El Día de la Tierra

Este domingo se celebró el Día de la Tierra, una oportunidad para reflexionar sobre el daño que hemos realizado al planeta, al medio ambiente y a la biodiversidad.

Todo estaría bien pero, lamentablemente, en Chile (como en otras partes del mundo) los ejemplos de poca valorización del medio ambiente por parte de la gente son muchos y ocurren a diario. No es necesario que busquemos grandes fabricas contaminantes (que son una parte no menor del problema), pero si sumamos el daño de estas industrias a los pequeños atentados diarios que todos, me incluyo, cometemos en contra de nuestro planeta, el efector realmente es devastador.

¿Cuantos de nosotros no botamos la basura en cualquier parte antes de hacerlo en un basurero y, además de contaminar, ensuciamos las calles y nuestros vecindarios?

¿Cuantos de nosotros sencillamente botamos las pilas al tacho de la basura olvidándonos que elementos como estos deben ser reciclados en lugares especiales?

¿Cuantos no hacemos lo mismo con la llamada basura electrónica? Se nos olvida el daño que varios componentes de nuestros equipos electrónicos, celulares y computadores pueden generar en el ambiente como, por ejemplo, las baterías.

¿Cuantos hacen caso omiso de las autoridades y en días con alta contaminación del aire preden igual sus chimeneas, sobre todo en el barrio alto o hacen quemas no autorizadas?

¿Cuantos no hemos colaborado con la erosión de los cerros? ¿Cuantos hemos colaborado en resolver este tema plantando árboles?

¿Cuantos usan el auto hasta para ir a la esquina o no respetan la restricción vehicular (si bien su eficiencia es discutible) pero se espantan por el Efecto Invernadero?.

¿Cuantos se espantan ante la tala del bosque nativo pero no son capaces de armar aunque sea un pequeño jardín en el balcón de su departamento?

¿Cuantos están en contra de proyectos devastadores como Hidroaysén pero usan las ampolletas más gastadoras que existen en el mercado o no son capaces de disminuir su consumo de energía?

¿Cuantos se preocupan por los problemas de abastecimiento de agua pero dejan la llave corriendo cuando se afeitan o lavan los dientes?

Estas preguntas, estimado lector, son solo para que todos, me incluyo, tomemos conciencia no del problema medioambiental sino que de la incongruencia tremenda entre lo que decimos y hacemos.

Para que podamos seguir celebrando muchos más Días de la Tierra debemos hacer un pequeño esfuerzo tu, yo, todos. De otra manera podremos seguir llenándonos la boca con la palabra ecología, cuando lo que importa son las acciones.

Escrito por: Daniel Arellano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s