Convidado de Piedra: Karina Jara

Convidado de Piedra
Invitada: Karina Jara (@Carini)

Primero que todo debo confesar que fue muy difícil hacer una selección de mis favoritos en música, literatura y cine. Creí que sería fácil, pero en el camino me percaté que no. De hecho me complicó bastante. En fin, después de tanto pensar y discutir con mi almohada aquí dejo mi lista.

Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen

¿Cuántos de nosotros nos hemos dejado llevar por las apariencias? ¿Cuántas veces nuestro orgullo ha sido tan fuerte que incluso hemos perdido o alejado a quien nos quiere? ¿Por qué se hace tan difícil reconocer un error y decir “lo siento, me equivoqué”?

“Orgullo y Prejuicio”, de la inglesa Jane Austen, es uno de mis libros favoritos. Austen, con lenguaje ameno e irónico, nos expone cómo de equivocada puede llegar a ser nuestra opinión sobre una persona si juzgamos precipitadamente y no nos detenemos a comprender la esencia de su personalidad.

La historia se centra en Elizabeth “Lizzy” Bennet, joven impetuosa, inteligente, prejuiciosa, pero también madura e independiente y Fitzwilliam Darcy, hombre orgulloso, rico a la vez que tímido, honesto y de sentimientos profundos.
El prejuicio y orgullo en los protagonistas es tan fuerte que los llega a cegar. Lizzy cree que Mr. Darcy es un sujeto arrogante y sin corazón; el segundo, que la joven es una malcriada y maleducada, porque no tiene problema alguno en dar a conoces sus opiniones, por mucho que disguste a la gente de la alta sociedad (hay que pensar que la historia se centra a inicios del siglo XIX y todos eras muy…”empaquetados” por decirlo de alguna manera).

Solamente – y bajo sucesos lamentables- ambos abren los ojos y son capaces de reconocer su error; de saber que el otro no es como se creía que era en un comienzo y que la humildad, a veces, es buena consejera.

Harry Potter (la saga), de JK Rowlling

Harry Potter llegó a mis manos justo en una época en que sentía que nada me sorprendía, maravillaba o cautivaba. Todo se me hacía aburrido, plano y sin gracia. Cada vez que intentaba leer un libro, por ejemplo, sólo llegaba hasta las primeras 10 páginas y lo dejaba hasta ahí.

Un día, un amigo me recomendó que leyera Harry Potter. Mi expresión le debe haber causado risa pero me dijo que confiara en su consejo. Reconozco que tuve mis dudas (¿prejuicio? Jeje), pero ¿qué importaba? no tenía nada que perder. En menos de dos horas me había leído el primer tomo. Al día siguiente me compré el segundo (y el primero porque éste me lo habían prestado), y así hasta que completé la saga completa.

Pero ¿por qué me cautivó la historia de Potter y compañía? En mi caso fue que me reencontró con la magia de la lectura; me hizo volver a sentir niña, a soñar, imaginar, creer; sentimientos y emociones que a medida que crecemos las vamos olvidando o perdiendo. Le agradezco a JK Rowling la capacidad que tuvo para crear y relatar una historia que cautiva de inicio a fin y a mi amigo, por el consejo que me dio un día hace 11 años atrás.

Discos (¡qué difícil fue esto!)

The Joshua Tree, de U2

Tenía 13 años cuando escuché por primera vez una canción de U2 y fue la hermosa “With or Without You”.

Comencé a averiguar más del grupo. Así me enteré que la canción que me había maravillado tanto correspondía al álbum The Joshua Tree. Desde aquel momento, mis ojos y oídos estaban pendientes de cuanto programa musical por televisión o radio existiese con la esperanza de escuchar y saber más de ellos.

Así conocí “I Still Haven’t Found What I’m Looking For” y “Where The Streets Have No Name”, las otras dos canciones más reconocidas del quinto disco de la banda irlandesa (y que contó con la participación del destacado producto musical Brian Eno), pero también destacan “Bullet the Blue Sky”,  “One Tree Hill” o “In God’s Country”.

¿Pero por qué es uno de mis discos favoritos? Bueno, más allá que la Rolling Stone ubicara a este álbum en el lugar 26 de los mejores trabajos musicales de la historia (sólo superado por The Beatles, Elvis Presley y Jimi Hendrix), la voz de Bono, la guitarra de Edge y el ritmo que  Adam Clayton y Larry Mullen Jr. le dan al grupo hacen que The Joshua Tree sea un clásico entre los discos de la banda; que puedas escucharlos una y otra vez sin cansarte y disfrutarlo como si lo estuviera oyendo por primera vez y eso es algo que se agradece de corazón

Ten, de Pearl Jam

Estaba de vacaciones en Talca, específicamente en casa de una de mis primas cuando escuché una canción que me dejó alucinada por su potencia. La frase “Jeremy spoke in class today” se me quedó pegada todo el santo día. En ese momento supe que existía Pearl Jam.

“Jeremy” fue la primera canción que oí de la banda liderada por Eddie Vedder y corresponde al famoso disco Ten, que fue lanzado al mercado en 1991. Fue el álbum que catapultó al grupo a la fama (situación que no les era del todo agradable) y que contiene las canciones más memorables e imborrables de Pearl Jam.

Cuando por fin tuve en mis manos el disco lo escuché una y otra vez. Canciones como “Even Flow”, “Alive”, “Ocean” o “Black” marcaron una época importante en mi vida. Para mí hay un antes y un después musicalmente hablando. Este disco fue una bocanada de aire fresco, energía y pasión que no había escuchado en otros grupos. Si bien Nirvana ocupa un lugar especial en lo que llamo “la banda sonora de mi vida”, Pearl Jam lleva la delantera. De las bandas que aparecieron gracias al movimiento grunge, ésta es la que ha sabido mantenerse y evolucionar en el tiempo. Además (y muy importante), porque las letras de sus canciones y la voz inigualable de Vedder le dan un sello que las hace incomparables.

Películas (titánica tarea fue escoger mis dos favoritas)

La Guerra de las Galaxias, de George Lucas

¿Quién no ha dicho alguna vez “que la fuerza te acompañe”? ¿Quién no conoce la mítica frase “yo soy tu padre”? ¿Quién no imaginó poder viajar por el espacio en el Halcón Milenario a velocidad luz? Por último ¿quién no ha imitado la característica respiración de Dark Vader?

La Guerra de las Galaxias marcó un antes y un después en la producción de películas de ciencia ficción por todo lo que implicó la producción de ella. Pero ¿de qué sirve realizar una película con buenos efectos especiales si la trama no tiene peso? George Lucas sí logró combinar ambos aspectos y es por eso que, a pesar de los años, ésta sigue siendo vista una y otra vez por millones de personas en todo el mundo.

En mi caso, La Guerra de las Galaxias me trae bueno recuerdos de mi infancia. Cada vez que tengo oportunidad de verla rememoro aquellas noches en que ingenuamente me quedaba sentada en el patio, con mis binoculares, contemplando un cielo estrellado a la espera de que ocurriera algo extraordinario y sólo volvía a la realidad cuando mi madre me mandaba a la cama porque al día siguiente debía levantarme temprano para ir al colegio.

Punto aparte merece la banda sonora de la cinta. Ella estuvo en manos de John Williams, quien por su trabajo en La Guerra de las Galaxias ha recibido distintos premios. Hasta el día de hoy el soundtrack de la película es la que más copias ha vendido.

Orgullo y Prejuicio, de Joe Wright

En 2005, el director Joe Wright decidió llevar a la pantalla grande una adaptación de esta novela de Jane Austen. De todas las versiones ésta ha sido la mejor. De hecho fue nominada a cuatro categorías del premio Oscar.

Protagonizada por Keira Knightley y Matthew Macfadyen (en los papeles de la impetuosa Lizzy Bennet y el orgulloso  Mr. Darcy), la versión de Wright destaca por la capacidad que tuvo para resumir una novela en la que hay múltiples personajes y por la redacción de un libreto en el que se recogen con habilidad la complicada relación de los protagonistas.

A lo anterior se suma el trabajo que realizó el grupo a cargo del vestuario y la hermosa música que Darío Marinelli compuso para la película. Todo se tradujo en que “Pride & Prejudice” (su nombre en inglés) fuera nominada a 4 premios Oscar.

No sé ya cuántas veces la he visto, pero siempre la disfruto. No me canso de verla. Debe ser porque son pocas las películas que logran retratar la esencia del libro que las inspiró y, este caso, sí se logró.

Anuncios

3 Respuestas a “Convidado de Piedra: Karina Jara

  1. Daniel Arellano

    En primer lugar, Karina, gracias por aceptar la invitación a participar en esta sección. Vamos por parte:
    En libros me quedo con tu elección de Harry Potter, que si bien no me los he comprado, si los he leido y me han encantado, literalmente, jaja.
    Los dos discos que escogiste son de mi absoluto gusto, nada que decir.
    Y en las películas obvio que me quedo con Star Wars ya que llegó a mi vida practicamente en mi infancia, vía TV abierta.
    Saludos

  2. Gracias a ti, Daniel, por la invitación. Pero reconozco que fue una labor titánica!! Creí que sería re-fácil pero a medida que iba repasando mis libros, discos y películas me di cuenta que no. Era como si cada uno de ellos me dijera “Oye! elígeme!!! ” y yo toda dudosa…pero lo logré 😉
    Saludos!!

  3. interesante elección, del de U2, mi favorita es “Exit”, no soy seguidor de Harry Potter, pero creo que como fenómeno literario es muy interesante, cuando uno pensaba que los libros podían desaparecer HP vendía millones de ejemplares, yo he visto “Sense and Sensibility” otro libro de Austen llevado al cine, así que intuyo por donde va el libro y la película, saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s