Loco Mundo: Lo que nos dejan los atentados en Noruega

Lo que nos dejan los atentados en Noruega
Por Daniel Arellano

Los brutales atentados cometidos en Noruega por Anders Behring Breivik, un ultra derechista que ha declarado que su objetivo con los ataques fue una manera de salvar a Europa de la inmigración musulmana.

Behring Breivik no es un aparecido en lo que se refiere a grupos de extrema derecha. Participó en el 2006 como miembro activo del Partido Populista para luego alejarse acentuando su nacionalismo radical, criticando con dureza el multiculturalismo, argumentando que personas con diferencias culturales no pueden vivir juntas en la misma comunidad, además de ser asiduo visitante de páginas web vinculadas a estos movimientos.

Pasa a ser esto un hecho aislado, fraguado en la mente de un loco o estamos hablando de algo mayor y más arraigado que puede ser un nuevo desafío que atacar?. Al parecer se está más cerca de lo segundo. Lamentablemente la cantidad de intolerancia y odio que se está forjando por parte de grupos de extrema derecha europeos en varios paises del viejo continente, los cuales son derechamente anti-islámicos, es una situación que debe tomarse seriamente. Los atentados del pasado viernes deben ser una alerta que no debe pasar desapercibida.

En las primeras horas todo parecía indicar que los culpables eran cédulas islámicas o que esta era la esperada venganza de Al-Qaeda por la muerte de Osama Bin Laden. ¿Motivos?. Noruega se encuentra participando en la operación internacional en Afganistán además de tener una participación limitada en lo que fue la invasión a Irak. Había precedentes, por lo que sería fácil culpar del terror a los inmigrantes.

Pero al final el terror provenía de la misma sociedad noruega, en algo que hace recordar el atentado contra Oklahoma que cometió el ex-marine Timothy McVeigh quien poseía inclinaciones hacia ideologías de ultra derecha. La historia del país nórdico muestra que muchos actos de violencia ocurridos desde la década del ’70 han sido generados por grupos neonazis o de extrema derecha. A muchos líderes mundiales les hubiera encantado que estos atentados tuvieran su génesis en cédulas de Al-Qaeda. Lamentamos informales que se quedaron con las ganas.

¿Porqué muchos líderes mundiales que expresaron su apoyo incondicional a Noruega, indicando incluso que apoyaban su lucha, cuando las sospechas apuntaban al islamismo, callaron cuando se supo la real vinculación del terrorista?. Bueno, es cosa de que miremos hacia USA donde grupos como el Ku Klux Klan llevan décadas tratando de imponer su mensaje racista y ultra conservador, donde incluso sectores políticos mantienen visiones cercanas a la extrema derecha, aunque más de alguna vez las han atenuado por cálculos electorales.

El viernes fue Noruega pero a futuro podríamos volver a escuchar noticias de algo parecido en Europa o USA. El enemigo hoy no es Al-Qaeda (que quizás nunca lo fue), sino que uno peor, más cercano, casi invisible, pero con un pensamiento tanto o más peor que el suicida islámico que se autoinmola en Oriente Medio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s