Visión de Mujer: No hay peor ciego…

No hay peor ciego…
Por Merinela

Nunca he sido muy practicante de la iglesia católica. Me autodefino como cristiana: Creo en Dios, la virgen y los santos, pero por convicción y doctrina –como diría mi padre-, no creo en los sacerdotes. Primero, porque no creo que se necesite de un intermediario para llegar a Dios y tener su bendición; Segundo, porque resulta inquietante que una persona se someta al encierro y al celibato, con la excusa que es entrega a Dios. Para mí es un encierro inminente en ellos mismos. Esto, a su vez, genera distorsiones, represiones y privaciones, pero que no se van para siempre, lo que hace que tarde o temprano se manifiesten. Lo respeto, pero no lo comparto.

Hoy en día se han destapado una serie de casos al respecto, los que la misma iglesia se ha encargado de encubrir. ¿Por qué? Porque esto hace que mucha gente reflexione y se acabe el dominio de las conciencias. Existe un Vaticano que posee bienes materiales equivalentes a alimentar países enteros en África. Si la doctrina promueve la humildad, ayudar al prójimo, etc., ¡cómo es posible que ellos vivan como reyes!, al menos en el vaticano, que es el centro de la iglesia.

En Chile, se dio un caso en particular que ha causado mucha conmoción. Hace aproximadamente un mes un connotado programa de televisión dio a conocer una investigación que se estaba llevando respecto a diversos casos de hombres que habían sido abusados sexualmente por un sacerdote muy conocido, cuando eran menores de edad. Estas personas resultaba que habían sido discípulos de Francisco Karadima, párroco de la Iglesia de la calle El Bosque. Era seguido por miles de fieles, quienes –prácticamente- pusieron las manos al fuego por él, advirtiendo que lo que acusaban estas tres personas (eran más, pero ellos se atrevieron a denunciarlo), era absolutamente imposible.

Gracias a este destape, impulsado por los medios de comunicación, se exigió explicaciones a la iglesia. Las víctimas anunciaron que habían enviado una carta denunciando los hechos, pero que no habían tenido respuesta y que nadie había hecho ¡NADA! Todo por lo mismo que indicaba antes, porque la iglesia no quiso destapar estos hechos y por callarlos. ¡TURBIO!. Gracias a los medios de comunicación todos pudieron explicaciones al respecto, todos queríamos justicia y al cabo de un mes y medio que había sido emitido el programa, el Cardenal Arzobispo de Santiago anunció que enviaría el caso al Vaticano. Osea, si el programa de televisión nunca hubiese mostrado los casos, JAMÁS se habría sabido nada y estas injusticias habrían pasado sin pena ni gloria.

Me alegra saber que por fin se destapen estas cosas y no queden “ahí”. Me genera impotencia saber que hay más casos y a las víctimas les da miedo y vergüenza denunciarlas. Gracias a Dios nunca me ha tocado pasar por esto, pero me imagino que no debe ser fácil hablarlas públicamente, pero al hacerlas se puede hacer algo y no tener más este tipo de personas entregando la palabra de Dios.

Dios quiso que disfrutáramos del mundo, de la vida, sin sentirnos culpables por todo y por cualquier cosa. Para mí, Dios está en todas partes, en cada cosa, material y no material, física, química y biológica. Es aquel ser al que puedes recurrir en cualquier momento y en cualquier lugar, Él estará siempre dispuesto a escucharte y ayudarte. Muchas veces no nos va a gustar lo que tenemos que ver, pero es por nuestro bien, con todo el amor infinito que Él nos da. No necesitamos de otra persona, ni confesarle todos tus “pecados” a una persona para limpiar tu conciencia, cada uno de nosotros sabe lo que hace y debe saber cómo solucionarlo. La iglesia hace que uno se sienta culpable, el ser humano ciertamente no es perfecto, pero no todo es pecado. Para mí Dios es como un Padre que quiere nuestro bien, que quiere que seamos felices y disfrutemos la vida, sin excesos, pero teniendo en mente todo aquello que importa, lo cual es tarea de nosotros: filtrar qué vale la pena y qué no.

La iglesia necesita poder y sin estos fieles no puede salir adelante. Necesita tener culpables para ser “necesitaba” y subsistir. Necesita poder, control y dominio sobre las personas, las convence que todo es malo, es pecado, es tentación. Es gracias a estos casos que nos damos cuenta que está absolutamente ciega y obsoleta. Como dice el sabio dicho, no hay peor ciego, que el que no quiere ver…

Anuncios

Una respuesta a “Visión de Mujer: No hay peor ciego…

  1. Daniel Arellano

    El tema de los abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica fue uno de los motivos por lo que dejé de lado mi participación en la Iglesia, ya que si bien no era de misa dominical, si respetaba bastante a la institución.
    Lamentablemente los altos cargos eclesiásticos se han dedicado a tapar estos temas, y no los han abordado de la manera que la sociedad espera, es decir, con los culpables fuera de la Iglesia y pagando sus culpas en los tribunales.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s