Loco Mundo: Power to the people

Power to the people
Por Karina Jara

“Dices que quieres una revolución. Será mejor empezar de una vez. Te pondrías a marchar, en la calle cantando poder para el pueblo! Poder para el pueblo ahora!” (John Lennon)

¿Se imaginó ver Wall Street, el corazón mismo del capitalismo, ocupado por indignados estadounidenses? ¿Se imaginó que cientos de miles de egipcios saldrían a las calles para derrocar a Hosni Mubarak? ¿Se imaginó ver a miles de españoles, indignados, acampando en las calles por semanas? ¿Pensó usted que los islandeses podrían enviar a la cárcel a banqueros y políticos por el grave daño económico que le causaron al país? ¿Se imaginó que una joven lideraría el mayor movimiento estudiantil – el más potente desde el retorno a la democracia – en Chile?
Pues bien: esto no es la trama de alguna película hollywoodense, ni un sueño ni una campaña publicitaria. Esto ocurrió. Esto es real. Es lo que está sucediendo en Chile y en el resto del mundo.

Como muestra del impacto que han tenido las marchas y cómo la mayoría de ellas traspasan fronteras, es que fueron los propios lectores del diario inglés The Guardian quienes escogieron a Camila Vallejo, ahora nueva vicepresidenta de la FECH, como el personaje del año. Vallejo se impuso ampliamente a figuras de renombre mundial como la canciller alemana Angela Merkel.

Pero ¿por qué los lectores de este prestigioso diario británico escogieron a la dirigente universitaria y no a Merkel? La respuesta es simple: Camila no sólo representa al movimiento estudiantil chileno, sino que es parte de una generación que emerge a la vida política y social; una generación que no quiere volver a delegar sus sueños y esperanzas en los mismos de siempre, en aquellos que han dirigido nuestros destinos sin preguntarnos qué queremos ni escuchar lo que exigimos.

Los manifestantes o indignados no sólo se tomaron calles, plazas y cuanto espacio público pudieron, sino que también coparon portadas de revistas y diarios; fueron los protagonistas de innumerables reportajes televisivos y radiales y su fuerza como movimiento ha sido analizada una y otra vez por expertos. No por menos la Revista Times eligió que el personaje de este año era el manifestante.

Esto es un claro síntoma de que las cosas están cambiando. No sólo es la protesta de un grupo de personas en un determinado país; la indignación ciudadana traspasó las barreras geográficas, ideológicas, culturales y religiosas. Es la expresión viva de un descontento generalizado y que este año se hizo sentir y vaya cómo.

Las masivas y reiteradas marchas fueron y son la expresión viva de que en este mundo tan globalizado algo no está funcionando bien. Es una sociedad que despertó de su letargo; abrió sus ojos para ver las injusticias y sacó su voz para protestar. Ahora la ciudadanía se informa, investiga, comenta, se organiza y se manifiesta. La sociedad civil es la protagonista de los cambios y esto no debe ni puede decaer.

Queda claro que las movilizaciones, tanto a nivel nacional como internacional, marcan un antes y un después en la relación con quienes nos gobiernan y también es “la” oportunidad para que la clase política se renueve. Ahora la gente sabe que tiene el poder de hacer sentir su voz, de expresar su malestar, pero también su esperanza en que todo puede mejorar. Simplemente es el poder de la gente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s