El Mundo según Icy: Militancia y Probidad

Militancia y Probidad
Por Icy

Cierto que el tema puede sonar un poco añejo pero me ha dado por pensar cuánto de nosotros mismos se traspasa – a veces peligrosamente – a las actividades que desempeñamos, especialmente si son en el ámbito público. Cuántas de nuestras creencias políticas, religiosas, trancas, defectos y virtudes. Con tanto juicio y enjuiciamiento político – que claramente no es lo mismo – sólo ha quedado en evidencia lo poco emocionalmente inteligentes que somos, tanto hombres como mujeres. Es alarmante, sobre todo si pensamos que el futuro de todos nosotros descansa sobre los aciertos (pocos) y los desaciertos (muchos) de los líderes que nos conducen.

Un amigo mio, muy sabio él, dice que el sentido común es el menos común de los sentidos. Y cuánta razón tiene!!! Si el país fuese una empresa privada y nuestros encantadores y tan singulares senadores, diputados, ministros y demases fueran los ejecutivos de ésta, mucho me temo que estarían todos despedidos por inoperantes y poco eficientes. Me pregunto qué pasaría si a todos ellos se les sometiera a una evaluación de desempeño, basada en logros de metas y orientada a los resultados. Muchos de ellos sonarían como campana en una boda!!! Si algunos de ellos piensan que argumentos del tipo “Soy discriminada(o) porque soy de clase media y porque estudié en un liceo con número” las/los van a salvar de sus responsabilidades contractuales, estamos errando severamente el camino. Aquí lo que debería importar es cuan eficiente y capaz eres para desempeñar el cargo que ocupas y punto. Si una mujer, por ejemplo, se mete a pelear de igual a igual en las turbulentas arenas políticas, sencillamente NO PUEDE esperar que la traten diferente por el SOLO hecho de ser mujer. En el plano político, lo único que debería importar es cuán eficiente eres para manejar la gente que tienes a tu cargo, qué resultados estás teniendo en el mediano y corto plazo y cuánto aporte significa tu gestion para obtener el resultado total del grupo a cargo. Y en este juicio, estoy tratando de ser lo más imparcial posible. No hay tintes políticos de ningún color acá, sólo genuina preocupación por el futuro de mi pais, que mal que mal será en el que le toque vivir a mis hijos y a un montón de otros jovenes de valor que no tienen por qué ver hipotecado su futuro por la ineficiencia de una gestión que puede ser absolutamente perfectible.

Yo me pregunto que nos pasa a los chilenos de a pie que no tomamos cartas en el asunto y no exigimos más seriedad en el manejo de los asuntos de gobierno. Al contrario, tomamos el cómodo palco de la indiferencia y pensamos que eso no es asunto nuestro o que da lo mismo votar o no, total todo permanecerá igual… y evidentemente permanecerá igual si no hacemos algo al respecto!!!. Es importante re-encantar a los jovenes con la política, pero no lo lograremos si no profesionalizamos la gestión política, teniendo representantes capaces y emocionalmente inteligentes a cargo de los distintos planos de gobierno y que demuestren sus capacidades abiertamente. Si continua siendo de otro modo, estamos condenados a crecer sólo hasta la medida de las (limitadas) capacidades de los responsables de turno en el poder.

Y así como los padres, en la infancia y la juventud, pueden hacer crecer a sus hijos sólo hasta el límite de su ignorancia o conocimiento, así Chile crecerá sólo hasta las capacidades de la gente que le toque gobernar… y esto es serio. En un mundo en crisis es recontra crítico saber contar con los mejores PROFESIONALES en los puestos claves. Ya no podemos tolerar más el cuoteo político, ni el compadrazgo, ni la corrupción. Es demasiado arriesgado!!! No sigamos hipotecando el futuro de Chile, por favoooorrrr!!! Hace falta con urgencia que entre aire fresco a las oficinas de gobierno. Capacitemos y entrenemos a los jovenes que tienen aptitudes de liderazgo para que se “enamoren de dar” un buen servicio público, para que se comprometan con causas justas, para que se involucren con los temas país y crean de verdad que ellos SI PUEDEN HACER ALGO para mejorar a Chile. Pidamos la ayuda de expertos, mejoremos la gestión política, hagamos coaching a los políticos de la vieja guardia para que modernicen su gestión y terminemos de una vez con la inamovilidad política. Si un sujeto no sirve en el cargo, hay que cambiarlo y punto!! Y atrevámonos a llamar a concurso público a los cargos más importantes y mejoremos la oferta para que sólo los más capaces deseen participar en el proceso. Por qué no? Este definitivamente sería OTRO CHILE si nos atrevieramos a hacer las cosas de un modo distinto y creativo, con más profesionalismo y menos compadrazgo. Ya es hora que nos tomemos la democracia en serio y paremos de jugar a hacer política para nuestro propio bien como nación. No sigamos jugando con la buena suerte que tiene y ha tenido este país.

Al final del día, esto es como los amantes, existen buenos y malos ejecutores, y yo creo que nadie está dispuesto a soportar otros 20 años de mal sexo, no? Comprometámonos de una vez como ciudadanos a hacernos cargo del gobierno que tenemos y del que quisieramos tener. He dicho!

Foto: Revista Realidad

Anuncios

7 Respuestas a “El Mundo según Icy: Militancia y Probidad

  1. Soy una persona que piensa que al Estado Chileno y a la política chilena le falta ese pensamiento de gestión y de poner a los más indicados en los puestos. Muchas veces me pregunto porqué en algunos ministerios se nombra a cualquier pelotudo que no tiene ni experiencia en el área, solo por que hay que mantener los equilibrios políticos en un gabinete, subsecretarias, etc.
    Ojalá que la sociedad chilena comience a despertar de este letargo y nos pongamos las pilas para no terminar eligiendo a los mismos pelotas de siempre.
    Saludos Icy

  2. Yo ya había expuesto lo mismo en mi patio en el post de tecnocracia apolítica, así que no puedo estar más de acuerdo con tu visión del asunto.

    Saludos sangrientos

    Blood

  3. ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO

    Tengo la absoluta convicción que interpretas el sentir de la inmensa mayoría de los chilenos.

    A mi juicio el gran problema radica en la naturaleza sometida que tienen nuestros compatriotas, mezclado con la comodidad y el conformismo.

    Basta con observar el comportamiento que tiene la gente que está en la fila de un cine y ver la tibia y nula reacción que tienen cuando llega un “colado” y se ubica al comienzo de dicha fila.

    Un ejemplo doméstico que refleja la naturaleza del chileno.

    Definitivamente faltan líderes con fuerza y voluntad para sacudir las almas adormecidas.

    Un abrazo,

    Alejandro

  4. El problema es que topamos en la costra de la herida, pues…

    Desde abajo viene sangre nueva, que quiere brotar y limpiar la mugre de seudo-políticos que tenemos, pero arriba hay un tope infranqueable…
    Al final son los mismos vejetes (y no sólo de edad, sino de ideas) los que rigen partidos y movimientos… y cualquier idea nueva, o por último cualquier persona nueva, aunque sea con ideas repetidas, no pasa más allá del “comité”.
    Y por qué, porque la carrera política funciona igual que la carrera pública: asciendes por años de servicio/pertenencia/fidelidadperruna al partido y no por capacidad…
    Y además está esa (maldita) idea de que los militantes tienen que comprometerse a votar según la línea del partido!!

    Y si son los partidos los que nos obligan a votar por quienes ellos ya han pre-seleccionado, entonces, cómo miércale vamos a elegir gente nueva?
    Los independientes tienen casi nula posibilidad de fortalecerse, porque tienen voz audible localmente… de dónde podrían sacar plata para igualar, o acercarse someramente siquiera, a las grandes campañas de la empresa política chilena?

    Tamos sonaos… 😦

  5. Jaime Ceresa® - Cambia tu link a http://revistalapagina.com

    El problema con Chile es que la política se confunde y mezcla con la pasión.

    Acá no existen los de educación cívica como en Europa donde independiente de si un político es del partido que uno guiña o no, el huevón si es ineficiente se va (ver países como Inglaterra y Francia, para que hablar de Escandinavia).

    Acá sigue mezclada la política con nuestro reciente pasado histórico, donde se ve todo como una patética película de Indios y Vaqueros.

    Raya para la suma, actuamos más como primates que como ciudadanos de tomo y lomo.

    Cuídate.-

  6. Uyyyyy!! ,amiga, que quiere que le diga, toy de acuerdo con su punto de vista, pero siento (y no lo puedo evitar, que este país está lleno de mediocres y más encima a la cabeza del país dejándonos la cagá) que la cosa sube y no baja muy rápido, entonces tamos mal y no sabemos pa donde va la micro…

    Se me cuida, Besitos

  7. Concuerdo en parte, pero creo que en el sector privado también hay corrupción, también hay inoperantes, apitutados y demases. Creo que lo que vemos en la política es un espejo de lo que somos. Por que un político, sea del partido que sea, ante todo es persona con aciertos y desaciertos.
    No sacamos mucho con exigir tanto si mal que mal, somos nosotros los que les delegamos el poder con nuestro voto, entonces es culpa nuestra.
    Saludos..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s