Cerebro Joven: El negocio del buen samaritano

Oh, voy a comprar una impresora y "ayudaré" a chile, ooh.

El negocio del buen samaritano
Por Ignacio Bahamondes

Como ustedes saben, hace dos semanas hubo un gran terremoto que devastó la zona centro-sur del país, haciendo que todo el país se mueva en una gran Teletón en ayuda de los damnificados del seísmo.

La gente acudió al llamado de ayuda, depositando en el banco o entregando víveres de primera necesidad, sin llamar la atención. Al contrario, las empresas en su ánimo de apoyar a un medio país caído, empezaron a colaborar de una forma atípica avisando que sus tiendas están abiertas para que compren.

Ok, ¿y de qué sirve ir a la tienda a comprar los productos que no necesito, alimentándome de un sobreconsumo innecesario?  No lo sé, pero algunas multinacionales se han vuelto en buitres, animales carroñeros que buscan la tragedia para ganar más capital y más clientes dando “una buena imagen”, esa misma que en todas las catástrofes o eventos solidarios (léase Teletón) dan su aporte en dinero con la típica clase de frase “Como todos los años, nuestra empresa se ha unido a esta noble causa, por el bien de nuestros clientes” haciéndonos creer que es una buena empresa, que merece nuestro respeto,  pero donan cantidades ínfimas tomando en cuenta la cantidad de dinero que ellos ganan. Además sus ingresos son mayores a lo que gastan en publicdad en los medios de comunicación para invitar a la gente a sobre-endeudarse para asi aportar un poco de plata (y de paso descontar impuestos). Pero tampoco hay que generalizar, hay empresas que ayudan sin tanta publicidad, tal como Alimentos Marco-Polo, que donó 400 millones en la teletón “Chile Ayuda a Chile” sin decirle nada a nadie.

Es bueno ayudar a quien más lo necesita, pero no está bien hacer de eso un negocio a largo plazo, porque no podemos vender el drama de la vivienda destruida, la familia devastada y el niño huérfano. Seamos más consecuentes, por favor.

Anuncios

4 Respuestas a “Cerebro Joven: El negocio del buen samaritano

  1. Daniel Arellano

    Buen tema. De hecho las empresas ya salieron con sus ofertas para comprar, endeudarnos y así ayudar a los damnificados del terremoto. Mejor sería que mandaran camiones con ayuda a los lugares donde no ha llegado nada.
    Saludos

  2. Buena, muy cierto lo que planteas!
    estos ricos nunca pierden!

  3. Pamela Carrasco

    Excelente columna, Ignacio. Lo que tú planteas es lo que mucha gente obvervó con rabia, resignación y perplejidad ese día.

  4. Lamentablemente la tragedia también es una oportunidad para lucrar, es parte de la naturaleza humana
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s