Yo Opino: Los Pinochet Boys

Los Pinochet Boys
Por Daniel Arellano

No crea, estimado léctor, que este post quiere ser una vuelta al pasado para volver a generar oidos que hoy a muchos ya no les interesan o mi interés sea el de un “zurdo resentido” criticando a este Gobierno solo porque es de derecha. Al contrario, como dicen muchos historiadores, los pueblos no deben olvidar su historia. Y en Chile vaya que nos olvidamos rápido de la historia.

Este lunes Sebastián Piñera realizó un cambio de gabinete (aunque debería llamarse mejor un “enroque en el gabinete”) donde aparecen ciertas figuras que tuvieron relación directa con la Dictadura Militar como Andrés Chadwick o Pablo Longueira. Esto deja un manto de duda sobre la promesa realizada por Piñera cuando era candidato de que “lo más probable” es que no hubiera ministros del gobierno militar en su gabinete. Claro, ninguno de los aludidos fue ministro de la Dictadura eso no implica que no tuvieran una estrecha relación de colaboración con el gobierno de Augusto Pinochet.

Dicen por ahí que tu pasado te condena. En el caso de varios personajes que hoy son ministros puede que no quieran que salga a la luz su ligazón tan cercana a un gobernante que no es muy bien recordado por un gran porcentaje de la sociedad chilena.

Para ponernos un poco en el contecto, en 1977 la Dictadura realizó uno de sus actos más emblemáticos y en el cual se tiraron directrices sobre lo que sería el nuevo orden que imperaría en el país y que se mantiene hasta el día de hoy. Ese acto fue Chacarillas, al lado del Cerro San Cristobal.

Mientras miles de familias chilenas sufrian torturas y persecución política solo por el hecho de pensar distinto, 77 jovenes chilenos de derecha y extrema derecha debían subir por la ladera nororiente del cerro San Cristóbal en Santiago, llevando una antorcha en la mano para recibir una medalla de manos del mismo Pinochet, rememorando el Combate de la Concepción.

Dentro de esos 77 jovenes se encontraban tres ministros del actual gabinete: Andrés Chadwick, actual vocero; Cristián Larroulet, ministro secretario general de la Presidencia y Joaquín Lavín, actual ministro en Mideplan. Otro “ilustre” político actual que estuvo en ese acto de Chacarillas es Patricio Melero, actual presidente de la Cámara de Diputados.

Chadwick fue designado por el propio gobieno militar como presidente de la FEUC (Federación de Estudiantes de la Universidad Católica) en 1979, además de ejercer cargos de presidente en el Frente Juvenil de Unidad Nacional y la Juventud del Movimiento Unión Demócrata Independiente, en una época en que los partidos políticos estaban prescritos, salvo estas asociaciones ligadas a la derecha y el gobierno militar.

Cristián Larroulet es, desde sus tiempos de estudiante en la UC, cercano al gremialismo y a su líder Jaime Guzmán. También fue presidente de la FEUC desigando por el gobierno militar. En 1975 ingreso a Mideplán donde conoció a Miguel Kast (padre de Felipe Kast, hasta hace poco ministro de Mideplán). Su relación con el gobierno militar tendría un lapsus por sus estudios en USA. Volvería al gobierno en 1982 como asesor del ministro de Economía Luís Danús y años después colaboraría con Hernán Büchi tanto en el ministerio de Hacienda como en la campaña presidencial del ministro en 1989. Luego fundaría el Instituto Libertad y Desarrollo, cercano a la UDI, además de formar la Universidad del Desarrollo a fines de los ’80.

Joaquín Lavín también tuvo una relación estrecha con el gobierno militar, sobre todo en los ’80. Fue designado decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de Concepción además de colaborar estrechamente con Hernán Büchi aplicando en el país el modelo económico libre mercadista y neoliberal implantado por los Chicago Boys. Una defensa fuerte de estas políticas las plasmaría en su libro “Chile, una revolución silenciosa”.

El exponer hoy estos antecedentes es para mostrar como un grupo que tuvo fuerte ligazón con la dictadura militar se encuentra hoy en la cima del poder, sin que esto sea recordado por mucha gente. Al revisar, además, su fuerte ligazón con grupos económicos que se vieron beneficiados con las privatizaciones estatales y su afinidad con pensamientos conservadores y neoliberales se puede poner en duda que estén capacitados, por ideología, para realizar cambios profundos e importantes al módelo económico y social que existe hoy en el país. Lavín, de pensamiento orientado a las ideologías de libre mercado, podrá disminuir la pobreza en Chile, por nombrar un ejemplo?. Alguno de estos ministros tendrá interés en generar iniciativas que signifiquen un apoyo fuerte a la clase media, cuando estuvieron en el gen de una ideología que desprecia a esa clase social?. Creo que es, al menos válido, plantearse estas preguntas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s