Desde las canchas: Chilenos sedentarios

Chilenos sedentarios
Por Daniel Arellano

En nuestro país vivimos, actualmente, en un mundo sedentario. La gente, por diversos motivos no realiza actividad física. Entre estos motivos tenemos las largas jornadas laborales que no dejan tiempo para ir al gimnasio, practicar algún deporte, o simplemente una larga caminata. Pero también existe mucha gente que dice no gustarle el deporte, que lo encuentra una lata, y que su mayor acercamiento es ver un partido de futbol en la TV rodeado de una buena cantidad de picadillos o una buena cerveza. Algunas personas recién hacen algo de actividad física el sábado o domingo en la pichanga del barrio o salen a trotar el domingo en la mañana (lo cual no es muy recomendable si eres sedentario el resto de la semana). Agreguemos además la nula capacidad de las autoridades por generar políticas deportivas que impulsen el desarrollo del deporte y la actividad física en Chile (en general y no sólo el futbol) y la poca infraestructura existente en el país, y tenemos un panorama para nada alentador. No por nada las enfermedades cardiovasculares se llevan a una buena cantidad de chilenos cada año, y la obesidad, sobre todo en los niños, se encuentra en niveles alarmantes.

Si hicieramos una encuesta, no solo entre los bloggers, sino que en la población en general (como ya se ha hecho en algunos estudios), veremos que practicamente 3/4 de la población chilena son definidos como sedentarios.

Es hora de que muchas personas se empiezan a preguntar, bueno y que gano yo haciendo actividad física regular?. Una lista de los efectos positivos de la actividad física en general son los siguientes:

Disminuye el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en general y en especial de mortalidad por cardiopatía isquémica en grado similar al de otros factores de riesgo como el tabaquismo.

Previene y/o retrasa el desarrollo de hipertensión arterial, y disminuye los valores de tensión arterial en hipertensos.

Mejora el perfil de los lípidos en sangre (reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL).

Mejora la regulación de la glucemia y disminuye el riesgo de padecer diabetes no insulino dependiente.

Mejora la digestión y la regularidad del ritmo intestinal.

Disminuye el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de colon, uno de los más frecuentes y sobre el que al parecer existe mayor evidencia.

Incrementa la utilización de la grasa corporal y mejora el control del peso.

Ayuda a mantener y mejorar la fuerza y la resistencia muscular, incrementando la capacidad funcional para realizar otras actividades físicas de la vida diaria.

Ayuda a mantener la estructura y función de las articulaciones. La actividad física de intensidad moderada, como la recomendada con el fin de obtener beneficios para la salud, no produce daño articular y por el contrario puede ser beneficiosa para la artrosis.

La actividad física y de forma especial aquella en la que se soporta peso, es esencial para el desarrollo normal del hueso durante la infancia y para alcanzar y mantener el pico de masa ósea en adultos jóvenes.

Ayuda a conciliar y mejorar la calidad del sueño.

Mejora la imagen personal y permite compartir una actividad con la familia y amigos.

Ayuda a liberar tensiones y mejora el manejo del estrés.

Ayuda a combatir y mejorar los síntomas de la ansiedad y la depresión, y aumenta el entusiasmo y el optimismo.

Ayuda a establecer unos hábitos de vida cardiosaludables en los niños y combatir los factores (obesidad, hipertensión, hipercolesterolemia, etc.) que favorecen el desarrollo de enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

En adultos de edad avanzada, disminuye el riesgo de caídas, ayuda a retrasar o prevenir las enfermedades crónicas y aquellas asociadas con el envejecimiento. De esta forma mejora su calidad de vida y aumenta su capacidad para vivir de forma independiente.

Ayuda a controlar y mejorar la sintomatología y el pronóstico en numerosas enfermedades crónicas (Cardiopatía isquémica, Hipertensión arterial, Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, Obesidad, Diabetes, Osteoporosis, etc.)

Disminuye la mortalidad tanto en adultos jóvenes como en los de mayor edad, siendo incluso menor en aquellos que tan sólo mantienen un nivel de actividad física moderado que en los menos activos o sedentarios.

Por último, todos estos beneficios tendrán una repercusión final en la reducción del gasto sanitario. Este es un argumento de peso para que tanto las administraciones públicas como privadas apoyen la promoción de la actividad física en todos los estamentos de nuestra sociedad.

Y si debemos sumar algo más, se ha visto en diversos estudios que las personas delgadas y sedentarias tienen la misma posibilidad de sufrir un infarto al miocardio que las personas obesas y sedentarias.

Socialmente, el ejercicio físico regular nos permite desde el punto de vista psicológico afrontar la vida con mayor optimismo y mejor disposición, a la vez que socialmente es un medio de integración en distintos grupos humanos

Es de esperar que todo esto comience a cambiar la percepción que muchas personas tienen de la actividad física y comiencen a ejercitarse, lo cual también llevará, más adelante, a un cambio en la importancia que tiene para la sociedad chilena la actividad física.

Anuncios

6 Respuestas a “Desde las canchas: Chilenos sedentarios

  1. Uf… es que yo soy taaaan floja. Lo único que me agrada mucho hacer es caminar… sola o bien acompañada es algo que disfruto mucho.

    Cuando tenía educación física en el colegio, siempre tenía una buena excusa para zafarme de esa clase, por suerte el promedio general me ayudaba, jejeje.

    Saludos!.

  2. Chucha..y yo con los años me he puesto flojo de raja..pero sabes..como que toda la volada del cuerpo sano ya no me mata…cuanto weon muere siendo sano y todo..no la tenemos comprada..es un poco irresponsable mi postura, pero bueno.-

    Cuídate.-

  3. Yo dejé de decir cuanto y como me muevo en el mismo momento en que leí – no recuerdo donde – que un síntoma característico del que se esta poniendo viejo es enumerar a viva voz sus diferentes actividades físicas. 😉

    Hace poco vi un programa en la televisión donde expertos aseguraban que bailar tango es una de las mejores alternativas para llegar al otoño de la vida con ímpetus primaverales…

  4. Mi drama es que hago deporte cuatro días a la semana (ejercicios en la casa y el sábado salgo a nadar en bici), pero no se me nota. Pero si fuera sedentario pesaría 20 kilos más, por lo que se debe valorar esa hora destinada día por medio a mover un poco el cuerpo.
    Creo que el colegio es un buen formador de deportistas. En mis años hacíamos cuatro horas semanales (dos días) de educación física y, al menos, una extra programática que implicaba dos días más por el entrenamiento y el partido de fin de semana representando al colegio. De esa manera tuve la libertad de probar con el atletismo, el fútbol y el básquetbol, donde fui seleccionado por 10 años. Imagínate que hoy se pelea por volver recién a las cuatro horas semanales de gimnasia, que debería ser lo mínimo. Para eso hay que ponerse con infraestructura.

  5. Capitan Futuro

    Haz planteado un buen Daniel. Es verdad, es muy poca la gente que hace ejercicio. Lo máximo que he visto este ultimo tiempo es a personas que por el Transantiago van en bicicleta al trabajo y eso es positivo. En lo personal, soy escaso para hacer deporte, y el ping pong ya no lo practico hace mucho tiempo. Aunque lo que trato de hacer mucho es caminar, camino y camino lo mas que se pueda por que me gusta caminar. Incluso, no me molesta que el micrero me deje a 6 cuadras de mi casa, yo igual camino. Se que es una manera básica de matar mi flojera, pero creo que en verdad camino caleta durante el día.

    Saludos, suerte y buen post.

  6. Luis Alejandro Bello Langer

    Puede parecer irónico o no, pero el Transantiago al menos ha permitido que un número no despreciable de santiaguinos camine más.

    Ahora, claro, el hacer actividad física no debe de ir en solitario…no se saca nada con elongar y hacer ejercicio si después te comes una parrillada; por algo hay campañas que van en la misma dirección, como la de “5 al día” en cuanto al consumo de frutas y verduras.

    En lo personal estoy estable con tres kilos más sobre mi peso normal…igual trato de bajar esos kilos corriendo un poco más en el trabajo, jaja.

    Sobre si en el colegio se forman buenos deportistas…eso es relativo, porque existe la presión de las notas en vez de una real conciencia deportiva. ¿En qué diablos ayuda hacer la posición invertida?

    Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s