La Revolución Verde: Descontaminemos Santiago

Descontaminemos Santiago
Por Daniel Arellano

Una vez más en Santiago estamos viviendo días de preemergencia y alerta ambiental, con niveles de contaminación preocupantes y que generan problemas de salud en los habitantes de la ciudad. Pero por ahora las estrategias de las autoridades parecen no alcanzar ya que los eventos siguen sucediéndose. Que hacemos entonces para descontaminar Santiago (asi como otras ciudades de Chile)?.

Obviamente que la restricción vehicular para catalíticos no va a servir de mucho más que para disminuir la congestión. Los estudios han demostrado que no son precisamente los autos y el transporte quienes más contaminan sino que las fuentes fijas (industrias, chimeneas, quemas, etc).

No es menor que en el barrio alto exista mucha calefacción a leña la cual funciona incluso en días de preemergencia y alerta ambiental. Si incluso la termoeléctrica de Renca, en pleno séctor centrico de la ciudad y que posee tecnología de hace varios años que no necesariamente cumple con las exigencias actuales, se mantiene en funcionamiento en días con alta contaminación.

Las quemas no autorizadas en las cercanías de Santiago, sin ninguna fiscalización, tampoco permiten mejorar mucho el panorama. Para que hablar de las industrias las cuales, incluso en dias como hoy, queman materiales sin que nadie las multe (ejemplo de esto es la sede central del Banco de Chile).

Que medidas podrían implementarse para descontaminar esta ciudad?. Partamos por una reforestación masiva de las cercanías de Santiago, en los cerros que hoy están absolutamente desnudos y hasta erosionados. Los pulmones verdes son importantes en el tema de la batalla contra la contaminación por el aporte que realizan a la limpieza del aire. Solo un dato: Se estima que una hectárea con árboles sanos y vigorosos produce suficiente oxígeno para 40 habitantes de la ciudad. Un bosque de una hectárea consume en un año todo el CO2 que genera la carburación de un coche en ese mismo período.

También será necesario estudiar la salida de varias empresas desde Santiago, una consecuencia de la excesiva centralización del país. Varias de ellas funcionan en la misma ciudad y no siempre poseen la tecnología necesaria para disminuir sus emisiones contaminantes, sobre todo las más pequeñas. No sería descabellado, incluso, pensar en un subsidio para compra de tecnología no contaminante por parte del Estado, el cual podría aplicarse tanto a personas como a empresas (principalmente Pymes). Y si seguimos aplicando nuestra imaginación incluso podríamos hablar de que las ciudades contaminadas de Chle sean una zona franca para tecnologias que cuiden el medio ambiente.

Soluciones para otras ciudades como Temuco variarán debido a las características de cada ciudad. Por ejemplo en la ciudad sureña el mayor problema es el uso de leña, principalmente humeda, por lo que una estrategia de descontaminación debe estar enfocada en este punto.

Para finalizar hay que pensar en un trabajo no menor como la educación a la gente. No puede ser que, en su mayoría, no tenga la menor conciencia ecológica. ¿Cuantos salen en sus autos pese a que tienen restricción?. ¿Cuanta gente prende sus estufas a leña en plena alerta?. ¿Cuanta gente barre la vereda de su casa sin rociar el suelo?. Es necesario que las personas se den cuenta de que tenemos una responsabilidad no menor en la contaminación y que el problema es de todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s