Segunda Opinión: Arquitectura de Servilleta

Arquitectura de Servilleta
Por Fernando Lobos (columnista invitado)

Hace algún tiempo, que parece distante, los arquitectos se convirtieron en una especie de seres divinos.

Una obligación era hacer que cada aspecto de su vida, y del quehacer diario, fueran el resultado de un gesto artístico, el corte de pelo, la vestimenta, y sus palabras, poesía sublime. Tal elevación supra-humana, hizo que estos profesionales se convirtiesen en figuras etéreas, borrosas, difusas, lo cual a la hora de lo práctico, convirtió a los miembros de este gremio en figuras irrelevantes.

La gente esperaba respuestas concretas, soluciones a sus inquietudes, a sus necesidades, y en cambio recibió una y otra vez poesía inconducente.

El resultado de esa “forma de ser”, es la intrascendencia. Y junto con ella, se cedió terreno a los Ingenieros en las cosas de gran envergadura, y a los maestros en las menores.

Así, los arquitectos (y junto con ellos, la arquitectura), se convirtieron en “lujos”, un servicio extravagante para quienes gozaban de tal presupuesto, que se permitían el derroche, y se generó una cultura en la que estos profesionales no tienen credibilidad, ni pareciesen ser necesarios en el proceso de construir.

A partir de ese punto, los propietarios de una vivienda, preferirán hablar con don Lucho, un tipo que lleva algunos años de carpintero y que sabe pegar cerámicas, para que construya a la orden de los dibujos de la dueña de casa, cuanto paraíso de bajo presupuesto esperan los patrones.

Naturalmente esto no sólo conlleva sacrilegios estéticos y funcionales, sino que en la inmensa mayoría de los casos, ninguna garantía estructural, e innumerables incumplimientos de la norma.

Un maestro o una dueña de casa, como ellos mismos debiesen ser capaces de reconocer, son capaces de formular ideas en el aire, ensoñaciones de cómo, desde sus criterios, es que es una linda vivienda, pero en ningún caso tomar decisiones como cuál es el tipo de estructura adecuada, cuáles son los materiales, cuál es la forma de instalar la escalera para aprovechar el espacio que queda debajo, cómo programar la obra para no afectar el entorno, y a propósito de esto mismo, cuáles son las mejores prácticas en términos de cumplir con la norma, inscribir como corresponde la ampliación y respetar los derechos de sus vecinos.

¿Quiere un ejemplo? Vea esta solicitud de maestro, que incluye fantástico proyecto de arquitectura hecho en Excel ).

¿Quién no conoce al menos una historia sobre de ese “descriteriado” vecino que instaló un segundo piso con vista a la casa de alguien?, yo incluso conozco algunas de vecinos cuyas ampliaciones no resistieron temblores anteriores al del terremoto, y ya habían sufrido daño estructural, sólo por su simple uso.

Muy frecuentemente ocurre que la amargura natural de algún vecino afectado termina en un juzgado de policía local, reclamando frente a una construcción irregular, y creo que en un 90%, tendrá avanzada su causa en tanto el propietario de la ampliación, ni si quiera se enteró de lo que es un permiso de edificación.

El afectado, llamará muy preocupado, y sin dinero, a cualquier arquitecto dispuesto a tramitar su –casi siempre- “irregularizable” construcción, y muchas veces sólo le quedará asumir las consecuencias de esta aventura de construir proyectos de los dueños de casa (vea este ejemplo).

Y aquí estamos, los nuevos arquitectos, que nos esforzamos día a día por ser distintos de esos poetas que nos negaron el acceso a la gente, siendo rigurosos, esforzados, sufridos y mal pagados, tratando de cambiar las cosas, tratando de ampliar nuestra profesión, tratando que nuestros clientes vuelvan a confiar en nosotros, pero todavía nos llaman diez veces más para regularizar una ampliación que para proyectarla.

Finalmente decir, que sí la gente nos llamara antes de construir y no porque el vecino denunció sus horribles ampliaciones, seríamos todos más felices, ¡TODOS!

PD. Los costos por regularizar una ampliación son bien similares a los de proyectarla, y el riesgo de fracasar en el intento es bastante mayor en lo primero. Bueno, proyectarla puede ser un poco más caro, pero tiene la ventaja de que funciona, y ser apenas, un poco más caro.

Fernando Lobos es arquitecto, pre-especializado en urbanismo. También bloggero de temporada y músico de ocasión. Hiperquinético mental. Publicaciones: Dimensiones Urbanas II, Santiago. Lugares Apropiados y Lógicas de Apropiación. CEAUP, Universidad Central Otras en Revista Electrónica CEAUP. HardUser de twitter, y un par de vicios más, pero nada ilegal.

Anuncios

4 Respuestas a “Segunda Opinión: Arquitectura de Servilleta

  1. Daniel Arellano

    En primer lugar gracias por haber aceptado la invitación, Fernando.
    Yo recuerdo que la casa de mis padres en Cauquenes soportó sin problemas el terremoto (y allá fue heavy) porque no escatimamos gastos en contratar un buen arquitecto que diseñara bien la casa. A eso le sumamos maestros con experiencia, abuelo incluido, y resultó una casa firme que aguanto el movimiento, mientrás que algunas construcciones nuevas quedaron bien para el gato y hasta se van a demoler.
    Saludos

  2. quizas el terremoto es la oportunidad para hacernos valer como profesionales, seria bueno que el colegio de arquitectos tuviera una participacion mayor a la de hacer comidas y charlas dentro de como se planean las ciudades y normativas. Parte de eso tiene que ver tambien con un tema generacional muy presente en los mandos y con la excesiva cantidad de colegas.
    Pero, como bien dices, es nuestra tarea como profesionales de cambiar las cosas, con pequeños aportes como este, dignificar la profesion no solo desde el cliche del titulo sino que cultivar nuestro conocimiento cada dia para ser mejores profesionales, y tambien compartirlo a traves de este democratico medio.

    saludos.

  3. Kechú!
    Felicitaciones por el post, tienes toda la razón!!!
    muy bonito tu escribimiento jeje
    bienvenido al kiosko!!
    Saludos!

  4. Toda la razón: el carácter divino adjudicado ha alejado a los arquitectos de la gente y ésta a quedado a la deriva, sin información ni guía alguna.
    En mi pega me toca defender mi área con esas divinidades… ufff

    Saludos Cockru!

    @la_domina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s