Yo Opino: La colusión de los pollos

La colusión de los pollos
Por Daniel Arellano

Una noticia económica nos sorprendió hace unos días cuando la Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó un requerimiento al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) donde acusó la existencia de una colusión entre las tres principales firmas avícolas de nuestro país. Agrosuper, Ariztía y Don Pollo. Esto remeció a la sociedad, pensando que estas 3 empresas se quedan con un 92% del mercado.

Esta colusión se habría realizado a través de un acuerdo entre las tres empresas el cual limitaba la producción de cada una de ellas. De esa manera podian controlar la cantidad de pollo que se ofrecía al mercado, regulando los precios de manera artificial. A través de este acuerdo las empresas se asignaban cuotas de participación en el mercado, algo que va en la dirección opuesta a la denominada “Libre competencia”.

Según el informe de la FNE, esta colusión se vendría arrastrando desde la última década y los dardos apuntan hacia la Asociación de Productores Avícolas de Chile (APA), encabezada por Juan Miguel Ovalle, la cual enviaba informes semanales en base a los cuales las empresas evitaban sobrepasar la cuota de participación definida en el acuerdo.

Este nuevo caso de colusión (junto con el conocido por parte de las farmacias hace un par de años) nos hace dudar sobre si en Chile realmente podemos hablar de “Libre competencia” como se entiende en la teoría. ¿Que se puede pensar cuando no más de 3 empresas controlan un 90% del mercado?. Y esto no pasa solamente con los pollos o las farmacias. Es cosa de que revisemos diversos ámbitos de la economía nacional y terminaremos encontrando una concentración en pocas empresas, principalmente grandes conglomerados, con poco o nulo espacio para que otras empresas menores puedan desarrollarse.

Si de verdad tuvieramos un mercado donde la “Libre competencia” funcionara, los beneficiados seríamos los consumidores ya que tendríamos una amplia gama de empresas donde poder elegir los productos que necesitamos, además que se estimularía la competencia entre empresas lo que llevaría a precios más accesibles. Eso no lo veo hoy en Chile.

La colusión de los pollos es solo otra muestra de las tremendas deficiencias del actual sistema económico que rige el país. Esto no es capitalismo propiamente tal. Acá estamos frente a un grupo casi monopólico de empresas que terminan, no pocas veces, abusando de nosotros: Los consumidores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s