Política de Yegua: La Indefensión y el Alma Nacional

La Indefensión y el Alma Nacional
Por Icy Coke

Antes de comenzar siquiera a escribir este post necesito hacer la advertencia que estará escrito desde la guata y casi sin ediciones de mi parte, ergo, no será ni objetivo ni políticamente correcto. Simplemente, ¡¡¡será!!.

Estoy enojada, frustrada y decepcionada. Ayer en la tarde, a plena luz del día y cerca de su Universidad, mi hija fue asaltada mientras llevaba a su hija (de menos de dos añitos) en brazos. Fue un asalto tipo “cuento del tío”, donde un sujeto se le acercó a mi hija pidiéndole ayuda y terminó robándole su celular, su PAS ESCOLAR (¡¡¡pa’que chucha, me pregunto yo!!!) y las últimas diez lucas que le quedaban de su mesada. O sea, hay que ser muy maldito de alma para hacer algo así. ¿Qué clase de sujeto se le acerca a una jovencita menuda, cargando a su hija, una inmensa mochila llena de cuadernos, pañales y galletas, le pide ayuda y luego la asalta? Disculpen mi francés, pero ¡¡¡hay que ser un REAL conchesumadre!!!.

Y luego de eso, ¿dónde me meto todas las enseñanzas que le di a mi hija sobre ayudar y querer al prójimo, estar siempre atenta a ser servicial, y a que tiene que dar un “buen ejemplo”? O sea, este desgraciado en menos de 5 minutos mandó a la cresta una enseñanza de años. ¿Con qué cara miro yo ahora a mi hija? Y es más que eso, ¿Qué le vamos a enseñar a mi nieta? O sea, claramente, ya no se puede andar segura por las calles ni en el día, y no se puede confiar en nadie, y no puedes practicar el amor al prójimo sin que el prójimo se sienta con el derecho de pasar por arriba tuyo. ¿En qué clase de país nos hemos convertido, por las re-cresta?.

Y todo esto viene pasando hace rato ya. Desde hace un buen tiempo que vengo advirtiendo que nuestra tan manida “alma nacional” está herida de muerte. La buena esencia de los chilenos se está perdiendo a pasos agigantados. Ya no somos ni la sombra del país que éramos y al que se cantaba en la popular tonada “Si Vas para Chile”. Ahora la gente honrada se tiene que enrejar para poder vivir tranquila, tiene que tomar “medidas de resguardo” para proteger sus a veces escasos bienes y a su familia… ¿Y alguien se ha preguntado por qué está pasando esto? Para mi la respuesta es bien simple. Porque en Chile la justicia es un chiste… Y más todavía, la aplicación de dicha “justicia”. ¿Será idea mía o esta diosa esta cada día más ciega y más sorda? Entre los jueces corruptos, las puertas giratorias y la indiferencia con los criminales, no vamos a ninguna parte. Creo, de verdad, que a este Gobierno le faltan pantalones de autoridad. Cualquiera piensa que puede hacer lo que se le antoje, y los “malos” están cada día más malos y atrevidos, ¡“oiga”!.

Anoche conversábamos con mi hija que igual tuvieron mucha suerte… La “sacaron barata”, como decimos en buen chileno. Podría haber sido mucho peor. Pero lo que me dejó “pa’dentro” es que nadie, pero ¡¡NADIE!! Ayudó a mi hija mientras era asaltada. ¡¡Y la calle estaba llena de gente, eran las cinco de la tarde, valoooorrr!!!! Tuvo que devolverse a su facultad para que la asistieran. Entonces, vuelvo a preguntarme ¿qué nos está pasando?. Nos hemos vuelto fríos e indolentes, desinteresados y apáticos. Y los maleantes se han vuelto más osados, desalmados y déspotas. Y las autoridades se hacen las locas, mirando pa’otro lado. Así, “vamos a sacar el pan como una flor”, decía mi abuelita, señora de campo, sabia y matriarcal.

La verdad, nunca pensé llegar a escribir esto en serio, pero acá hace falta “Mano dura, señores”. Ya está bueno que el Gobierno se haga el loco con la justicia, la educación, la salud, el transporte y otros. Por favor, pongamos un poco de orden en la “Casa Grande”. Ya está bueno que nos pasen por arriba. Dejemos de ser un pueblo menso e indiferente. Somos como ovejas necias avanzando al despeñadero. Hagámosle espacio a los líderes que vienen… ¿Dónde están que no los veo? ¿Dónde están las personas que deberían dirigir a este país hacia algún lugar concreto? Por favor, paren de llenarse el bolsillo de dinero por no hacer la pega… ¡¡¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando?!! Señores políticos, ¿a dónde quieren llevar el país?, ¿cuál es el plan a seguir?… ¿Alguien por favor, me lo puede decir?…

Estoy decepcionada. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Este NO ES EL PAIS EN EL QUE QUIERO VIVIR!!!!!!!!!!!!!!! Hagamos algo concreto para mejorarlo. Es urgente antes que nos vayamos todos a la cresta, la verdad. No creo que queramos vivir en un país bananero, con todo el respeto que dicha actividad me merece. Yo quiero volver a vivir en un Chile limpio, ordenado, sui generis como él solo pero donde al menos podías caminar por las calles tranquilo y en paz. ¡¡¡¡Quiero mi Chile Lindo de vuelta, por favooooorrr!!!.

Gracias por el desahogo. Me he expresado.

Anuncios

9 Respuestas a “Política de Yegua: La Indefensión y el Alma Nacional

  1. Icy, me sorprende también leerte pidiendo mano dura, pero entre la inseguridad y el desorden que hemos visto este año, por cuanta manisfestación desordenada con consecuencias reales para el que está en medio de ellas, estoy contigo. Decidida y clara debe ser nuestra posición como ciudadanos y como gobierno. No podemos dejar que la criminialidad, la impunidad y la injusticia se tomen un país que antes era tan sano y que aún ahora que se precia de tener el mejor índice de desarrollo humano de la región, se vaya al tacho por falta de mano firme. Remarco, esta no es sólo una responsabilidad de Gobierno, a quién podemos responsabilizar idílicamente de nuestros males, sino del ciudadano, del chileno de todos los días que permite que a su lado se comentan abusos y arrebatos contra su prójimo y no actua por miedo o indiferencia. Levantemos la mirada por sobre nuestros miedos y más allá de aquellos que impunemente amenazan nuestra vida. Sé que es fácil decirlo por escrito y no tanto llevarlo a cabo en los hechos. Espero sin embago que al menos al escribir este texto, éste resuene en mi cabeza y en la de quienes lo leen para motivarlos a actuar cuando sea necesario.

  2. Este es el pais que hemos decidido tener. esto se arrastra hace tiempo. cero respeto por el projimo. Y siento que seguira asi. La hija de mi nana se desperto el sabado pasado con un cuchillo en el cuello. 18 anos. No se como se podra detener esta voragine linda. No se que mas tendra que pasar para que atinemos.

  3. Sinceramente creo que va mucho más allá de la Mano Dura, pues el tema de las penas aflictivas o “penas remitidas” (que no se que pena será, pero no sirven de mucho), es una cuestión solamente correctiva luego de producidos los acontecimientos.
    Así como a Ceci nadie la ayudó, así mismo nadie toma con tanto asunto en el sistema legislativo y judicial, sin mencionar la nula cantidad de proyectos de ley sensatos que presentan los ministerios.
    Acá hay un tema de fondo sonando todo el día, tal vez dos:
    primero: trata de arreglártelas solito y “como puedas”, todo vale para escalar.
    segundo: los de arriba necesitan que los de abajo estén tan preocupados por sobrevivir, que así no se preocupan del resto de las cosas.
    Es una cuestión que debemos revertir como sociedad, creando y rearmando un entramado social firme, pero así como vamos, seguimos agudizando la crisis.
    Es por esa indolencia, la que nos lleva a mirar sin ver, que estamos tan mal.
    Hay que ponerle un parelé, pero necesitamos muchas manos.
    Fuerza para todas y todos.
    Especialmente para ti y la Ceci.

  4. Daniel Arellano

    Mientras no existan políticas serias que ataquen las verdaderas causas de la delincuencia, como igualdad de oportunidades y fin de la desigualdad social tan grande que existe en Chile, por ahora las únicas soluciones que veo posible con estos delincuentes son:
    Castración, tirarlos en el desierto sin comida ni agua o bien degollarlos con una katana.
    Saludos

  5. Falso filósofo

    Repito acá lo que le dije a la Ceci: la raza humana es una merda, y espero que hayan aprendido la lección.

    Blood

  6. Que quieres que te diga, completamente, la calse política, el gobierno y el poder judicial, son una mngasde corrptos que no tiene el más mínimo interés en la gente, solo queiren la tele, hablar huevadas, y no sben dar respuesta concretas y más encima anda diciendo una pelotuda por ahí que tiene un suekldo “reguleque”. Este país tiene plara, pero dónde está, no se invierte en educación, la salud es un asco y las cárceles son pura marginación antros de delicuencia por decir algo. Un abrazo a la Ceci, un abrazito para ti, hay que hacer algo, ya basta de alegar. No debemos dejarnos avasallar por gente que no tiene los cojones para resolver los veraderos problemas del país.

  7. Como tu bien dices, tu post esta escrito de la guata, por tanto es simplista y traspasa la responsabilidad a todos los demás.
    Y la verdad es que todo, TODO lo que pasa en este país es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros: que toleramos que los políticos hagan lo que quieren (y a su conveniencia) con el gobierno y las leyes; de nosotros porque no hacemos nada frente a la puerta giratoria que son las entidades de aplicar las leyes. De nosotros porque cuando vemos que alguien esta siendo asaltado, cruzamos la calle pero en sentido contrario y fingimos que no vemos nada, y eso te incluye ¿o me vas a decir que cruzas a ayudar?… bueno, puedes decírmelo, pero en tu yo muy interno sabes que a la hora de los que hubo lo que harías es arrancar mas que ayudar.
    Y es nuestra responsabilidad como sociedad porque como individuos que viven en esta sociedad estamos criando a nuestros niños y con ellos a la sociedad como unos individualistas de mierda que solo cuidan su propio pellejo, que no son capaces de pensar en el bien mayor y común y que ademas se quejan por todo sin hacer nada por cambiarlo.
    Y el problema mayor es que cuando alguien o algunos se paran y reclaman contra este sistema que se los come vivos, el resto trata de aplastarlo para que dejen de “webiar” ¿o no se han dado cuenta como tratan a los estudiantes que están tratando de cambiar un sistema tremendamente injusto y que daña? porque no solo no hay apoyo, hay bulling contra ellos porque “alteran el orden publico”.
    Doble discurso que no se condice: por una parte nos carga el sistema que tenemos, que nos daña a través de nosotros mismos, como la situación de tu hija, pero por otro lado reclamamos cuando alguien agita las aguas en busca de un cambio. Y eso va desde las cosas mas simples, como tratar de hacer callar al que reclama porque lo están atendiendo mal en un negocio, hasta las movilizaciones de los estudiantes.

  8. Aly, no había leído tu comentario y me parece estupendo!!! Tienes toda la razón!! Los responsables directos somos nosotros, pero no te olvides que en una demo-cracia organizada, todos nosotros hemos escogido (mal o bien, eso ya queda a criterio de cada uno) a los que nos representen en el Gobierno. Se supone que ellos deben ser el reflejo de nuestros intereses. No podemos gobernar todos, sino sería una “antocracia anárquica” (ojo que éste es un término inventado por mi, eh??) y no es la idea. De hecho, cuando yo les hago coaching a algunos empresarios por el tema de gestión del cambio, les pongo un video argentino que explica claramente quienes son los responsables de cambiar a un país. Deja buscarlo y te lo posteo para que lo veas. Capaz que ya lo conozcas!!
    Un beso y gracias por tu aporte!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s