Ciudadana de a Pie: Elección de amistades peligrosas

Elección de amistades peligrosas
Por Verónica Palma

Es de fácil utilización en el discurso del político en campaña, la frase: “mano dura a la delincuencia”. Su sola incorporación al repertorio de frases hechas del aspirante a un cupo, ya muestra un recurso ausente de propuestas constructivas, atendiendo a efectos y no causas.

La violencia es un virus de fácil trasmisión latente en nuestra sociedad, no discrimina estrato socioeconómico ni género. Aflora a la mínima incitación, lo podemos ver en la fila de un supermercado, atochamiento de vehículos en horario pick y en los últimos días con la excusa de destruir o cuidar propaganda política callejera. Resulta sorprendente ver a esos mismos personajes públicos, defensores de la seguridad, utilizando a delincuentes y métodos poco ortodoxos para imponerse en la campaña de la destrucción de propaganda política que se vive en las calles. Llegando incluso a mostrar al mismo señor o señora, que luce su perfecta sonrisa en la fotografía de la sección política, también en la policial de los diarios.

Los bajos instintos que desata la ambición de poder, tira al tacho de la basura los acuerdos partidistas, y lleva a señores circunspectos a la más baja competencia del “mano a mano”. Los comandos políticos se arrogan un “pase libre” bajo cuerdas para destruir y arrasar, reclutando a miembros remunerados sin verificación de antecedentes policiales, lo que queda en evidencia cuando estos trabajadores informales son detenidos en actos de violencia, donde se confirma su abundante prontuario.

Lo concreto es que los ciudadanos somos espectadores de un show lamentable, alejado de ideas y posibles soluciones. A cambio vemos: deudas de partidos políticos no resueltas, resentimientos de elecciones anteriores y el reflote de las diferencias de los compañeros de su respectiva “coalición” o “concertación”.

No basta con que nuestra ciudad se contamine visualmente sino que además somos invadidos por el derroche de propaganda destruida. Romper la cara de un candidato X en un cartel tiene un costo, que responde a un mandante que genera la necesidad. El submundo de los negocios que establece esta guerra sucia, se sabe que es bien pagado, por lo que se hace urgente una eficaz regulación al obsceno gasto electoral. Estamos conscientes que somos un país que puede gastar millones y millones, en regar la ciudad de inútiles gigantografías pero esos millones se pelean peso a peso, cuando se trata de aumentar los gastos de educación, salud o incrementar el sueldo mínimo, puntos que si se atendieran como es debido, ayudarían a enfrentar la delincuencia, extrañamente útil para los políticos en los días previos a la elección del 13 de diciembre.

Imagen: Tropezon.cl

Anuncios

10 Respuestas a “Ciudadana de a Pie: Elección de amistades peligrosas

  1. Daniel Arellano

    La verdad a mi como ciudadano y elector me da rabia ver como la gente que es contratada para cuidar el material termina en verdaderas riñas, que demuestran que aún somos un país subdesarrollado, con pensamientos dirigidos más a cagar al que tenemos al lado que a la confrontación de ideas y ganar porque somos mejores.
    De verdad, una vergüenza lo que se ha visto en estos días finales de campaña.
    Saludos

  2. Barbara Ulloa

    tremendo articulo verito… tienes toda la razon

  3. Orden, respeto, tolerancia, ideas. Todo lo que faltó en esta triste campaña electoral. Verguenza, es la palabra. Como alguna vez dije; pobre país un gato que pretente ser tigre. Felicitaciones por el artículo, nos representa a muchos!!

  4. Concuerdo plenamente, a mi me molesta el enorme gasto de campana de mi sector politico pues tapiza todo el pais con nuestros candidatos y no se que beneficio electoral esto tenga.
    En relacion a la violencia; me parece lamentable pero previsible, pues somos un pais violento en muchos ambitos de la vida, tal como tu decias en el taco, en la fila del supermercado, y ademas quienes tienen cuotas de poder, quien quiera que sea, lo utiliza para obtener beneficios personales (corrupcion) o para agredir a terceros (violencia).
    Ejmplo el guardia del estacionamiento que te exige que te estaciones en cierto lugar sin mas fundamento que su voluntad o autoridad; o el profesor que califica mejor a un alumno sin criterios objetivos y basado en su autoridad y poder; o el alcalde que llena los cargos de confianza del municipio con sus familiares y amigos; o la cajera del super que hace pasar antes en la fila a sus amistades. Poder y violencia.

    @alfredodiaz

  5. Creo que el fenómeno del matonaje cartelero es una práctica que sólo evidencia materialmente al matonaje político detrás de muchas candidaturas.
    Los exhorbitantes gastos en propaganda evidencian el buen negocio que es tener un asiento en el congreso, y con ello más de alguien debiera despertar y darse cuenta que los financiamientos a esta escala son siempre favores a devolver, acaso no les suena “información privilegiada”, “abstención en votación”, o votos completamente convenientes a ciertos intereses (como vueltas de mano) (?).
    Muy buena columna, se agradece esta critalinidad opinante.

  6. A mi, lo q me causa peor impresión es lo de la propaganda en si.
    No es posible q un candidato saque más votos o pretenda sacar más votos por la cantidad de carteles q pega.
    Acá en iquique los candidatos se pasean en camiones con minas en ropa apretada o bikinis, con reggaetton a full… y ellos como si fueran proxenetas ofreciendo su mercadería las abrazan y saludan a los peatones y conductores.
    Entonces, pa mi, ese es el génesis del problema. Un país picante, donde el q más ensucia la ciudad gana las elecciones. Y el q tiene mejores ideas pero poco “monto” nadie lo conoce.
    Por ejemplo, a la izquierda (Jorge Arrate) le ha ido mejor en las encuestas por q se ha mejorado la información de su campaña a través de debates y programas televisivos q antes no existían.
    Pero para eso hay q generar un cambio cultural en los electores, donde no beneficien a los más “contaminadores” si no, a los q representen mejores sus ideas.
    Lo de la violencia entre comandos es un agregado al pésimo sistema de propaganda, q en vez de contar con manifiestos o programas concretos se privilegia una foto con la mejor cara fotochopiada del candidato.
    @payaseitor

  7. excelente como siempre

  8. nada ya es lo mismo me acuerdo cuando brigadistas nos agarrabamos a piedrazos x un lado y los milicos a balazos x el otro, desde esa perspectiva entonces siempre ha habido lumpen brigadistas, solo que ahora no usan uniforme y casco, en fin el padron electoral envejece y tenemos q seguir soportando a los papanatas de siempre

  9. Lamentablemente tienes mucha razon …!
    Que este es un pais violento es muy cierto ya que tal como lei en un comentario anterior solo con un poco de poder la gente se vuelve realmente irreconocible, alguien dijo una vez, “si de verdad quieres conocer a alguien …. dale poder….”
    Mi duda es acaso cambia la opinión de alguien ver el rostro de un candidato varias veces y en todos lados o en una gigantografia? es que alguien se decide con estos cartelitos??
    A mi juicio esto les juega en sentido contrario ya que cualquier persona inteligente evalua el costo de se mejante derroche y es indignante darce cuenta lo que son capaces de hacer con tal de lograr su objetivo, uff!

  10. Da gusto leer ideas concordantes, excelente los temas panteados por Vero.
    Que lindo sería un país, donde la ley electoral fuera realmente exigente, donde las autoridades si la hicieran cumplir y donde los candidatos no la infringieran. Cuanta propaganda puesta en lugares no autorizados, cuanto exceso de la misma, no es mas que un reflejo de la falta de ideas y de la convicción de que “una imagen vale mas que 1000 palabras”.
    La mayoría de los comandos lamentablemente tira al basurero la escencial virtud del respeto. Respeto por los ciudadanos, por la ciudad, por los peatones, los ciclistas y los automovilistas al ubicar sus palomas formadas como quien juega al “ataque”, peleándose la esquina o vereda mas transitada, generando una serie de contratiempos para quienes creemos en una cuidad limpia y despejada. Un horror desde mi punto de vista. No estoy en contra de la propaganda, es un ejercicio libre y democrático, pero pierde sentido ante el despilfarro de dinero y la violencia en que caen los brigadistas que en el fondo representan a los comandos y al candidato.
    Hace unos días le pregunte (via twitter) a la candidata de la alianza por distrito 41 por el destino del cuantioso material de campaña una vez finalizada la elección, pero no hay respuesta aún.
    La ley electoral debiera “exigir” a los comando el reciclaje del material de campaña ya que no puedo imaginar las toneladas de basura que en ente momentos vemos en las calles. Esto lo escuche en radio hace un par de semanas y me pareció urgentemente necesario.
    Personalmente, siento un rechazo automático a este tipo de candidatos, los que llenan las calles de “imágenes” y en sus discursos no encuentro ideas que se escribas ni siquiera en 100 palabras.

    Saludos.
    @godoy_cl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s