Cerebro Joven: Indecisos electorales

Indecisos electorales
Por Ignacio Bahamondes

A menos de tres días de las elecciones presidenciales y parlamentarias, ya son de costumbre las discusiones entre los partidarios de cada candidato en donde, en cierta medida, escuchas frases del tipo: “Como puedes votar por él, si es muy fome. Él cree que con sacarse dos botones de la camisa se cree joven, y peor aún, hace un gesto que si lo analizas es de perdedor”, “Es un chiste, cierto? No podrías votar por él, sabiendo que él es muy joven en la política y además que habla demasiado rápido”, “Ah no, es que no podís votar por él, es el eterno candidato que cuando habla parece un cassete que se repite el lado una y otra vez, además que todo lo que habla parecen mentiras” o “No puedes votar por él, es muy extremista en sus propuestas. Además de que él está muy viejo, parece senil” Y yo, un perfecto debutante en la materia electoral siempre me preguntan ¿Cuál es tu candidato? y mi única respuesta, y la más apropiada, es “Lo siento, pero mi voto es secreto”.

El motivo principal de mi respuesta no es porque quiero dejar en confidencia mi sufragio, sino es porque no tengo un candidato, soy un indeciso electoral. Mi problema no radica en que con tanto proselitismo político uno queda mareado con quien uno vota, si no el hecho es que los cuatro candidatos, en lo personal, me decepcionaron. Polémicas, dimes y diretes entre cada uno de ellos, el uso abusivo de muletillas o el plagio en algunos jingles de campaña han derivado en esta extraña indecisión.

Yo me quise inscribir en los registros electorales para dar mi punto de vista, pero al pasar el tiempo me di cuenta que las cosas no iban bien. Pero bueno, que se le puede hacer. La política es así y uno como ciudadano tiene que ir a las urnas el 13 de diciembre dando el voto al candidato a quien lo representa.

Personalmente no votaré ni nulo ni blanco, porque a mí me importa saber quién será mi presidente, aquel que defenderá mis ideales y solucionaría los problemas del país. Uno tiene que votar por sus convicciones y no por lo que su vecino le dijo, no hay que tener miedo a lo que digan los demás, ni mucho menos sentirse obligado políticamente. Si uno tiene sus ideas bien claras, todo bien. Yo por mí parte, seguiré diciendo que mi voto es secreto.

Anuncios

3 Respuestas a “Cerebro Joven: Indecisos electorales

  1. Daniel Arellano

    En cada elección que pasa existe un porcentaje de gente indecisa, cada vez mayor. Debe ser por que no encuentran una representación entre lo que piensan y las propuestas de los candidatos.
    Y que decir del voto nulo, un voto de protesta que cada vez aumenta su porcentaje, también.
    Saludos Ignacio.

  2. Buen punto de vista, cada vez más chilenos inscritos no saben por quien votar y se ven colapsados ante tanta propaganda electoral, pero para elegir el sufragio, hay que hacerlo informado, respecto a las medidas que tomaría el determinado candidato siendo autoridad, es lo principal que debes tener presente al momento de votar.
    Saludos y ojalá sigas escribiendo así.

  3. Después de un Transantiago, una penosa Reforma Judicial garantista, un acumulo interminable de casos de corrupción pública, una delincuencia desatada sin visos de solucionarse, ser indeciso a esta altura es casi ser retardado.
    El sentido comun y la sensatez ordena una sola cosa: no más Concertación (ni ex Concertación, como MEO).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s