Yo Opino: El autogol de Hidroaysén

El autogol de Hidroaysén
Por Daniel Arellano

En el día de ayer la Comisión de Evaluación Ambiental (SEA) de la XI Región aprobó, por 11 votos a favor y 1 abstención, el proyecto Hidroaysén, especificamente en lo que se refiere a la construcción de 5 represas.

Con esta aprobación se da pie a uno de los mayores autogoles que el Gobierno ha podido realizarse, dejando de lado la opinión de un amplio porcentaje de chilenos que no está de acuerdo con este proyecto, privilegiando los intereses comerciales por sobre el bien común, el dinero por sobre el medio ambiente.

Las irregularidades en las que se ha incurrido durante el proceso de estudio y aprobación del proyecto han sido de tal magnitud que se podría escribir un libro sobre ellas. Y la lista es larga. Por ejemplo 5 seremis se inhabilitaron para la votación por tener vínculos con HidroAysén, se realizaron más de 11 mil observaciones por parte de la ciudadanía las cuales practicamente no fueron tomadas en cuenta, el cuñado del Presidente Piñera forma parte del directorio de HidroAysén, el mismo día de la votación el ministro Hinzpeter entrega una opinión favorable al proyecto horas antes de que los seremis, empleados públicos designados por la actual administración, entregen su voto y una serie no menor de denuncias sobre informes adulterados a favor del proyecto cuando estos originalmente eran contrarios a HidroAysén, etc.

La reacción de mucha gente que ayer, tras el fallo, salió a las calles para protestar en contra de la resolución demuestra que se está generando, lentamente, un rechazo masivo a la forma de hacer política y a las decisiones tomadas por el actual Gobierno. Es cierto que HidroAysén viene desde 2008 y que la Concertación no tuvo ningún problema en aprobarlo, tal como una serie de proyectos contaminantes que hasta el día de hoy se construyen en el país. Sin embargo, teniendo esta administración las armas que la ley le entrega para poder, si no detenerlo, al menos hacer un proceso lo más transparente posible, no lo hizo. Al contrario, lo ensució de manera importante dejándolo con un mar de dudas y, como se está haciendo habitual, no escuchó ni a la población ni tomó en cuenta a todos los actores sociales.

Acá se pone en el debate que modelo de desarrollo queremos hoy en Chile. Por un lado tenemos uno basado en grandes proyectos de megacorporaciones privadas que buscan llevar a cabo sus negocios a cualquier precio, con el beneplácito de las autoridades (sean del lado político que sean), a espaldas de la ciudadanía, y con poco respeto por el medioambiente. Por el otro lado podemos tomar el camino del desarrollo sustentable, en el cual la ciudadanía y las autoridades que nos gobiernan prefieren el bien común y el uso racional de los recursos sin que por eso debamos retroceder a la Edad de Piedra o paralizar nuestro desarrollo como país. Es fundamental que hoy, tras la aprobación de HidroAysén, este tema se debata de manera profunda, ya que hasta ahora no lo hemos hecho. Es, sin lugar a dudas, algo pendiente en la sociedad chilena.

El camino que se viene ahora no se ve fácil para HidroAysén. Aún falta el estudio y aprobación de la Linea de Transmisión, una cicatriz de 2200 kilómetros de largo la cual pasara por 6 parques Nacionales, 11 reservas y 16 humedales, por nombrar algunas, solo para llegar a Santiago, provocando un daño ambiental mucho mayor. Si esta no se aprueba el proyecto no podrá ser llevado a cabo. A esto se deben sumar una serie de protestas ciudadanas que han sido convocadas en diversas ciudades del país, esperándose su punto más álgido durante el 21 de mayo, cuando Piñera entregue su nueva cuenta al país, lo cual podría no ser la mejor noticia para el Gobierno ya que sus anuncios podrían pasar a un segundo plano. También debemos sumar las acciones legales que se llevarán a cabo por parte de entidades como Patagonia Sin Represas, las que incluso pueden llegar a tribunales e instancias internacionales.

Para muchos lo de ayer fue solo una batalla perdida, pero la guerra continua. Habrá que esperar para ver si HidroAysén terminará viendo la luz o será la gran derrota de los políticos y empresarios chilenos que apoyaron el proyecto, rechazados por la presión de la ciudadanía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s