Cerebro Joven: Protestar con una real conciencia ecológica

Protestar con una real conciencia ecológica
Por Karina Jara

No hay dudas que la aprobación del proyecto HidroAysén ha causado bastante polémica entre los chilenos. También queda claro que el tema energético dejó de ser un asunto de segunda categoría para transformarse, en los últimos años, en uno de relevancia. ¿Por qué? Chile requiere energía para seguir creciendo y lo que actualmente hay no dará abasto dentro de un par años. Sin embargo, con esto surge otra interrogante que es cómo crecer sin dañar el medioambiente.

Es por eso que aprobar o rechazar la construcción de una hidroeléctrica o termoeléctrica va más allá. Chile no tiene una buena política energética; no hay una visión a largo plazo y, lo más penoso, es que tampoco existe una cultura medioambiental sólida.

¿Qué logramos en protestar contra Hidroaysén o Isla Riesco si no somos capaces de respetar el medioambiente con acciones tan sencillas como no abusar del consumo energético?. ¿Qué logramos en decirle a la gente que salga a protestar si no podemos cuidar de un simple árbol?

¿De qué sirve pedirle a la población que utilice automóviles con sello verde si nuestras calles, parques o caminos están sucios con bolsas plásticas, papeles, pañales o neumáticos?. ¿Qué obtenemos en protestar si la gente no duda en tirar desperdicios a los canales, usar productos químicos que contaminan tierras o ríos o realizar quemas ilegales?.

Y los ejemplos siguen: ¿no se han fijado del “panorama visual” que vemos tras finalizado un partido de alta convocatoria o un recital?. Cientos de vasos plásticos, latas de bebidas o bolsas, etc., tirados en el suelo. Pocos son quienes los recogen y los botan en basureros.

¿Cuántas personas saben la cantidad de litros de agua que se pierden al año por el goteo de una llave mal cerrada?. ¿Qué sucede con los árboles que se plantan en sitios eriazos con el fin de hermosear el paisaje, pero que mueren porque no son regados o porque son mutilados por vándalos?. Ni hablar de la contaminación del aire durante invierno, cuando muchas personas utilizan leña húmeda para prender sus estufas, chimeneas o salamandras. Todo esto se podría evitar si tuviéramos conciencia ecológica.

Hoy por hoy no existe, de parte del Estado, una política consistente en educar a los chilenos sobre el respeto al medioambiente. Si un niño ve a su padre o madre lanzar basura a la calle ¿quién le enseñara a ese menor la importancia de cuidar el entorno en que vive?.

Es difícil que los adultos cambien de hábitos (sobre todo los malos). Por ende hay que enfocarse en los más pequeños; hay que inculcarles la importancia de respetar el medioambiente así como enseñarles cómo cuidarlo y protegerlo.

Y sí. Tenemos todo el derecho a expresar nuestro rechazo si consideramos que una central hidroeléctrica sólo causará más daños que beneficios, pero también es cierto que debemos ser consecuentes con lo que exigimos. Por ello, antes de salir a protestar, debemos ser sinceros con nosotros y preguntarnos qué acciones diarias hacemos para cuidar nuestro país y sus recursos naturales. De lo contrario, el salir a manifestarse a las calles sin tener una real conciencia ecológica no servirá de nada.

Anuncios

Una respuesta a “Cerebro Joven: Protestar con una real conciencia ecológica

  1. Daniel Arellano

    Lo que dices es cierto Karina. Pero vamos de a poco. Al menos la conciencia de que existen proyectos que destruyen el mediomabiente se está incubando en la gente. Ahora hay que educar en una conciencia ecológica mayor.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s