China Olímpica: Los Juegos made in China

Los Juegos made in China
Por Jorge Diaz

Nos quejamos, no sé si con razón debido al precio, de la manufactura china. Sus productos, un amplio abanico que va desde un despertador hasta un automóvil pasando por una polera de algodón, han invadido el mundo como una plaga y en todos los rincones del mundo la sensación es más o menos la misma. Chino es igual a barato pero malo, casi desechable.

A sabiendas de semejante antecedente, los organizadores de los Juegos Olímpicos se desvelaron más de la cuenta, pusieron la chequera sobre la mesa y se propusieron hacer los mejores Juegos de la historia. Y lo cumplieron.

Hasta el momento de escribir esta columna por lo menos, mañana de este miércoles 20 de agosto, no hay nada que decir de la organización salvo loas, alabanzas y un cerrado reconocimiento de pulcritud y responsabilidad.

Maravillas como el Nido o el Cubo, sumadas a otras obras públicas como el aeropuerto, las nuevas líneas de metro que conectan el parque olímpico con el centro y así, una serie de trabajos que perdudarán en el paisaje chino, son sólo una muestra –una amenaza podrá decir alguno- del poder que ostenta el gigante asiático, una de las economías más grandes del tercer milenio.

En lo deportivo se traspasa esa misma sensación. A falta de 96 medallas por entregar, China encabeza el listado con un generoso margen de 17 preseas sobre Estados Unidos, un rival que a estas alturas del partido, parece un oponente digno pero incapaz de hacerle el peso al equipo local.

Quizás el único triunfo de los Estados Unidos sea tener entre sus filas a Michael Phelps, la incuestionable figura de estos Juegos y ganador de ocho medallas de oro, lo máximo que ha podido conseguir un solo deportista en una sola competencia.

Por el lado de ellas, la rusa Yelena Isinbaeva se roba la película con su impresionante seguidilla de récords (lleva 24) y su impresionante salto de 5.05 metros con la medalla de oro ya en el bolsillo, es decir, una marca sólo por el gusto de romper la anterior.

Figuras circunstanciales hay por montón. Desde la atleta de Bahrein que corrió cubierta como manda la usansa musulmán hasta aquellas delegaciones tan exiguas como dignas, pasando por el húngaro Janos Baranyai, aquel levantador de pesas que se dislocó el codo en plena competencia.

De nuestro lado, y a falta de un par de participaciones, tenemos de dulce y de agraz. Ok, más de agraz que de dulce, pero el sabor de aquella medalla de plata lograda por González es más fuerte que el infantilismo de Almonacid o que la inexplicable ausencia de un doctor para atender a Köbrich esta madrugada.

De no mediar sorpresas, el saldo será tan lapidario como exclusivo. Una sola medalla que, para acrecentar su valor, viene a continuar una seguidilla nacida en Sidney 2000 con la selección de fútbol. ¿Coincidencias? No lo creo. Sólo el fútbol y el tenis, dos de los deportes más populares del país, son los únicos capaces de conseguir una medalla olímpica. ¿Tarea para la casa? El Plan ADO ya la está haciendo, pero falta para terminar. Ahí está, por mientras, el título mundial juvenil de la Ducó, la promisoria tritatleta Bárbara Riveros, el remero Óscar Vásquez y hasta la misma Köbrich o Barroilhet, atletas que se dieron cuenta de las limitaciones que imponen nuestras fronteras y que decidieron saltarlas para impregnarse de nuevos bríos lejos de la patria, donde la preocupación por aquellos deportes es eso justamente eso: preocupación.

Aún no se lanza ni un solo fuego artificial sobre el cielo londinense, pero eso no quiere decir que aquellos Juegos no hayan empezado. Por lo menos para países como el nuestro la cuenta regresiva partió hace rato y si queremos dejar de mirar a otras figuras en el podio para instalar a los nuestros, es el momento de actuar. La receta no es tan complicada, sólo hay que trabajar, trabajar y trabajar.

Foto: Ernesto Zelada, Gentileza ADO Chile

Anuncios

3 Respuestas a “China Olímpica: Los Juegos made in China

  1. Creo que en el recuento final estos juegos serán recordados por el predominio chino, las grandes actuaciones de Phelps, Usain Bolt e Isinbaeva, y la gran organización mostrada, que dejará alta la vara para Londres 2012.
    Es de esperar que para los próximos juegos, el Plan ADO esté dando resultados y exista una política de Estado más fuerte en cuanto a la promoción del deporte en la sociedad chilena, así como en el tema financiero para los deportistas.
    Saludos, Jorge.

  2. Tambien opino como lo que señala Daniel, pero se han preguntado lo que cuesta ser medalla de oro en China, ufff, creo que nuestros deportitas van de paseo.
    saludos

  3. Hasta el momento han estado impecables, eso si tb agregaría a los increibles velocistas jamaiquinos, Bolt simplemente notable.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s