Ciudadana de a Pie: El Chile donde las instituciones no funcionaron.

El Chile donde las instituciones no funcionaron
Por Verónica Palma

La frase que hizo famosa el ex Presidente Lagos y que para mí era un valioso recurso de nuestra imagen país, se fue por la borda la madrugada del 27 de febrero después del cataclismo que afectó las regiones más pobladas del centro-sur de Chile. El registro de video de la ONEMI (Oficina Nacional de Emergencias), que forma parte de los antecedentes que  maneja  la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados por la ausencia de Alerta de Tsunami, no aporta datos nuevos sino que confirma la inoperancia de varias instituciones que ocasionaron un fatal efecto dominó las  horas posteriores al terremoto.

Puerto de Constitución después del maremoto

La caída de los sistemas de comunicación evidenció que dar de baja tecnología como sistemas radiales de HF y no mantenerlos como respaldo, jugó en contra. Las nuevas adquisiciones no lograron suplir la efectividad en comunicación a larga distancia (entre regiones por ejemplo) ni tampoco en el área local. Ante la falta de información el video muestra la inquietud de la ex Presidenta Bachelet al no estar listo el  helicóptero  que solicitó horas antes, para enterarse de algún modo de la real situación sobrevolando el área afectada. Inexplicable demora que contrasta con la posterior declaración del General Ricardo Ortega, quien afirmó que a dos horas del terremoto la FACH estaba lista para actuar. Resulta ilógico que el helicóptero para la máxima autoridad del país no estuviese considerado dentro de ese:”listo para actuar”.

La confusa información sobre el alerta y luego la ocurrencia de Tsunami es lo que más resuena en toda la grabación, incluso mostrando una conversación telefónica de la ex mandataria con el SHOA (Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada), los que ya habían descartado la posible ocurrencia de maremoto. Si buscamos  el fax titulado “Alerta de Tsunami”, enviado por el SHOA antes de bajar la alerta, y que forma parte del protocolo establecido, vemos que el documento no aclara y lo peor confunde en varios aspectos. Primero con la nota:”Fue de magnitud suficiente para generar Tsunami, se desconoce aún si se ha producido, si se diera la posibilidad de ocurrencia, situación que sería informada oportunamente”. El texto  es inconsistente en sí mismo, si se desconoce la ocurrencia de Tsunami ¿cómo se puede ofrecer una alerta oportuna? Otro punto es que las coordenadas  señaladas en el documento sitúan el epicentro en tierra y no en el mar, lo que afectaba  las directrices de la ONEMI.

Playa de Constitución

Independiente de lo que arroje la investigación por la ausencia de alerta de Tsunami, lo vivido después del terremoto en los lugares que fueron azotados por el mar, nos debe dejar una lección como país. Los testimonios son sobrecogedores, hay mucho dolor en las víctimas y contrasta brutalmente con el tironeo político post video. Lo claro es que muchos de los que no escucharon a las autoridades se salvaron, los que no recibieron la información errónea, y pudieron, evacuaron hacia las partes altas de la ciudad, tal como los ejercicios de prevención establecidos indicaban. La experiencia ha llevado a ciudadanos comunes y corrientes a buscar después de las réplicas del terremoto, información no acudiendo a las fuentes nacionales: SHOA y ONEMI, sino dirigiéndose a sitios internacionales http://www.usgs.gov/ (Magnitud de sismos y sus epicentros) y www.noaa.gov (Alertas de tsunami).

La credibilidad en nuestras instituciones se recobrara en la medida en que  exista un trabajo preventivo a largo plazo en la reconstrucción y que de una vez comiencen a ver la luz temas pendientes como por ejemplo la Ley Marco de Protección Civil. En definitiva todavía queda mucho camino por recorrer.

Anuncios

Una respuesta a “Ciudadana de a Pie: El Chile donde las instituciones no funcionaron.

  1. Daniel Arellano

    El terremoto dejó bien en claro que como país aún no estamos preparados para catástrofes de esta magnitud. Hubiera bastado con una alerta preventiva de tsunami (aunque hubiera sido por las dudas, al menos) para salvar cientos de vidas. A veces es mejor hacer algo de más a no hacer nada.
    Lo que encuentro lamentable, desde mi punto de vista, es que viendo los problemas que se enfrentaron el 27 de febrero, el nuevo gobierno no se ha puesto como meta hacer un plan al corto, mediano y largo plazo, que permita ir corrigiendo esas falencias.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s