Mujer de 30: ¿Cómo repartimos los amigos?

Pareja

¿Cómo repartimos los amigos?
Por Lady Blue

¿A quién quiero engañar? Si esta sección se llama “Mujer de 30” no tengo que avergonzarme por titular mi post con una canción del noventero grupo “Ella baila sola“. Pues bien, esta canción habla (para los lolitos que no la conocen) sobre los problemas que tienen las parejas una vez que “se muere la flor“, especialmente cuando compartieron todo: casa, familia, cuentas, gastos y… amigos.

Es una lata terminar, obvio… Yo, a mis 30, cargo con varias rupturas a cuestas: algunas por mí, otras no, casi ninguna de mutuo acuerdo. Les juro que admiro a esas parejas civilizadas (o muy zen) que terminan “conversando” y “en buena onda”, y que prácticamente salen de vacaciones con sus nuevos respectivos porque “son tan amigos”. Aunque, pensándolo bien, no sé si me gustaría seguir de amiga con una persona que me pateó… y si yo la pateé es porque, claramente, no quiero ser su amiga… En fin… A lo nuestro.

Les decía que, a mis tres décadas, he pasado por varias rupturas. Y no me vengan a decir, veinteañeros, que ustedes también. Porque terminar a los veintitantos no es lo mismo que a los treintaitantos. ¿Les digo por qué? Porque en la “adultez”, las relaciones van más rápido, son más intensas y hay mucho más en juego. Porque cuando eres lolo/a, puedes salir, andar, pololear, y todo puertas afuera. Pero cuando ya eres más grande, tu vida empieza a estabilizarse y compartes amigos, familia y a veces casa. Y acá es donde la cosa se pone peluda.

La familia es sangre, las cosas se pueden dividir (no partirlas por la mitad, obvio), pero ¿qué se hace con los amigos? ¿Se turnan, como esos egoístas padres separados que no son capaces de convivir con su ex en el cumpleaños de su hijo/a? ¿Se vuelve a los 15 años y aplicamos “ley del hielo” al que pateó? Las chicas españolas no dan la respuesta a esta interrogante (desgraciadas), pero yo, Lady Blue, creo tenerla. Marta y Marilia se equivocan rotundamente al plantear la pregunta. Porque los amigos no se dividen. Los amigos se comparten. Donde sí le achuntan medio a medio las españolas es en plantear la pregunta en primera persona plural: NOSOTROS. ¿Cómo repartimos los amigos? Los amigos no deciden cómo repartirse. Es algo que corresponde exclusivamente a la (ex)pareja. Si son tan adultos como para terminar su relación, deben serlo para ver cómo conviven después de eso.

La vida va y viene, los amigos también. Y cuando el “nosotros” de una pareja se rompe, también desaparecen “nuestros” amigos. Pero no los amigos.

Así que voy a terminar con un consejo: pueden odiar a su ex, pero no deben elegir por él (ella). Si ustedes no soportan compartir amigos, aléjense ustedes. No hagan elegir a sus amigos. Porque “nada es tuyo, nada es mío”. La balanza siempre se equilibra. Los amores pasan, los amigos quedan.

Anuncios

Una respuesta a “Mujer de 30: ¿Cómo repartimos los amigos?

  1. Daniel Arellano

    Igual es complicado cuando una pareja termina y en el medio quedan los amigos. Y no es menor porque se forman situaciones embarazosas como si se invita a tus dos amigos (ahora ex pareja) a tu cumpleaños, pro ejemplo. No es facil decidir en esos casos.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s