Matrimonio homosexual…ya es hora de hablarlo

Matrimonio homosexual…ya es hora de hablarlo
Por El Reno

Era un tema que hace tiempo estaba aterrizando en el quehacer nacional. El debate había empezado, pero siempre, y sin saber muy bien el porqué, el tema quedaba incompleto, y el debate se perdía. Hoy, luego de ver una noticia, quiero retomar ese debate al dar mi opinión. Entiendo que no todos estarán de acuerdo, eso es lo interesante de vivir en una sociedad. Pero lo bueno de debatir es conocer las ideas y visiones de otros, con el fin de que algún día, se pueda llegar a un punto de encuentro.

Primero, hablaré de la noticia que vi. El Senador Longueira junto al Senador Chadwick buscan establecer en la constitución que “sólo un hombre y una mujer tienen derecho a contraer matrimonio“, esto, con el fin de que el tema del matrimonio homosexual no se hable más en el país. En cierta forma, y de acuerdo a lo que se indica en la noticia, se cerrará la puerta de una vez por todas sobre la discusión de este tema. Como lo veo yo, se está prohibiendo a una cierta cantidad de personas de contraer matrimonio. Pero esperen, no fue acaso el Senador Jovino Novoa (del mismo partido político que los dos anteriores, de la “popular” UDI) el que dijo (en relación al proyecto de ley que buscaba prohibir la venta de comida chatarra en los colegios y universidades) “es un ejemplo de talibanismo en materia de lo que las personas pueden y no pueden hacer”, agregando que “la cultura de pensar que el gobierno y/o el Estado saben más que las personas, que ellos son los que tienen que tomar las decisiones” era equivocado, y que aquí se hacía un “intento de violentar la conciencia de las personas” al querer llevar a cabo dicha prohibición. Es divertido como en política las frases que defienden un hecho, sirven para defender también aquellos hechos que son combatidos. (otro ejemplo, y algo mas extremos es sobre los abortos. Cuantos personeros de la UDI y RN están en contra de la pastilla del día después y del aborto terapeútico, pero cuando se sabe que las bombas lacrimógenas son abortivas, todos están callados).

Según las palabras del sr. Novoa, el sr. Longueira y Chadwick son unos talibanes. Mejor avisar a la CIA y FBI de EE.UU, para que se los lleven a Guantánamo y los puedan interrogar. Pero, me desvío del tema principal, que es el matrimonio homosexual.

La primera pregunta que me hago es, porque no?. Porque tienen más derecho al matrimonio un hombre y una mujer, que dos hombres o dos mujeres?. Acaso el heterosexual es más humano?, Acaso el heterosexual tiene más derechos que un homosexual?. No es difícil olvidar aquellos tiempos (viejos tiempos) en que se impedía el matrimonio entre un español y una indígena, o, tiempos más nuevos, en donde un negro no podía contraer matrimonio con una mujer blanca. En esos tiempos, aquí también se prohibía el matrimonio inter-racial, pero los años fueron demostrando la gran equivocación en el pensar, y hoy en día estos matrimonios son permitidos. Claro, la pregunta inicial sería, porque prohibirlos?. Bueno, ocupemos esa misma lógica para el matrimonio homosexual. Porque prohibirlos?. El que se permitan los matrimonios homosexuales no quiere decir que todos nos tengamos que casar con alguien del mismo sexo. En cierta forma, el que no quiera casarse con alguien de su propio sexo, no tendrá que hacerlo. Uff, una tranquilidad mas para nosotros los heterosexuales. Pero, y porque un  homosexual querrá casarse?. Sabemos que existen, sabemos que andan en las calles de la mano y que algunos ya viven juntos, entonces, para que casarse. Bueno, y usted estimado/a lector, que hoy está pololeando y anda de la mano con su pareja, y que tal vez, ya inició una vida en común (la convivencia), porque quiere casarse, si ya es feliz?. De nuevo, esa misma lógica podemos aplicar a los matrimonios homosexuales.

Otros me podrán decir que el matrimonio es solo entre un hombre y una mujer, porque es para tener hijos, formar una familia. Yo, le puedo poner un ejemplo más extremo, en el cual me gustaría saber si también prohibiría el matrimonio. Qué pasa si un hombre estéril quiere casarse con una mujer infértil?. Acaso será usted el que les diga que NO. O si un enfermo de sida quiere casarse con una mujer enferma de sida (ambos heterosexuales), usted les dirá que no, porque no deben o no pueden tener hijos?. Un matrimonio homosexual no le hace daño a nadie, y lo que se trata de imponer hoy en día (al menos en Chile) es que un matrimonio de este tipo daña la integridad de tan “prestigiosa” institución. Pero así también vemos que agresores, violadores, ladrones, drogadictos, y otros mal-hechores si se pueden casar. Acaso ahí el matrimonio es algo bueno?.

Usted me podrá decir que no se pueden casar, ya que en la constitución se habla del matrimonio entre el hombre y la mujer. Bueno, ante eso, yo le digo que antes de promulgar la ley de divorcio, la constitución dictaba que el matrimonio era entre un hombre y una mujer, y que ni si quiera el hombre podía disolver dicha unión. Tomando esto como pie, acaso una persona que se ha divorciado 4, 5 o hasta 7 veces (como olvidar a la difunta Liz Taylor) tiene mas derechos de contraer matrimonio que alguien que ama a otra persona y que quiere estar con ella para toda la vida?.

Al final del día, lo único que daña el matrimonio homosexual es la mente de aquellos conservadores que no quieren ver eso en su vida cotidiana. Son ellos los que quieren hacer vista gorda a algo que si existe, y que fue creado por el mismo Dios que los creó a ellos. El mismo Dios que mandó a su hijo a que nos salvaran a todos del pecado, creó a los homosexuales. Y ha sido la iglesia, la principal institución que ha estado en contra de ellos. Una institución que hoy por hoy, ha perdido credibilidad y poder entre la gente, pero que aún sigue prohibiendo y diciendo que está y que no está permitido (cuando la misma iglesia no se arrugó en defender y esconder a pedófilos que dañaron la vida de miles de niños en este mundo).

Por último, y recordando algunos de los comentarios que se me ha dicho cuando he puesto el tema en la mesa, es que lo homosexual no es natural. En la naturaleza, aparean un macho con una hembra. Ante eso, y como médico veterinario, les puedo decir que la naturaleza tiene otras prácticas que los humanos dejamos de hacer. Usted sabía que hay madres que cuando ven que sus crías están en peligro, se las comen?. O en algunas poblaciones animales, solo un macho puede aparearse con todas las hembras. Si ocupamos la naturaleza como “profesora de lo que se debe hacer”, viviríamos en otro mundo.

Yo defiendo el matrimonio homosexual, porque es una libertad, y creo que nadie tiene el derecho de decirle a otro “no te puedes casar”, porque si le damos el derecho a alguien de prohibir, llegará el día en que ese derecho dado nos pegará en la espalda, y nos prohibirá hacer algo.

Al final, espero que se genere debate y conversación. Este es un tema que muchos no quieren que se hable, pero es hora de hablarlo. Solo así, avanzaremos como sociedad.

Usted tiene la última palabra.

Anuncios

9 Respuestas a “Matrimonio homosexual…ya es hora de hablarlo

  1. Reno, muy buen artículo.

    Me gusta mucho cómo integras tantos temas contingentes en uno tan importante como este; mal que mal, nuestra opinión acerca de la “naturalización” de la sociedad, es la clave para entender el mundo que queremos crear, y el debate siempre nos lleva necesariamente a hablar todo a la vez.

    En este país quiere prohibirse el matrimonio homosexual, creo yo, porque nuestros líderes le temen a la libertad; consideran peligrosos a los que salen del marco de lo administrable e incitan con sus actos, a que otros hagan lo mismo. La ley dice que los fines del matrimonio (pilar de la familia, y por eso mismo, de la sociedad) son procrear, vivir juntos y auxiliarse mutuamente; por eso es un derecho y una garantía, que permite que dos personas que elijan vivir juntas puedan también protegerse la una a la otra. Esto salta a la vista con los derechos hereditarios, por ejemplo. Quienes estén arbitrariamente en contra de estos contratos de vida en común, están en contra de que nos unamos para vivir mejor y más seguros.

  2. Daniel Arellano

    Si me preguntas la gente, en una mayoría, está de acuerdo con el matrimonio homosexual. Quienes están en desacuerdo? Nuestra elite política, social y religiosa. Ellos no aceptan, según la moral que ellos le imponen a la gente, que este tipo de uniones se lleve a cabo por que rompe con lo establecido.
    Saludos

  3. Daniel Arellano, dices que la gente, la mayoría está de acuerdo. No opines por los demás. Puede que tus cercanos tengan esa opinión, no toda la “gente”. El casamiento entre “Gays”, ¿civil o religioso?. Si es religioso creo que los catolicos u otras religiones tienen el pleno derecho a rechazar este planteamiento, son instituciones creadas por personas de mente muy estrecha y que les conviene tener a sus seguidores dentro de ciertos parametros creados por ellos.No hace falta que las iglesias aprueben esta unión. Si se quieren casar,haganlo pero no dentro de instituciones que no estan de acuerdo. Si el matrimonio es civil tampoco creo que sea necesario hacer tanta pompa. Si se quieren unir que lo hagan, ¿Pero por que quieren tener esa aprovación de parte de todo el “Mundo”? Si creen que es bueno, que son felices teniendo matrimonios marico-nes- haganlo, pero para que buscan la aprovación de todos..será por que lo que estan haciendo no es del todo “natural”. Creo que lo malo es que los que estan de acuerdo o quieren matrimonios “marico-nes”, son eso mari-cones, son de poco “pantalón” o “falda”. hagan lo que quieren pero no involucren a la sociedad, juntense entre ellos y haganse tiras, pero entre ellos. Inventen una religión que pueda aceptar estas uniones. Asi lo han echo los catolicos, evangelicos, mormones,etc. Ejemplo de los mormones, tiene matrimonios poligamos. Ellos quisieron y lo inventaron, asi de simple. Pero como ves hay rechazdo por eso, por ser poligamos los ven como bichos raros y por que al ser matromonio gays no?..este mundo esta al reves.. http://es.mormonwiki.com/Poligamia

    • Estimado Camilo:

      primero, gracias por leer y dar tu opinión. Si bien no estoy de acuerdo, es bueno saber que piensan otros. Dices que Daniel no puede pensar por otros. Al igual como tu le dices que el no puede decir que “todos” queremos el matrimonio gay, tu tampoco puedes admitir lo contrario (que muchos no lo quieren). Concuerdo contigo sobre la religión, y al menos, por mi parte, abogo por que se de el derecho del matrimonio dentro de lo legal (es decir, por medio del registro civil). La parte de la religión, sabemos como es. Si la gente millonaria de este mundo fuera gay, la iglesia sería la primera en aprobar el matrimonio gay. Pero el punto que le quiero poner enfasis, es en donde dices “porque buscan la aprobación de todos”, y ahi te refieres a los homosexuales como maricones. Ahi, el debate se pierde. Por que el insulto?. Acaso el homosexual no es un ser humano, como tu madre, padre, polola, hija, etc.? Porque el odio o desaprobación hacia ellos?. Además, que ellos no creo que busquen la aprobación de todos, si no que buscan que sus derechos se les reconozcan (tal como a ti y a mi). Acaso, si tu hija, el día de mañana se quisiera casar con alguien, y todos se lo prohibieran, ella no tendría derecho a casarse?, ella tendría que conformarse con vivir con su pareja?. Por que elegir por otros que hacer y que no hacer?. El matrimonio gay es solo para los homosexuales. No es ni para ti, ni para mi, por lo que no nos afecta. De ahi llegamos al punto en donde quieres que se vayan a una isla para que hagan sus fiestas de locas (así me imagino que piensas tu) y la sociedad se olvide de que existen. Como lo dije en mi post, antiguamente se pensó lo mismo de los negros, de los gitanos, de los judíos, e incluso, de los crsitianos. Acaso es necesario volver a lo mismo?.

      Saludos, y gracias por comentar

  4. Estimado, excelente columna.
    Te comento algunos puntos, si bien estamos de acuerdo, me gustaría complementar.
    La posición de la derecha “Conservadora” toma lo mejor de las teorías liberales económicas y lo mejor del mundo cristiano, peligrosa combinación, comprenderás, cuando implica la flexibilización de la sociedad en todo lo concerniente a las empresas y el empleo, por un lado, y a la rigidización de los derechos y deberes “morales” de los ciudadanos, por otro. Es esa superioridad moral la que observamos ahora. Cuando los senadores en cuestión intentan cambiar la Constitución Política de Chile, en verdad están haciéndolo desde el rol de evangelistas que, como buenos cristianos, están obligados a cumplir, siendo un rol tan interiorizado en nuestra política actual, que ya casi nadie se lo cuestiona, haciéndose presente, por ejemplo, en la negativa de algunos alcaldes de cumplir la ley y repartir la píldora del día después en los consultorios.
    Con respecto al argumento de lo que es anti-natura y no lo es, yo les digo a los señores senadores, que el matrimonio, por su calidad de institución, es anti-natura. Me explico. Si fuera natural, el matrimonio se daría espontáneamente, sin la necesidad de ser tan fuertemente regulado y promovido, por lo que no estaríamos teniendo esta conversación, ya que no se podría modificar siquiera su condición de “Natural”. En cambio, es una institución creada por el hombre, la familia biparental es un concepto relativamente nuevo (Roma Antigua), por lo que, siendo estrictamente “naturista” tendríamos que todavía vivir en clanes y tribus.
    De esta forma, al ser una institución creada por el hombre, que en este caso cumple una función específica de protección a los hijos y con derechos económicos y tributarios particulares ante la ley, podemos decir que se puede modelar a nuestro antojo, de acuerdo a las necesidad, derechos y deberes que demanda la sociedad, en este caso, un sector no menor de la misma, que, si bien tienen voz, hasta el momento no tienen voto en un asunto que por derecho les corresponde, según el principio de no discriminación presente en la misma Constitución (Art.19 nº2) y que, si fuera algo inamovible, habrías sido entregada por Dios mismo y no por un grupo de legisladores de dudosa tendencia política a principios de los 80’s.
    Saludos

    PD: los chimpacés bonobos tienen sexo homosexual constantemente… XP

  5. El tema matrimonio pasa mas que por el acto en si, a regular los derechos de quien decide compartir contigo el resto de la vida, al señor arriba Camilo Ruiz le digo las Iglesias en si son mera institución antiguamente sin fines de lucro, por que hoy aunque lo siguen siendo demuestran que no lo son, por algo se pelean la dirección de estas, y no solo la católica, las Iglesias según han demostrado con el paso del tiempo son una casa donde se ocultan distintos tipos de instintos, Abusadores de menores, abuso se poder, entre monjas lesbianas, en fin podríamos enumerar un montón de actos, se necesita legislar la protección del ser amado, poder asegurar su futuro en caso que el otro no este, y esto no hace distinción de sexo, el homosexual paga impuestos como cualquiera, aporta a la sociedad como cualquier ser normal, una relación Hetero no asegura que estos sean un aporte a la sociedad tampoco es un plus de superioridad.

  6. Hola Reno,

    Los homosexuales, al igual que quienes somos heterosexuales, son seres humanos. Trabajan, pagan sus impuestos, sufren, lloran, tienen sentimientos. Ellos tienen todo el derecho de querer formar un hogar con la persona que aman. ¿Qué pasaría si todo fuera al revés? ¿qué pasaría si lo “normal” fueran las uniones entre hombre con hombre, mujer con mujer? ¿cómo nos sentiríamos los que somos heterosexuales? ¿qué haríamos si fuera malo que un hombre se casara con una mujer? ¿qué impotencia sentiríamos si no pudiéramos armar una familia con la persona que queremos?

    Antes que criticar o burlarse de los homosexuales y su deseo que se reconozca el matrimonio o unión civil entre ellos, pensemos cómo nos afectaría si esa posibilidad estuviera vetada para quienes somos heterosexuales.

    El Estado debe velar por igual para todos los chilenos, sin hacer diferencias de credo, política o condición sexual, pero quienes actualmente gobiernan creen que su criterio es el que debe imponerse y eso no es lo correcto.

    Soy católica, creo en Dios y sé que Él no condenaría que dos personas, que se aman, quieran estar juntos. Ellos son tan libres como nosotros y, guste o no, debemos respetarlos aquí y en la quebrada del ají.

    Saludos!

  7. Llegue a tu blog por casualidad, y la verdad, te felicito por la opinion, que no es mas que empatizar con la realidad de otros.

    El matrimonio igualitario (que seria el nombre justo) es un debate que por fin llego a Chile, y seguramente incentivado por lo ocurrido también en Argentina, y que sabemos que la proximidad ayuda a generar discusión. En ese sentido, lo expuesto por Pablo Simonetti durante la ultima emisión de Tolerancia Cero (paradójico nombre, no?) es muy interesante, en el sentido de que la discusión parte y termina -al parecer para muchos- en lo estrictamente patrimonial, cuando el sentido incial de esa union, al menos al momento de proponerlo en pareja, es la celebracion del amor y el reconocimiento del Estado a ello. ¿Por que entonces los homosexuales no podemos acceder a ese derecho? entendiendo que somos ciudadanos, que se nos exigen los mismos deberes pero se nos niegan ciertos derechos.

    En el fondo, la discusión debiera centrarse en ese premisa fundamental, que es la celebración del amor, sin importar condición sexual y que dignifica la institución del matrimonio y que fortalece el sentido de la familia, amparada en los afectos, la protección, los vales y principios. El acto de empatizar -como tu lo estas haciendo a través de este blog- es muy liberador, ya que nos permite generar relaciones interpersonales desprejuiciadas y honestas.

    Lo mismo para la adopción, ¿soy una persona menos valida, a la hora de criar un niño/niña solo por mi condición sexual? ¿un heterosexual es per se un mejor padre que un homosexual? la respuesta parece caer de cajón. Si de las figuras paternas y maternas son fundamentales para el desarrollo psico-social de una persona, entonces replantiemos todo, habría que prohibir las familias monoparentales (% mayoritario en este país) o los niños criados por otros familiares. Yo creo que la formación de familia pasa por encima de todo eso, el bien superior de un niño es tener el derecho de tener familia, de recibir amor, educación, posibilidades de desarrollo, protección, etc. La experiencia en otros paises donde el tema ya esta zanjado, dista muchísimo de la postura apocalíptica de los sectores mas conservadores de este país y digamos que países como Holanda, Suecia, Canadá o Noruega no son sociedades poco exitosas, en todo sentido.

    Saludos!

    Pd: Perdón por la falta de muchas tildes, mi laptop esta con principios de autopsia. Y por cierto, mi Twitter es @ocanelo para seguirnos.

  8. Estimado Sr. Reno:

    Hace poco tiempo que lo sigo en Twitter y, de verdad, déjeme decir, ha sido un soberbio aporte para mi TL. Elogios aparte, escribo desde Argentina donde la realidad es muy diferente. Aquí, cuando se trabajó legislativamente en busca de aprobar la Ley de Matrimonio Igualitario, no se atacaron los fundamentos morales de ningún culto religioso, ni se fue por una reivindicación o reparación histórico-social.
    Se trata simplemente de que el cónyuge del mismo sexo, tenga los mismos derechos que la ley otorga en los matrimonios civiles entre heterosexuales. Como por ejemplo: Incluir a la pareja en el seguro médico laboral (pre-paga), constituir los bienes de la pareja como bienes gananciales e incluso tener la potestad de heredar. El tema de la adopción, es complicado, lo admito.
    Un caso típico es este: Una pareja homosexual tiene un proyecto de vida común por más de 20 o 30 años y, en caso de enfermedad terminal, pérdida del juicio o fallecimiento de uno de los miembros, es la familia de éste la única con derecho a decidir. En casos donde no era aceptada la relación, esto dio lugar a que personas que nunca aceptaron esa elección negaran al otro las visitas y/o quisieran hacerse de bienes materiales (absurdo).
    Soy ateo, hijo de padres católicos apostólicos romanos que, preocupados porque su hijo “varón” no debutaba sexualmente, me acusaron injustamente de ser algo que no soy. Me discriminaron precisamente por ello, y sé lo horrible que puede llegar a ser. Por eso no discrimino. Creo que hay mucha hipocresía en todo esto, hay gente que ve con buenos ojos que los hijos vayan a “debutar”, para garantizarse una heterosexualidad que nada dice (respecto de ser o no una buena persona), y al mismo tiempo son cómplices de la trata de personas… Pero eso excede el presente debate.
    Hablamos de igualdad de derechos (no sustancial) ante la ley. Creo que ese es el punto. Todas las demás lecturas político-religiosas no hacen más que “embarrar la cancha”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s