Política de Yegua: Lo que viene

Lo que viene
Por Icy Coke

El compás de espera en todo orden de cosas es exasperante. En el caso de la resolución del conflicto de la toma y paros en la educación es lo mismo.

Aunque no estoy de acuerdo con las movilizaciones extendidas por tanto tiempo, si siento que es necesario que se haga algo al respecto. Lo peor es la indiferencia o la apatía o que las personas piensen que no es su problema.
El anuncio de anoche del presidente – entre todas las cosas que dijo – fue para mí sorprendente y preocupante. Me pregunto que con tal cantidad de dinero asignado que santo han desvestido para vestir al de la educación. De dónde viene – y lo peor – para donde va esa gigantesca inversión. Y por qué no se asignó antes del conflicto si existía disponibilidad del recurso. ¿Cuál será el plazo de la inversión? ¿En años, semestres, meses, días?… Son muchas las preguntas que se agolparon en mi cabeza.

Si bien es cierto que no soy una especialista en finanzas, y escasamente una experta en educación, por mi formación universitaria, creo que lo más prudente será esperar dos cosas: 1) La opinión de los expertos, como los líderes de Educación 2020, y/o 2) Los resultados de las acciones más próximas al anuncio. Una cosa es cierta, ver a Lavín más contento que perro con dos colas, debe ser bueno. El hombre es inteligente y visionario. Sin embargo, el tema es complejo. Reducir el gap de calidad de la educación v/s la cantidad de oportunidades que cada quintil tendrá en el futuro sólo se podrá saber así mismo, esperando el futuro. Claramente, cualquier retorno en la inversión educativa tomará al menos 10 años (en el sentido más optimista del tema). Si lo hacemos paso a paso y de modo MUY profesional, el retorno efectivo sólo se verá cuando haya pasado al menos una generación completa bajo las nuevas normas, directrices y estilos que sean impuestos en este período.

Yo no quiero ser derrotista, ni menos pesimista. De verdad, QUIERO CREER en l buena voluntad del Gobierno, sin embargo, a la vista de todas las promesas y acciones fallidas, me cuesta mantener mi viejo optimismo. Este Gobierno se ha hecho experto en “implementar medidas” pero muy poco eficiente en “EJECUTAR” dichas medidas.

Creo que las posturas intransigentes no son buenas, lo demuestra claramente el aumento del 53% del rechazo al gobierno y al presidente Piñera… Personalmente, creo en el diálogo y los acuerdos, pero para que eso ocurra, debe existir la BUENA VOLUNTAD para dialogar, honesta y abiertamente. Y eso es lo que no estoy viendo ahora. Y este gobierno está probando lo que siempre dije: Es muy difícil gobernar a un pueblo pensante.

Si hay algo que de verdad se puede rescatar de todo este caos, es que la libertad de expresión popular salió ganando. Las personas están más informadas y no tienen temor de expresarse y participar activamente en las actividades que se organizan a través de las redes sociales, lo que también prueba el alto poder de convocatoria y la alta efectividad de las mismas. Sin duda, esto demuestra que efectivamente nuestra sociedad “chilensis” está cambiando. Para bien o para mal, sólo el tiempo lo dirá.

Para el próximo mes espero ver los resultados de la movilización, los primeros resultados del anuncio presidencial en la gran masa pensante y el resultado efectivo en la educación de nuestros jóvenes. ¿Es mucho esperar?, ¿Peco de ingenua?, ¿De demasiado optimista?… Cómo sea, espero sinceramente ver cambios positivos, a los jóvenes en sus aulas estudiando y a mis jóvenes con mayores esperanzas en su porvenir.

Siempre lo he dicho, y lo repito ahora. De verdad no me importa cual gobierno se lleve las palmas del éxito, lo que me importa de verdad es que TODOS NUESTROS JOVENES tengan las MISMAS oportunidades de desarrollo para el bien y beneficio de las generaciones subsecuentes. ¿Podremos asegurarle aquello a nuestros jóvenes chilenos, Señor Presidente? Yo no lo sé, ¿lo sabe usted?.

Para terminar, quiero compartir una imagen preciosa que me envió una querida amiga que vive en el extranjero. ¡¡¡Así me gustaría ver a mis jóvenes, haciendo espectáculos callejeros de esta calidad!!!.

Anuncios

2 Respuestas a “Política de Yegua: Lo que viene

  1. Daniel Arellano

    La sociedad chilena se aburrió de este sistema que solo crea desigualdad y donde el que quiere no puede surgir. Uno de esas desigualdades es la educación. Basta de que el Estado se desentienda de su rol educador y de entregarle plata de todos nosotros a privados. Que los privados se las arreglen solos, lucren si quieren con la educación, pero el Estado debe hacerse cargo de su rol en la Educación Pública para que esta sea de calidad y para todos. Gobernar es educar decía Pedro Aguirre Cerda en 1938, pero hace rato a los políticos se les olvidó.
    Saludos

  2. Icy, me encantan tus buenos deseos. Yo también deseo lo msmo, pero definitivamente hay opinionses que no comparto, Dudo que Lavín sea inteligente, tuvo que sali Piñera al paso y lo peor de todo y no sólo lo digo yo, es que el 60% de la población no le creem es decir salió un mentiroso a defender un lucrador. MMMM, me huele mal y respecto de las políticas públicas que anunció con el GANE, (no te suena a comercio eso?), son como tu los dices por lo mensos turbias.
    Además, está lo que más me molesta una que parce la polar posibilidad de repctar y de bajar los intereses (es decir jugando al endeudamiento) y la poca transparencia de lucro que por lo demás es incontitucional.
    http://www.cnnchile.com/nacion​al/2011/07/06/pinera-literalme​nte-chuteo-el-tema-del-lucro/

    Te dejo un link que de alguna manera, dejará en claro lo perverso de este “sistema”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s