Mujer de 30: Act Naturally

Act Naturally
Por Lady Blue

Esta va a ser una declaración polémica: todas las mujeres somos envidiosas. O mejor dicho: todas las mujeres sentimos -en alguna etapa de nuestras vidas- envidia. Y generalmente es hacia otra mujer. Por eso no es tan terrible, es más bien una actitud frente a la vida. ¿Conocen el dicho “quien le roba a ladrón tiene cien años de perdón? Pues bien, aplica en este caso. No es un pecado sentir envidia por alguien porque alguien siente envidia por ti. Porque aunque algunos digan que la envidia sana no existe, no estoy de acuerdo. Quizás la envidia no sea sana, pero puede ser “natural”. Naturalmente femenina.

Obviando el hecho de que estamos hablando de un “pecado capital”, déjenme explicar mi punto. ¿Por qué digo que la envidia es naturalmente femenina? ¿Por qué dejo fuera a los hombres? A mi parecer, los hombres son más físicos, las mujeres más mentales. El hombre ciertamente puede envidiar a otro hombre, pero no se va a enrollar más allá. La mujer siente envidia y, al mismo tiempo, piensa cómo dejar de sentirla (con el ángel bueno y el ángel malo a cada lado). Un hombre nunca va a ir donde un amigo a decirle: “¿Cachaste que a Fulano lo ascendieron? Te apuesto que le hizo la pata al jefe”. Eh, no.

Bueno, desde nuestra más tierna infancia, las mujeres sentimos envidia. Nos gusta el pelo largo y liso de la compañerita de banco en vez de nuestra ensortijada e indomable cabellera (no le digan a nadie, pero cuandi niña casi le corto la trenza a una compañera de curso). Cuando logramos superarlo (gracias a los avances de la tecnología), aparecen las botas con flecos, los chupetes de la suerte, los Jesmarines. Siempre está la compañerita que tiene la casa de la Barbie, el closet de la Barbie, el auto de la Barbie y cada una de sus Barbies tiene a su Ken. Y nosotras queremos lo mismo.

En la adolescencia es peor. El bullying en esta etapa de nuestras vidas (también conocida como “aborrescencia”) es precisamente por envidia: la fea, pero inteligente pela a la linda, pero tonta; la linda pero tonta, pela a la simpática, pero suelta; la simpática, pero suelta, pela a la fea, pero inteligente… y así. Todo porque la una quiere ser como la otra. Porque “desea algo que no posee”. Si bien usé el concepto “bullying”, no es tan así: pocas veces vamos de la palabra a la acción. Lo nuestro es el anhelo secreto, compartido en forma de pelambre o ironía. No vamos al golpe. Bueno, casi nunca.

Para qué hablar de los primeros lentos, primeros besos, pololeos, etc., etc., etc., ¿cierto? La que no pololea envidia a la que sí, la que pololea envidia al pololo de la otra porque tiene auto, la que pololea con el que tiene auto envidia a la que no pololea porque quiere más libertad, y así. Y después, cuando ya llega la “hora de merecer”, empiezan los celos por “la roca”: a quién le tiran anillo primero, cuántos quilates tiene, dónde va a ser la fiesta, el vestido, la iglesia y seguimos.

Bueno, yo, que ya pasé los 30, también he pasado por todas esas envidias. Y ahora estoy en la peor de todas: me dan envidia las embarazadas. No las que tienen hijos, las embarazadas. Cuando veo alguna foto de ecografía en el perfil de Facebook de alguna amiga/conocida/amigadeamiga me viene ese calor en el esófago que es envidia. Porque yo quiero tener fotos de ecografías en mi FB (no de perfil, eso lo encuentro medio too much), pero más que eso, quiero tener una guagua. Y lo que más miedo me da, al ver que tantas cercanas quedan embarazadas, es no poder hacerlo. Estadísticas, le dicen. Y juro, juro, que si tengo niñita mujer, le enseñaré a no ser envidiosa anti-naturalmente. Naturaleza manda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s