entrometer. Cierto: es más fácil ver la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio.

Si Valentina, Kel, Fulanita o Menganita quieren salir a carretear, emborracharse y/o acostarse con quien les dé la gana es asunto netamente de ellas, no del resto de los chilenos. No podemos enjuiciarlas por una “noche loca” si nosotros, a lo largo de nuestras vidas, hemos cometido excesos o errores. Aquí lo condenable fue quien dio a conocer públicamente el video para obtener algún tipo de provecho, la hipocresía de los chilenos y el machismo femenino.

Escrito por Karina Jara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s