Política de Yegua: ¿Y…Para dónde vamos?

¿Y…Para donde vamos?
Por Icy Coke

Ya estamos acá, no sólo comenzando un nuevo año, sino que una nueva década también. Sin duda como país tenemos tremendos desafíos que superar y, con la inestabilidad del gobierno en términos de dirección, corremos el riesgo de generar cambios en procesos y conductas que resulten dañinos y derechamente peligrosos para el progreso de Chile. Con esta manía de copiar todo lo que viene del extranjero le hemos dado cabida a modas estúpidas de países que ya vienen de vuelta de la evolución y como se la pasan aburridos inventan boludeces para matar el tiempo, como el sexing (difusión de imágenes erotizantes de adolescentes ), sexo virtual (la nueva moda de los adultos light), difusión de la pedofilia por internet y de todas las filias desviadas que nada tienen que ver con el amor, grupos swingers y otras yerbas similares. Y ojo, no quiero que mal interpreten mi comentario, no es por cartuchismo ni porque me escandalicen esas cosas. Al final, cada uno sabe qué hace en y con su vida privada, pero hay un truco en esto. Todo lo citado anteriormente se hace en países desarrollados que YA TIENEN LA PEGA FUNDAMENTAL HECHA. Nosotros como país subdesarrollado que somos, no podemos darnos el lujo de perder recursos, talentos y genios en estos placebos todavía. Y eso se lo digo derechamente a todos aquellos políticos que gozando del sueldo que le pagamos entre todos, pierden el tiempo visitando páginas porno en medio de las sesiones del Senado o en una reunión cualquiera, donde se llevan a las “colegas” a “discutir” temas en camionetas 4X4 (también gentilmente auspiciadas por nuestros bolsillos) o simplemente se las dan de lindos con adolescentes que podrían ser sus hijos. ¡Ah! Y también hay señoras que encuentran “reguleque” un sueldo de casi 4 palos por hacer una tarea que es – ¿cómo decirlo diplomáticamente? –  un poco más que administrar bien una casa grande con muchos hijos. Señores, ¡Propongo una moción de orden, por favor!

Nuestro país se está cayendo a pedazos, moral y físicamente, y nadie pareciera tener la autoridad suficiente ni los pantalones bien puestos para llamar la atención y hacer que esta gente haga su pega no bien sino ¡EXCELENTE!. Aprueben leyes, revisen estudios, den soluciones ¡¡POR FAVOR!!. Nuestro país sin duda se lo merece. Si muchos de ellos estuvieran trabajando para la empresa privada hace un rato largo que le hubiesen dado la PLR por improductivos e ineficientes. Entonces, ¿cómo es posible que en tareas tan serias, que tienen que ver con el futuro de Chile y los chilenos, no se preocupen de velar por la calidad y el profesionalismo de su gente?. La verdad, no me lo puedo explicar. Mil veces y hasta el cansancio escuché al presidente hacer la promesa que iba a poner a la mejor gente en su gabinete, independiente de su color político, y hasta ahora no he visto eso. Hay dos o tres personas que se destacan claramente por hacer bien lo que les fue encomendado pero el resto brilla por su ausencia. Me preocupa mucho eso. Me preocupa que volvamos a ser el país donde “el trabajo nada engendre y sólo el pituto sea fecundo”. Y, ¿saben qué?, estoy un poco agotada de aquello. Es una función de circo que ya he visto más veces de las que me gustaría.

Yo me acabo de mudar de casa, al lugar que se supone será el definitivo, y tratar de poner orden es un stress que te lo encargo. ¡Ya me imagino lo que será tratar de poner orden en todo un país!… Sólo gente muy preparada es capaz de hacerlo. Y yo anhelo con todo mi corazón ver gente capaz con verdadero espíritu de servicio y no oportunista.

En fin, con ese porfiado optimismo que me caracteriza espero ver crecer a Chilito para que se convierta en un país de campeones, tigres, leones y cuánta fauna exitosa puedan pensar. No tenemos mucho tiempo más. Piensen que si creemos en las predicciones, el año del conejo nos llevará de un salto al acabo de mundo. Logremos sobrevivir al desafío de convertirnos en la gran nación que estamos llamados a ser.

Feliz Año para todos. Ojalá que cada uno pueda alcanzar sus metas más anheladas. Un abrazo y nos leemos.

Anuncios

2 Respuestas a “Política de Yegua: ¿Y…Para dónde vamos?

  1. Daniel Arellano

    Así como parece no vamos para ningún lado. Es la triste realidad.
    Saludos

  2. Marcela Medina

    Claramente este gobierno no es de los mejores. y si los hay ni se notan pues Piñera con su concepto de centro de mesa estáen todas, es como circo pobre.. Y eso parece que es con todas sus letras.
    Lo de la Ossando, realmente dejó al descubierto una realidad que va más allá del sueldo “reguleque”, nos ha mostrado la ineficiencia y la imposición de ideas, la no tolerancia, la foram de vida de la derecha más conservadora y retrograda, claro dsifrazada como buen circo con parkas rojas.
    Sabías que al Prais, programa de atención a las vistimas de derechos humanos se le han reducido los recursos hasta el infinito. Yo me atiendo en uno y ahora hay un sólo médico, que pbviamente no da a basto, no tiene siquiatra, ni nada que ayude a salud mental. Esas cosas no se dicen porque claramente el circo es más poderoso, la cuestión es entretenerse. entonces que nos queda..según le gobierno…. EL FESTIVAL DE VIÑA, allí lo pasaremos chancho.
    En la U donde trabajo no habrá y de verdad no habrá reajuste y estamos en reestructuración la sola palabra asusta.
    En definitiva, nos tienen acorralados, con miedo y comiendo pan y circo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s