Pais de Reno: El aborto, un tema que no hay que abortar

El aborto, un tema que no hay que abortar
Por El Reno

Al parecer, en Chile las cosas están cambiando. Al parecer, la gente está pensando en temas nuevos. Al parecer, Chile, país independiente hace ya casi 200 años, está dejando de gatear y está dando sus primeros pasos. Torpes, pero pasos al fin y al cabo.

Hace unas semanas, Chile está empezando a hablar del aborto. Como todo buen tema que genera ruido, están los que lo apoyan y los que no. Por mi parte, tengo la opinión clara: Yo estoy a favor. Pero aquí es donde uno debe hacer la primera aclaración para que no lo tilden, inmediatamente, de asesino o no ser “pro-vida”. Yo estoy a favor del derecho de libertad que debe tener una mujer para decidir si quiere o no tener un hijo. Sobre la acción misma de aborto, el cual es impedir el nacimiento de un ser vivo (viable o no), debo decir que estoy en contra. Suena algo inconsecuente verdad?, pero no lo es. Verá, yo soy tan “pro-vida” como usted. Yo estoy en contra de la pena de muerte (¿Ud. lo está?), porque para mí nadie tiene el derecho de quitarle la vida a otro ser independiente, más allá de lo que este haya hecho. Además, ¿no le parece injusto encargar a una persona que mate a otra (aquí hablo de la imagen del “verdugo”)?. Pero, a la vez, estoy a favor de la eutanasia que es un concepto de “muerte digna” (algo muy usado en medicina veterinaria, también llamado, “muerte humanitaria”), en donde la persona tiene el derecho de libertad, de elegir si quiere seguir viva o no. Pero sigo siendo pro-vida. ¿Porque me fui por las ramas para introducir un tema tan sensible (y que usted dirá que nada tiene que ver con la pena de muerte o la eutanasia) como el aborto?. Bueno, principalmente para expresar una de las principales motivaciones por la cual lo apoyo: Libertad.

El aborto es el término de un embarazo en forma adelantada, y que termina con la muerte del feto. La definición exacta no la comentaré, porque creo que irse en tecnicismos y exactitudes científicas poco aportarán al debate que quiero expresar. También quiero dejar en claro que hablo de interrupción temprana del embarazo. No de interrupción a los 5, 6, 7 u 8 meses. Hablo de interrupción temprana, cuando el feto no es un ser independiente, si no que su vida depende de la madre. Pero, porque darle la libertad de abortar cuando ella sabía lo que hacía?. Bueno, muchas veces he pensando que una sociedad debe medirse por sus eslabones más débiles y no por el promedio o por los mejores. Uno puede pensar (al decir uno, me refiero al promedio o a un eslabón “mejor”) que existiendo tantas formas de anticoncepción (condón, pastillas anticonceptivas, T de cobre, pastillas del día después, etc.), la mujer debería saber bien que, eligiendo una de estas opciones, no llegaría a la situación extrema de abortar. Pero lo que uno debe saber también es que la educación sexual no es igual para todos. Los conocimientos científicos, biológicos y médicos que tengo yo no los tiene el 100% de la población, al igual que yo no tengo todos los conocimientos de otra persona aún más educada. Entonces, ¿porqué debo  pensar que esa mujer que está embarazada, sabía lo que estaba haciendo?. ¿Acaso se que tipo de educación sexual tuvo?. ¿Se la formación que le dieron sus padres?. ¿Conozco las razones del porqué quiere abortar?. Aún sabiendo eso, ella debe tener la libertad de elegir.

Otros podrán decir que no lo aborte; que lo tenga para luego darlo en adopción. Aquí tocamos un tema aún más sensible y fino que es si la sociedad en su conjunto cuidará de los derechos de ese niño. Me refiero al derecho a tener una educación de calidad y gratuita (primaria, secundaria y superior), a tener un sistema de salud que sea eficiente y oportuno, que tendrá una familia que lo adoptará, que si es un niño humilde podrá mezclarse y compartir con niños de estratos económicos más altos (derecho a sociabilizar), etc. Porque veo a muchos defender el derecho del feto que está por nacer, pero muchos (no todos) después olvidan defender los derechos del niño ya nacido, y prefieren estigmatizarlo, condenarlo por lo que vaya a hacer y juzgarlo. Cuantas veces habrá pasado que muchos defendieron el derecho de nacer de un feto, el cual nació en un ambiente de pobreza, delincuencia y drogas, con una madre que no quería preocuparse de él, con un padre que pasaba en la cárcel. Un niño que creció sin una correcta educación por lo que fue absorbiendo los vicios de una sociedad desigual. Un niño que a sus 10 años aprendió a robar. Un niño que a sus 11 años probó por primera vez las drogas. Un niño que a sus 12 años violó a una niña inocente. Un niño que a sus 13 años, ya muchos querían verlo detrás de unas rejas y que botaran la llave para siempre. Cuantos habrán defendido los derechos de un feto para luego olvidar y juzgar al mismo feto convertido en niño. ¿Recuerdan el caso del niño “cisarro”?. ¿Cuantos pro-vida habrían querido encerrar a ese niño con la excusa de que era un mal para la sociedad y que el ya estaba perdido para siempre?. Si vamos a defender los derechos del ser vivo, defendámoslo hasta el final.

Otro punto. Cuantos de los que están en contra del aborto estarían dispuestos a apoyar a la madre?. Porque aquí se está obligando a la mujer a tener un hijo. Usted la esta obligando a un embarazo producto de las limitaciones de la mujer pero que ella no quiere llevar a término. Porque el tema no se acaba con el nacimiento. Esa mujer debe pagar el hospital, los cuidados médicos, los pañales, la comida, darle un ambiente sano a su hijo, etc., y todo eso es solo durante los primeros años. Usted, que defendió a ese feto, ¿ayudará a la madre a pasar por todo ese proceso?. Porque aquí la madre fue obligada a tener ese hijo gracias a su defensa de la vida. Si ella fue obligada por usted ¿no sería lógico que usted se encargara también de la crianza?.

Más arriba hablé del término “ser independiente”. Y aquí aprovecho de unirlo con el otro concepto de “término adelantado”. Verá, usted defiende la vida de un ser que en sus primera etapas no es independiente. Si a la semana de la concepción usted mata a la madre, el embrión morirá. Si al mes, usted mata a la madre, también morirá el embrión. Osea, usted está decidiendo sobre un ser que depende en un 100% de la madre, por sobre la misma madre. Claro, el hecho de que este ser es alguien vivo es innegable. Pero no sería más prudente pensar primero en el ser independiente que en el dependiente?. Esta pregunta se hace más fuerte en aquellos casos en donde el embarazo significa un riesgo de muerte para la madre.

Sobre los embarazos con fetos no viables y embarazos productos de una violación, mi defensa de la libertad de abortar son aún más fuertes porque aquí uno debe estar en los mismos zapatos de la madre para exigir una u otra acción. Aquellos que defienden el embarazo en estos caso, les pido que tengan algo de empatía y que conversen con estas madres para que puedan conocer una pizca del dolor tremendo que significa llevar un embarazo en estas situaciones.

Pero, ¿y la solución a todo esto?. Para mi es tan obvio como lejano. Educación sexual de verdad y para todos por igual. Pero recordemos que estamos en un país doble estándar, en donde la iglesia aún maneja nuestros pensamientos además de tener representantes políticos que se sonrojan si escuchan la palabra “pene” o “vagina”. Otra solución son mejorar y diversificar los métodos anticonceptivos, haciéndolos alcanzables para todos los estratos socio-económicos. Pero recordemos que aún tenemos alcaldes que prohíben la entrega de condones o pastillas del día después. Reforzando esto, ¿como vamos a pedir que todos estemos igualmente informados, si ni si quiera somos capaces de aceptar que transmitan comerciales informativos sobre el embarazo y la anticoncepción?. Otras soluciones son disminuir la desigualdad, mejorar la calidad de los hospitales y garantizar una educación pública de calidad. Bueno, de eso ya sabemos cómo estamos y para donde vamos. Mejorar los programas de adopción y estimular a que la gente lo haga. Hoy, tenemos centros que carecen de calidad y de cuidados adecuados para niños en espera de adopción.

En conclusión, no es que esté en contra de la vida. Para nada. Estoy a favor de la libertad que tiene una mujer de elegir si quiere traer un niño a un mundo difícil, crudo, caro, en donde será despreciado todos los días, o mejor, someterse a un proceso certificado dentro de un hospital limpio, y esperar a que su ambiente esté algo mejor, algo más preparado para recibir a un futuro niño.

Al final, usted tiene la última palabra.

Gracias

Imagen: El Taller del Mono

Anuncios

8 Respuestas a “Pais de Reno: El aborto, un tema que no hay que abortar

  1. Yo estoy a favor del aborto, simplemente, porque estoy en contra de traer al mundo mas personas a sufrir. Como tu bien dices en tu post, muchas veces esos mismos fetos que fueron defedindos en su “derecho” a vivir, viven en condiciones deplorables de maltrato fisico o psicologico, de hambre, de falta de educacion, afecto e instruccion. Yo lo vi con mis ojos cuando hice trabajo social en los capamentos y no pude evitar pensar “donde estan todos esos weones que defienden la vida a toda costa sin pensar en la calidad de esta?”. Como tu bien dices no hay consecuencia y yo creo que es porque el discurso “pro-vida” en realidad mas que pensar o basarse en esta se centra en pensamientos religiosos y posturas morales arcaicas, que solo buscan quedar bien frente al que diran.
    Tambien estoy de acuerdo con el aborto por la libertad de elegir, mas alla de por la falta de educacion, simplemente porque creo que nadie sabe mejor que la mujer si es el momento y el lugar para tener un hijo porque, despues de todo, la mujer es la que se hace cargo obligatoria y en ultima instancia del hijo.
    Esto es como cuando te casas o te emparejas por mucho tiempo y la gente empieza a presionar para que tengas hijos, pero nadie esta dispuesto a financiarte o ayudarte con parte de los 75 millones que sale en promedio criar un hijo o por ultimo compartir algo de la responzabilidad. No, no estan dispuestos porque simplemente hablan porque se supone que es lo que se debe hacer y no piensan o sopesan las consecuencias.

  2. Yo estoy en contra del aborto. Me considero atea y mi postura no está marcada por la moral ni algo similar.
    Para mi legalizar el aborto es legalizar una salida fácil. Por qué asumir que ese “eslabón débil” va a quedarse “débil” para siempre?
    Es como decir “no hagamos nada, solo construyamos mas cárceles, total delincuentes va a haber siempre” en vez de “mejoremos la educación, superemos la pobreza, y bajemos los índices de delincuencia”. Claramente la segunda opción requiere un trabajo enorme y con un fin casi utópico, pero a mi juicio al menos propone un cambio real y de desarrollo.
    En el caso del aborto es igual. ¿Por que no mejorar la educación sexual, el acceso a los anticonceptivos, la salud pública, el sistema de adopción, en vez de negar la vida a un ser humano sin ni siquiera darle la oportunidad de defenderse?
    Si aun teniendo el acceso y la educación, una mujer queda embarazada… por qué su hijo tiene que pagar por sus errores?
    Quizás en ese caso puedes decir que ese hijo no va a ser querido, que va a crecer en un ambiente negativo, etc etc… pero eso nadie lo sabe y no podemos legislar en base a supuestos.
    Con respecto al aborto terapéutico, en el caso de un embarazo donde la madre corre riesgo vital, en Chile NO está penado por la ley hacer todo lo que esté en las manos del médico para salvar a la madre, incluso cuando esto implique la pérdida de su hijo, asi que al hablar de aborto terapéutico no se puede incluir ese punto, ya que está claro que la madre en ese caso está primero.
    En el caso de fetos que mueren dentro de útero, tampoco se considera aborto ya que se hace un “raspaje” donde se remueve el feto ya fallecido.
    En todos los otros casos, la inviabilidad es demasiado relativa. Por eso legislar en relación al aborto terapéutico es tan dificil… donde está el límite? Un niño que nace con una esperanza de vida de 1 semana es inviable? Qué pasa con las enfermedades que les dan esperanza de vida de 5, 6, 10 años… eso es inviable también? Y los que nacen sin alguna de sus extremidades o con algún retraso mental? Si empezamos a “seleccionar” la descendencia, que tan lejos está eso de buscar una sociedad “pura” y sin imperfecciones? (queda claro a lo que se parece eso!)

    Tanto la inviabilidad como el concepto de “ser independiente” son demasiado relativos… tengo un hijo de 2 años y otro de 1 mes. Ambos están lejos de ser considerados “seres independientes”…me otorga eso algún derecho adicional? A mi juicio no, y nunca fue así… ya que desde que el ser humano es un embrión tiene derechos al igual que cualquier otro (recién nacido, adulto, enfermo, con retraso, sin piernas, etc).. y para mi, es el estado el que debe velar por el cumplimiento de ellos cuando nadie mas los defiende. (y una ley de aborto sería poco consecuente desde ese punto de vista)

    Creo que los puntos que planteas para estar en contra son válidos y los entiendo, pero todos pueden ser debatidos, así como quizás los mismos que te planteo yo de por qué estoy en contra los puedes refutar con algun otro argumento…. es por eso mismo que creo que el aborto es un tema complejo, y que no se trata solamente de estar a favor o en contra.
    Todos los casos son diferentes y para legislar hay que hacerlo pensando en los derechos de todos, y eso, considerando que ambos (feto y madre) tienen derechos, parece casi imposible.

  3. Veo que en Chile, tras decadas de defender a ultranza los derechos a la vida de terroristas y extremistas, hoy los mismos desean enviar al basurero a un ser inocente, en desarrollo, sólo porque molesta. Habria que ser muy incoherente y asesino para respaldar este doble standard.

  4. Siempre me he preguntado esa enorme capacidad del ser humano por querer decidir por otros…

    El tema del aborto, es uno de esos temas que cuesta tocar, que cuesta dialogar, que cuesta ver desde una sola postura, pero en Chile se maneja como un doble estándar inigualable, mientras “niñas” que tienen recursos pueden abortar en clinicas o viajar afuera del pais, otras deben caer en la cuenta de intentar mantener otra vida, sin siquiera poder mantener la suya o realizar actos desesperados para evitar la llegada de ese recién nacido que incluso por hacerlo desde la penumbra, a escondida, pone en peligro su propia vida.

    Desde mi percepción, el aborto es una decisión que recae en una sola persona…en la mujer que decide hacerlo, pero como sociedad, en especial la sociedad “Chilena” somos maestros para criticar, para decirle al otro que eso que esta haciendo esta “MAL”…que no es lo “correcto”…la cosa es simple…si una persona esta en contra del aborto, simple…NO ABORTE…pero no decida por aquel que si quiere hacerlo, porque si esta en contra de aquella mujer que decide abortar porque sabe que no podrá darle una calidad mejor de vida a ese ser que viene en camino (independiente en las condiciones que fue gestado…ya sea por querer, violación o simplemente se le rompió el condón) entonces ayude a esa mujer a criarlo, ayude a que ese ser tenga una mejor calidad de vida, ayude en los gastos, ayude en todo lo que implica tener una vida…pero se que no lo hara…porque verdaderamente le importa una mierda lo que pase con ese recién nacido una vez que nazca…y mas aun si el aborto es terapéutico, si el aborto es por una condición en que pone en riesgo a la madre que esta gestando…
    Si…estoy de acuerdo en que las mujeres puedan decidir, estoy de acuerdo en que sean ellas quienes tomen la decisión…es su cuerpo, es su vida…si es errado o no la decisión que ellas toman…nosotros no somos quienes para decirle esta mal…porque los “tejados de vidrio” abundan en la sociedad…es fácil hablar, es fácil opinar, pero nadie puede estar o sentir lo que es estar en los zapatos de otro…e insisto si ud. piensa en el bien de ese ser que viene en camino y que va ser abortado por condiciones sociales, morales, etc… hágase cargo de el entonces…pero no ocupe argumentos moralistas para decidir por otro…cuando a ud. en verdad le importa un carajo.

  5. No creo que haya ninguna mujer que se someta a un aborto con liviandad y sin habérselo pensado millones de veces (y lo digo con conocimiento de causa). Y por esto, la decisión debe corresponder única y exclusivamente a las mujeres. Cada una sabrá si está en condiciones o no de traer un hijo al mundo y criarlo.

    Acá debemos dejar de lado la moralina, la religión y los argumentos facilistas (por qué no cerró las piernas, irresponsable y etc. -argumentos además con que sólo se descalifica a la mujer, como si las guaguas las hiciéramos solas por autogestación) y aprobar una ley de aborto -sin apellidos-. que garantice a cada mujer su derecho a tener o no un hijo. Los países con mayor calidad de vida del mundo así lo hacen (Canadá por ejemplo) y el índice de abortos anuales es menor que en Chile. Acá no tenemos una cifra oficial, pero se estiman entre 100 y 140 mil abortos al año. La diferencia es que las ricas se las hacen en clínicas privadas de donde salen hasta bronceadas y las pobres en condiciones insalubres y después ni siquiera pueden ir a un hospital o corren riesgo de ser detenidas.

    Hablar de “bebitos”, “guagüitas” e “hijitos” cuando se discute el aborto legal hasta los 3 meses de gestación es el recurso cebolla de los provida para intentar imponer su opinión oscurantista a las mujeres. Hasta los 3 meses de gestación hablamos de células, no de “bebitos”.

    Y en el último de los casos, es mi cuerpo. YO DECIDO. A ver si el día de mañana vendrá alguien a decdir si puedo o no extirparme un tumor (que también se genera con un puñado de células).

  6. Un ser humano con un ADN distinto al tuyo, incluso a veces con un sexo distinto al tuyo, es PARTE DE TU CUERPO? Habria que reformular toda la biologia para dar cabida logica a los deseos asesinos inescrupulosos de algunos.
    Lo que debemos dejar de lado aqui es el eufemismo para intentar ocultar el asesinato inmisericorde y egoista de un ser humano inocente en etapa de formacion.

  7. Daniel Arellano

    El aborto siempre va a ser un tema complejo de debatir por las visiones contrapuestas sobre el. Y como no va a serlo si ni siquiera entre los científicos se ponen de acuerdo para definir desde cuando se puede hablar de vida humana. ¿Desde la concepción propiamente tal? ¿Desde la primera semana?. ¿Cuando el embrión está formado por 4,8,16,32 células?.

  8. Asesinato? para qué ocurra una muerte debe haber cese de actividad cerebral ALguien me puede decir dónde está el cérebro en un puñado de celulas? Dónde está el sistema nervioso?

    Las palabras terroristas: asesinato, seres inocentes… Sólo se pretende con esos juicios lapidarios e ignorantes condenar a la mujer que decide abortar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s