Yo Opino: Los movimientos ciudadanos

Los movimientos ciudadanos
Por Daniel Arellano

Luego de que 80 mil personas, entre estudiantes, profesores, padres y apoderados, salieran a la calle en el día de ayer pidiendo cambios profundos en la educación chilena, no queda otra cosa que admitir la fuerza que están tomando los movimientos ciudadanos, no solo en Chile sino que en todo el mundo.

En países como España (a través del movimiento de los “indignados”) la gente comienza a manifestar su desacuerdo por un sistema que promete mucho pero que en la práctica entrega muy poco. La concentración del poder y la riqueza en unas pocas manos, sumado a los graves problemas de desempleo y falta de oportunidades, llevan a buscar una unión entre la gente para hacerle frente a quienes hoy están en el poder. El grito de ¡Democracia Real Ya! no debe ser mirado a menos por las autoridades, sino como una llamada de alerta de una población que ya no soporta más.

En el Medio Oriente la población ha salido a la calle por motivos distintos. Cansados de gobiernos que llevan décadas en el poder y que han generado una linea familiar de sucesión, con altos grados de corrupción, los habitantes de Egipto, Siria o Libia no han tenido miedo para pedir democracia y libertad. La represión no ha disminuido la fuerza de estos petitorios, pese a que una cantidad no menor de personas ha fallecido en estas instancias.

Chile no se ha visto ajeno a los movimientos sociales. Estos tomaron más fuerza con la aprobación del proyecto Hidroaysén y no han parado hasta hoy. El sentimiento de que las autoridades no toman en cuenta a la gente, que los derechos de nosotros son pasados a llevar en pro de grandes negocios y de los conglomerados económicos. El salir a la calle a exigir lo que se cree justo es una tendencia que se impone en Chile pese a que este Gobierno parece no escuchar la voluntad popular, más allá de las declaraciones de buena crianza.

Lo importante para el futuro de estos movimientos ciudadanos, desde mi punto de vista, es que no se politicen ni sean usados por partidos políticos. Mientras más independencia de ellos se posea creo que será mejor. De esta manera se evita una posible utilización de la gente en pos de objetivos ya sea personales o de un grupo político en especial, apartando al movimiento del objetivo que se buscaba en un principio.

La gente seguirá utilizando la calle para expresarse y pedir sus derechos ante la clase política que ha permanecido sorda frente a sus demandas. Los pequeños grupos de violentistas que tratan de empañar estos movimientos son el lunar que debe ser extirpado para no deteriorar la percepción de los movimientos ciudadanos. No nos extrañe que en los próximos meses, si los políticos no cambian su actuar, sigamos viendo a la gente en la calle. La era de los movimientos ciudadanos recién está comenzando.

Anuncios

Una respuesta a “Yo Opino: Los movimientos ciudadanos

  1. En Chile existen 10.395 colegios subvencionados (6.300 municipales y 4.095 particulares subvencionados) y hay solo unos 180 tomados o en paro.
    Es decir, cerca de 10.215 colegios en Chile desarrollan sus labores con total normalidad, es decir, cerca del 98,2% de ellos.
    Y en las marchas desfilan máximo 70 mil personas de 7 millones de habitantes de Santiago, una proporción igualmente exigua.
    ¿Hasta cuándo cresta el periodismo seguirá insistiendo con darles esférica a una minoría tan despreciable de la sociedad y calificar la paralización de un 1,2% de los colegios como “crisis en la educacion chilena”?
    ¡Recuperemos el respeto por las MAYORIAS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s